Menu

Mercedes-Benz Vision EQS, un anticipo al próximo referente de la compañía

No solo es diseño, también es tecnología eléctrica de primer nivel

Mercedes-Benz Vision EQS, un anticipo al próximo referente de la compañía

Mercedes-Benz acaba de mostrar en su stand del Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort su respuesta a los desafíos del futuro. Aún en forma de prototipo, el Mercedes-Benz Vision EQS anticipa el próximo modelo que se sumará a la familia eléctrica de la casa de Stuttgart. Y que no te engañen su futuristas formas, mucho de lo que se puede ver aquí lo veremos en las calles en 2021.

Como habrás podido imaginar, el Mercedes-Benz Vision EQS es 100 % eléctrico. Cuenta con una batería de 100 kWh alojada en suelo capaz de alimentar a una pareja de motores eléctricos -uno en cada eje-, por lo que es de tracción total. Sobre el papel, con 475 CV y 700 Nm, es capaz de acelerar hasta los 100 km/h desde parado en 4,5 segundos y superar los 200 km/h de velocidad máxima.

Los propulsores eléctricos pueden enviar su energía a cada rueda de forma individual a través de una configuración electrónica de vectorización de par

Mercedes-Benz ha optado por dotar al prototipo de un exterior esculpido y fluido, pero también musculoso. De acuerdo con la compañía, su estructura continua de “cinturón de luz” hace que el diseño al conjunto resulte “perfecto”. De hecho, la propia marca lo describe como un vehículo “sensualmente elegante y dramáticamente cargado”. Lo cierto es que los gustos son muy subjetivos, pero el resultado final no desmerece.

Mercedes Vision EQS (7)

Gracias a la nueva plataforma eléctrica, el Mercedes-Benz Vision EQS tiene unas proporciones un tanto diferentes a las de una berlina tradicional. Con las ruedas situadas en los extremos de la carrocería, se puede maximizar el espacio en el habitáculo. El pilar A se adelanta, resultando en un capó relativamente corto, y la parte trasera es bastante baja incluso para los estándares actuales. La línea del techo opta por una forma similar a la empleada por el CLS.

Parte de ese dinamismo visual también se debe a la configuración cromática bitono y la tira lumínica que cruza el coche a la altura de los hombros. En lugar de una rejilla tradicional, el Mercedes-Benz Vision EQS recibe una fascia negra completamente lisa, con el emblema retroliluminado flanqueado por 188 diodos LED capaces de crear un efecto tridimensional, mientras que zaga llama la atención por las 229 estrellas individuales, también iluminadas.

El interior, que pudimos ver hace unos días, se ha inspirado en el mundo náutico, concretamente en el de los yates de lujo. Las fluidas formas del salpicadero y de la consola central reflejan en parte lo que veremos en el próximo Mercedes-Benz Clase S (W223). La limpieza visual tan solo queda rota por la incursión del sistema MBUX de la casa, que funciona en combinación con las múltiples pantallas repartidas a lo largo del habitáculo.

Mercedes Vision EQS (16)

Además de diseño, el Mercedes-Benz Vision EQS también hace gala de una serie de componentes reciclables que se llegarán a los futuros modelos de la marca. Estos incluyen materiales compuestos hechos de botellas de PET (tereftalato de polietileno) recicladas y desechos plásticos del océano, así como un material de piel sintética que se asemeja mucho a las propiedades del cuero animal.

El prototipo, y el modelo de producción que generará, se monta en una nueva plataforma de Mercedes-Benz, con el nombre en código MEA2; la MEA1 se encuentra en el SUV eléctrico EQC 2020, que a su vez deriva de la plataforma MHA empleada en los modelos GLC y GLE. El beneficio de una base diseñada desde cero para acoger una mecánica eléctrica la encontramos en los bajos requisitos de empaque de la misma.

Al contrario que los modelos de combustión interna, no se necesita un espacio “tan grande” destinado al bloque y la caja de cambios, lo que repercute en una mayor libertad a la hora de diseñar el coche. Con la batería alojada dentro del suelo, la marca dice que tiene un centro de gravedad excepcionalmente bajo, así como una suspensión neumática avanzada que controla activamente los vaivenes de la carrocería.

El modelo de producción derivado del Mercedes-Benz Vision EQS apuntará a versiones de gama alta del Tesla Model S y, en menor medida, al Porsche Taycan, algo más pequeño y deportivo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.