Morgan Plus Four 2020: sí, sí, al 97 % es completamente nuevo

Morgan Plus Four 2020: sí, sí, al 97 % es completamente nuevo

La perfección de un clásico roadster modernizado


Tiempo de lectura: 4 min.

Se dice que es el “avance más revolucionario en la historia del modelo”. El Morgan Plus Four 2020 puede parecer similar, con esa carrocería elegante y familiar como lo ha hecho durante las últimas siete décadas, pero el 97 % de los componentes son completamente nuevos, de verdad de la buena. Entre ellos se incluye el nombre, que prescinde de la antigua nomenclatura numérica.

Morgan Motor Company es uno de los fabricantes de automóviles más antiguos que existen, establecido en 1910. Y aunque es una oda a lo retro, el fabricante inglés también está metiéndose en el presente con nuevos modelos como el Plus Six, que funciona con el mismo motor turboalimentado de seis cilindros en línea que equipan tanto el BMW Z4 como el Toyota Supra. Y al igual que estos, el Plus Six tan solo se ofrece con una transmisión automática.

Pero si deseas una experiencia más pura a cambio de perder un poco en cifras prestacionales, el nuevo Plus Four también ofrece la opción de una caja de cambios manual. Gracias a un corazón BMW TwinPower Turbo de cuatro cilindros y 2 litros, también es más rápido. De hecho, con 255 CV y 350 Nm (400 Nm en la vertiente automática), es un 65 % más enérgico que su predecesor, cuyo motor Ford Duratec de 2 litros se conformaba con 154 CV y 201 Nm.

Morgan Plus Four 2020 (14)

Para proteger la transmisión manual, el Morgan Plus Four 2020 tiene 50 Nm menos de par motor. Extrañamente, también pesa 4 kilos más que la vertiente sin pedal de embrague

Consecuentemente, el rendimiento prestacional también se ha mejorado sustancialmente. Con la transmisión manual, consigue hacer el 0 a 100 km/h en 5,2 segundos (4,8 automático) y marcar una velocidad máxima de 240 km/h. Para una carrocería cuyas formas datan de los años 50, son números muy meritorios. El Plus 4 conseguía replicar los mismos registros con 7,5 segundos y 189 km/h, respectivamente. Sobre la báscula marca 1.013 kilos (1.009 automático).

Y es que bajo el Morgan Plus Four 2020 encontramos la nueva plataforma de aluminio de la marca (CX), “exponencialmente más rígida” y que reemplaza al chasis de acero del modelo saliente, despedido con el 70th Anniversary Edition. Con 97 kg de masa también es ligero, y sirve de hecho para asentar la base del Plus Six que debutó el año pasado. Y si te preguntabas qué significa “CX”, eso es “110” en números romanos, justo los que lleva Morgan haciendo coches.

Morgan Plus Four 2020 (11)

Como se trata de un Morgan, el nuevo chasis de aluminio aún mantiene presente láminas de fresno cortadas a mano, junto con paneles metálicos y un interior de cuero cosido in situ

Montado a dichos fundamentos hay una nueva suspensión de doble horquilla con soportes completamente actualizados, frenos mejorados e incluso un par de toques contemporáneos, como un sistema ABS, dirección asistida, cierre centralizado, luces LED delanteras y traseras o un equipo de música con conectividad Bluetooth. Incluso se ha pensado en hacerlo más habitable, con más espacio en el habitáculo, huecos adicionales y una entrada más fácil.

El Morgan Plus Four 2020 es 78 milímetros más estrecho que el Plus Six (104 mm más estrecho en el cuerpo central) y presenta aletas perfiladas específicamente para este modelo, lo que le da una imagen similar a su reemplazo. También es la primera vez que la firma de Reino Unido ofrece un juego de llantas de alambre ligeras de 15 pulgadas. Según la marca, requirieron mucho trabajo para que encajaran con los nuevos montantes de suspensión y sistema de frenado.

Morgan Plus Four 2020 (6)

Si bien los tradicionalistas pueden criticar el turbocompresor y las asistencias de conducción, todavía hay suficiente artesanía por parte de Morgan. De acuerdo con el comunicado de prensa, en total, hay un trillón de combinaciones de opciones disponibles, lo que permite cumplir los deseos individuales de cada cliente. Con un precio de 62.995 libras (unos 72.550 euros), no es precisamente barato. Más bien es un capricho, pero un capricho que pagaría si pudiese.

Para mí, personalmente, este es el Morgan más atractivo actualmente a la venta (ya tengo una idea de mi ejemplar perfecto y me encanta). No solo está disponible con una caja de cambios manual, sino que también es más ligero que la versión de seis cilindros y te permite disfrutar de un placentero viaje de paseo, como de unas prestaciones que dejarían atónitos a más de uno. Entonces, por ese dinero, tienes la esencia pura de un Morgan, y eso merece cada céntimo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Mario Jiménez

Estudiante de Periodismo, en la Universidad Rey Juan Carlos, en Vicálvaro. Amante del deporte, en especial del fútbol y baloncesto. Ahora, aprendiendo del mundo del motor con ilusión y ambición.