El Opel Astra Electric es un paso más en la electrificación total de Opel

El Opel Astra Electric es un paso más en la electrificación total de Opel

Comparte motor con el Peugeot e-308 y con el e-208 GT


Tiempo de lectura: 3 min.

La convención hacia la electrificación total está en marcha y, nos guste o no, tendremos que acostumbrarnos. Aunque más acertado sería, puedas tener un coche eléctrico o no, ya que, actualmente, tener un coche eléctrico no es ninguna panacea por la falta de infraestructura. Pero, así están las cosas y los fabricantes tienen que ponerse al lío. Tal y como está haciendo Stellantis, que avanza con paso firme en la electrificación de sus marcas, poniendo en circulación un nuevo miembro dentro de su familia de coches eléctricos: el Opel Astra Electric.

Al contrario de lo que ocurre con el Corsa y el Mokka, el Astra no es denomina Astra-e, sino Astra Electric, un nombre que deja muy claro que se trata de un coche eléctrico y no una versión convencional, algo que ocurre con muchos modelos, pues las marcas están integrando esta opción dentro de la gama en lugar de crear coches específicos. Por eso, el Astra Electric apenas se diferencia de cualquier otra versión del compacto alemán, a no ser que lo mires desde atrás y veas la denominación del modelo y la falta de escape. No obstante, esto tampoco será un detalle muy a tener en cuenta, dado que muchos modelos tienen los escapes ocultos y hay que mirar por debajo del paragolpes trasero para verlos.

opel astra electric (4)

Como cabría esperar, el Opel Astra Electric comparte muchas cosas con el Peugeot e-308, no en balde, tanto uno como otro son “primos hermanos” y toda la gama es bastante similar, empleando las mismas opciones mecánicas en los dos coches. Por tanto, la aparición de una versión eléctrica del Astra era cuestión de tiempo y también algo obligado, viendo la estrategia de Stellantis en cuanto a electrificación.

Así, el motor que da vida al Opel Astra Electric es el mismo propulsor eléctrico que habita en las entrañas del Peugeot e-308, el cual rinde 115 kW (156 CV) y 270 Nm de par. La velocidad máxima está limitada a 170 km/h, básicamente, por cuestiones de eficiencia (a velocidad elevada, la autonomía se reduce drásticamente). Este motor recibe su energía de una batería de iones de litio de 54 kWh, con la cual, el Astra Electric homologa una autonomía de 416 kilómetros gracias a un consumo de 12,7 kWh cada 100 kilómetros (según WLTP, son 14,9 kWh cada 100 kilómetros).

opel astra electric (1)

Respecto a las cargas, un dato importante en un coche eléctrico, podemos decir que está en la media en cuanto a tiempos. Si se emplea un cargador rápido de 100 kW en corriente continúa, puede tener el 80% de la capacidad en 30 minutos (desde el 10%). De serie, el Opel Atra Electric equipa un cargador de a bordo trifásico de 11 kW.

Esta versión se ofrece tanto con carrocería de cinco puertas como con la familiar y supone un paso más en el camino que llevará a Opel a convertirse en un fabricante de coches eléctricos para 2028. A partir de entonces, solo comercializará coches eléctricos. Las reservas se abrirán en primavera de 2023.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.