Los problemas llueven del cielo para Aston Martin

Los problemas llueven del cielo para Aston Martin

Cuando no son problemas económicos, son juicios provocados por problemas económicos


Tiempo de lectura: 2 min.

La historia de Aston Martin es una historia de sufrimiento continuo, o casi. Desde 1913, la marca se ha declarado siete veces en quiebra, aunque ha sobrevivido a todas hasta el momento. No se puede negar que no lo intentan una y otra vez, incluso tienen éxito y las cosas acaban saliendo como se prentende, o muy cerca de lo que se esperaba. Ahí está, por ejemplo, el proyecto Valkyrie, uno de los más ambiciosos en lo que se ha embarcado la marca y que, como cabria esperar, ha supuesto un esfuerzo demasiado grande. Tanto, que a punto estuvo de volver a declarar la quiebra intentando sacar el coche adelante.

Al parecer, según Financial Times, los responsables de la empresa británica estaban desesperados en 2016 por la falta de inversión, un problema que volvía a sobrevolar la empresa, poniendo en riesgo el proyecto Valkyrie y la propia supervivencia de Aston Martin. Con la idea de sobrevivir a toda costa, al tiempo que se completaba el Valkyrie, la empresa recurrió a una pareja suiza, Andras Baenziger y Florian Kamelger, que vendió los coches de la marca, a través de su concesionario, llamado Nebula Project. La idea era conseguir financiación a cambio de regalías, es decir, de un porcentaje de las ventas que lograran. Sin embargo, los propietarios de Nebula Project quieren llevar a Aston Martin ante los jueces, porque la marca no ha cumplido con el acuerdo y no ha abonado los porcentajes correspondientes a las mencionadas regalías.

aston martin valhalla

Financial Times afirma que esta pareja tenía contactos con algunos de los clientes más ricos de Aston Martin, gracias a su concesionario, uno de los que más éxito tienen en la zona. Aston Martin contactó con ellos con la excusa de lograr fondos para el desarrollo del Valkyrie y del Valhalla, así como un tercer automóvil más, ofreciendo a cambio el 3% del equivalente a 150 millones de libras esterlinas. Eso son unos 172.200.000 euros. Aston Martin, por su parte, asegura que se trata de una respuesta a la demanda que el propio fabricante interpuso contra Nebula Project en 2021. Al parecer, la compañía británica reclamaba 15 millones de libras (unos 18 millones de euros actualmente), que se había retenido y que procedía de depósitos realizados por los clientes.

Como se suele decir, las cosas de palacio van despacio y todavía falta mucho tiempo para saber como acaba esto. Hay muchas especulaciones al respecto. Hay quien dice que Aston Martin está siendo presionada para obtener más dinero, pero también quien afirma que esos depósitos fueron retenidos porque Aston Martin no cumplió con los pagos de las regalías. Lo que sí está claro, es que Aston Martin sale de un agujero para meterse en otro…

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.