Los Audi RS 6 Avant performance y Audi RS 7 Sportback performance ya están aquí

Los Audi RS 6 Avant performance y Audi RS 7 Sportback performance ya están aquí

Incrementan la potencia y las prestaciones de las versiones convencionales de estos dos deportivos con piel de automóvil para la familia


Tiempo de lectura: 5 min.

La marca de los cuatro aros ha presentado recientemente sendas versiones especiales y más capaces para estos dos superdeportivos con espacio para cinco adultos. Se trata de los Audi RS 6 Avant performance y Audi RS 7 Sportback performance, que suman 30 CV de potencia y 50 Nm de par a las ya de por sí elevadas cifras que presentan estos modelos en sus versiones convencionales.

A lo largo de estos veinte años de historia del Audi RS 6, la marca con sede Ingolstadt ha mantenido la costumbre de presentar una versión potenciada del Audi RS 6 durante su vida comercial. Ya sucedió con las dos primeras generaciones —C5 y C6—, en cuyo caso estaban asociadas al apellido “plus”. Fue a partir de la generación anterior a la actual, denominada C7, cuando este tipo de ediciones especiales tomaron la nomenclatura Performance, que se mantienen en esta iteración.

Estos nuevos Audi RS 6 Avant performance y Audi RS 7 Sportback performance alcanzan 630 CV —463 kW— de potencia máxima y 850 Nm de par, extraídos del conocido propulsor biturbo de cuatro litros de cilindrada y ocho cilindros en uve. Para lograr este incremento, Audi ha instalado turbocompresores de mayor tamaño que ahora trabajan hasta a 2,6 bares de presión, frente a 2,4 en la versión convencional.

La ganancia de potencia se compagina con una pérdida de peso, que es consecuencia, por ejemplo, de la reducción del aislamiento entre el habitáculo y el compartimento motor, hasta ocho kilogramos menos. La aceleración hasta 100 km/h desde parado de ambos modelos se queda en 3,4 segundos, dos décimas de segundo menos que las versiones convencionales. En cuanto a la velocidad punta, esta llega a los 280 km/h gracias a la instalación del paquete RS Dynamic de serie, aunque puede aumentarse al contratar un paquete opcional, como veremos más adelante.

Consiguen mejorar el tiempo de aceleración hasta 100 km/h desde parado de sus hermanos convencionales en hasta 0,2 segundos, para dejarlo en 3,4 segundos en ambos casos

Audi RS 6 Avant performance y Audi RS 7 Sportback performance (2023) 04

El propulsor está acoplado a una caja de cambios automática —tiptronic— de ocho velocidades y la potencia se se reparte entre ambos ejes a través de un diferencial central que ha sido actualizado para estas versiones. Este, de carácter mecánico, está configurado por defecto para enviar el 60 % de la potencia a las ruedas traseras, aunque en función de la situación puede enviar hasta un máximo de un 70 % al eje anterior y de un 85 % al posterior. También en este elemento se ha ganado en ligereza y compacidad. Así, el peso total en vacío de un Audi RS 6 Avant performance es de 2.090 kg, por los 2.065 kg que arroja en la báscula el Audi RS 7 Sportback performance en idénticas circunstancias.

El mencionado paquete RS Dynamic, que incorporan ambos de serie, incluye también dirección dinámica a las cuatro ruedas y el diferencial deportivo y autoblocante quattro en el eje trasero, cuyo funcionamiento también ha sido optimizado. En opción, como apuntábamos, se oferta el paquete RS Dynamic plus, con el que la velocidad punta alcanza los 305 km/h y se añaden discos de freno cerámicos de 440 mm de diámetro en el eje delantero y 370 en las ruedas del eje posterior. Con ellos, la masa no suspendida se reduce en 34 kg, con los consiguientes beneficios en términos de comportamiento dinámico del vehículo.

Sin recurrir a este paquete, hay otras opciones disponibles para añadir a un Audi RS 6 Avant performance o un Audi RS 7 Sportback performance, como no podía ser de otro modo tratándose de la marca de los cuatro aros. Se pone a disposición de los clientes que lo deseen un juego de llantas forjadas de aluminio que pesan 5 kg menos cada una que las de serie, con un diseño de cinco radios en forma de Y, que la marca afirma que mejoran la refrigeración del equipo de frenos. Son de 22 pulgadas de diámetro en ambos casos, y montan neumáticos Continental Sport Contact 7 en medida 285/30.

Audi cumple con su cita habitual en todas las generaciones del Audi RS 6 al ofrecernos esta versión especial, apellidada ahora “performance” —desde la anterior generación— tras haber sido “plus” en sus dos primeras iteraciones, pero manteniendo intacta la receta de más potencia y mejor rendimiento que estuvo presente desde el Audi RS 6 plus C5 de 2004

Audi RS 6 Avant performance y Audi RS 7 Sportback performance (2023) 03

En el interior apenas hay cambios. Se mantiene la pantalla de 12,3 pulgadas de diagonal que conforma el Audi virtual cockpit plus, en la que aparecen nuevas funciones de visualización. Será desde el habitáculo, que obviamente cuenta con algunos tejidos elaborados a partir de plásticos reciclados, desde donde se podrán seleccionar los diferentes modos de conducción que estos dos modelos ponen a disposición de su conductor. Cabe destacar, por ejemplo, que la propulsión por inercia está ya solo disponible en el modo “efficiency” —hasta una velocidad de 160 km/h— y que los ingenieros de Audi han trabajado en el software de su transmisión y en el mapa del acelerador para optimizar la velocidad de las operaciones de cambios y la sensibilidad a los cambios de carga.

Los pedidos para los nuevos Audi RS 6 Avant performance y Audi RS 7 Sportback performance estarán abiertos desde la primera semana del mes de diciembre de este año 2022, si bien las entregas no se empezarán a producir hasta mediados de 2023. En cuanto a los precios para nuestro país, el Audi RS 6 Avant performance partirá de lo 168.000 euros, mientras que para un Audi RS 7 Sportback performance el precio inicial será de 173.800 euros.

Galería de fotos Audi RS 6 Avant performance

Galería de fotos Audi RS 7 Sportback performance

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.