Menu

El Mercedes-Benz Concept GLB se muestra en Shangái

La Clase B se transforma en un SUV 5+2 más económico que el GLC

El Mercedes-Benz Concept GLB se muestra en Shangái

Mercedes-Benz se ha propuesto rellenar todo nicho de mercado donde se pueda vender un coche. En el Salón de Shangái se presenta este prototipo, Concept GLB, que servirá para calibrar el posible interés de una versión SUV de la Clase B, el monovolumen compacto de la marca de la estrella. No se trata de una simple elevación de suspensión, la batalla es 10 cm más larga.

Mide 4.634 mm de largo, 1.890 mm de ancho y 1.900 mm de alto, con una batalla de 2.829 mm. Un Clase B es más corto, 4.419 mm, más estrecho, 1.796 mm, y obviamente más bajo, 1.562 mm. De todas formas, el prototipo ha sido disfrazado como un todoterreno, tanto por las ruedas de tacos en llantas de 17″ como por el portabultos del techo con baúl, baca y faros adicionales tanto por delante como por detrás. Los faros son LED, denominados MULTIBEAM LED.

¿Hay margen en la gama SUV para un modelo entre el GLA y el GLC? Mercedes-Benz cree que sí. Una de cada cuatro ventas de la marca corresponde a modelos compactos (Clases A, B, CLA y GLA) y en 2018 se vendieron 820.000 SUV. En total, se han puesto en las calles por todo el mundo más de seis millones de unidades, del GLA al GLS, la Clase G va por su lado.

El prototipo va bien motorizado, pero no es híbrido ni eléctrico. Quizás pensando más en el mercado chino, lleva un motor de gasolina de 2 litros y 224 CV (M260), con un par máximo de 350 Nm. Está turboalimentado, tiene inyección directa, calado de válvulas variable (CAMTRONIC) y tratamientos para reducir al mínimo la fricción interna, como la cámara de combustión de forma cónica.

Mercedes-Benz no dice nada sobre sus prestaciones

Este motor va asociado a un cambio automático de ocho velocidades y doble embrague, 8G-DCT, y a un sistema de tracción total 4MATIC. Es un eje trasero acoplable mediante un sistema de embragues de discos. En la configuración normal el 80 % del par va al eje delantero, en motor Sport el 70 %, y en modo 4×4 reparte a partes iguales. El conductor elige con el mando DYNAMIC SELECT.

La principal ventaja del GLB sobre la Clase B es que hay espacio para una tercera fila de asientos, donde gente de «estatura mediana» puede tener un «confort razonable», según el fabricante. La segunda fila de asientos se puede correr longitudinalmente 50 mm o colocar los respaldos en ocho posiciones, dependiendo de las necesidades de espacio. No tenemos el dato de cuánto cambia la capacidad del maletero, pero debería reducirse al tener los asientos de tercera fila plegables.

Para acceder a la tercera fila, el sistema EASY-ENTRY permite el abatido del asiento exterior y su desplazamiento par abrir espacio. En total se pueden colocar cuatro sillitas infantiles en la parte posterior. Si se demanda todo el espacio de carga, ambas filas traseras se pueden abatir para generar un espacio diáfano. La segunda fila está dividida en proporciones 60/40.

Como es un prototipo, no se ha escatimado en materiales para el interior. Combina revestimientos en cuerpo napa, otros en cuero de nobuk, costuras en color naranja, tapizado centrado, madera de nogal de poros abiertos, aluminio fresado, etc. Las formas son similares a la Clase B, con pantallas presidiendo el tablero y sistema Mercedes-Benz User Experience (MBUX).

No está confirmado que vaya a anticipar un modelo de producción en serie, pero no parece sustancialmente distinto a la Clase B, probablemente se pueda producir en el mismo lugar. Los precios obviamente estarían, de salir al mercado, por encima de GLA, y por debajo de GLC. Sería el primer turismo Mercedes-Benz compacto con siete plazas (5+2).

Ni BMW ni Audi disponen de modelos para responder al hipotético GLB. A nada que tengan éxito, estos dos competidores tendrán modelos a medio plazo que puedan rivalizar con el recién llegado. De momento es pura especulación y habrá que ver qué acogida tiene el prototipo. No creo que sea precisamente mala…

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.