Lexani G-77 Sky Master, un opulento transporte de altos vuelos

Lexani G-77 Sky Master, un opulento transporte de altos vuelos

Cuero italiano, oro y pantallas UHD de hasta 65 pulgadas


Tiempo de lectura: 2 min.

Excentricidad sin contemplaciones. Eso es lo que nos viene a presentar el Lexani G-77 Sky Master, una versión ultralujosa del furgón Ford F-550 envuelto en un vestido de noche de 10 metros de longitud. El precio a pagar por esta oficina rodante destinada a los ejecutivos más adinerados es de un millón de dólares, 887.700 euros al cambio.

Sí, completamente cierto. Esta extravagante suite móvil parte de un chasis y cabina de una Ford F-550 que “apenas” cuesta 60.000 dólares, poco más de 50.000 euros. Por supuesto, obtienes algo a cambio para desembolsar siete cifras, como un chapado de maderas nobles y de oro de 24 quilates en numerosas molduras que conforman el habitáculo. Un espacio que puede ser tanto una sala de juntas, como un salón o una zona de descanso con solo pulsar un botón.

El Lexani G-77 Sky Master te introduce en una espaciosa y espectacular cabina con seis asientos de cuero italiano personalizados con sus respectivos reposapiés, calefacción, distintas opciones de masaje y bandejas de estilo aeronáutico. Un atronador sistema de sonido firmado por Bose, junto con un televisor UltraHD con pantalla curva de 65 pulgadas integrado, aseguran una experiencia audiovisual inolvidable.

Lexani G 77 Sky Master (3)

Más allá de los cuartos señoriales donde se encuentra una cocina, un baño y la sala de reuniones VIP con función todo en uno, hay más concesiones al entretenimiento: los iPads de Apple, los Mac Mini para hacer videoconferencias y navegar por Internet y un sistema de monitoreo de seguridad de 360 grados se han integrado perfectamente en un conjunto denominado Control4 que puede ser manejado por el usuario.

“Un mosaico de utilidad, opulencia y comodidad, a un nivel nunca antes visto en un transportador”, así describe Lexani Motorcars su creación. Incluso los grifos de la cocina y del baño -lavabo inclusive- están laminados en brillante oro. También dispone de televisores desplegables en su laterales, posavasos y hasta un minibar para zanjar con éxito los mejores tratos de la semana.

Los chasis de las Ford F-550 vienen de serie equipadas con un potente motor de gasolina V10 de 6,8 litros y tres válvulas por cilindro, o un V8 Power Stroke turbodiésel de 6,7 litros. El primero desarrolla 292 CV de potencia y 575 Nm de par motor a 4.000 y 3.000 RPM, respectivamente. El bloque alimentado por gasóleo entrega 335 CV y 750 Nm a 2.600 y 2.000 RPM. En cualquier caso, la transmisión es automática de seis velocidades. Mejor no preguntar por el consumo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Por dentro será la caña, por fuera mejor adaptar un autobús.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!