Menu

Monza SP1 y SP2, así son estas espectaculares “barchettas” de Ferrari

Diseño retrofuturista y exclusividad como armas principales

Monza SP1 y SP2, así son estas espectaculares “barchettas” de Ferrari

Ya se ha desvelado el secreto que se escondía bajo el lema “Icona Ferrari”. Tras las escuetas líneas que se podían ver en la imagen a modo de teaser, apuntábamos a que podría tratarse de un modelo de baja tirada hecho ex profeso por Ferrari partiendo de la base de su coupé de altos vuelos, el 812 Superfast. Y así ha sido. Bajo el nombre de Ferrari Monza SP1 y SP2, la firma italiana acaba de presentarnos dos barquetas de inspiración clásica.

Tanto el SP1 como el SP2 son un guiño a las carreras de este tipo de coches durante la década de los cincuenta, en particular el 750 Monza y el 850 Monza, aunque Ferrari cita al 166 MM como fuente de inspiración. De todas las dudas que pueden surgir sobre ambos modelos, hay una cosa que es innegable: el diseño no deja indiferente a nadie. Quizá, lo único que se puede echar en falta sea un juego de pilotos redondos en la zaga.

Las bellas líneas de los coches de época combinan a la perfección con la modernidad más puntera de la marca. Líneas suaves, fluidas, sin estridencias, todo muy orgánico, pero sin dejar de lado el presente y mirando un pasito más allá. Desde luego, no parece que la base de estas maravillas sobre ruedas sea la del 812 Superfast. De él, lo único que apenas queda intacto -aparentemente, pues no han trascendido demasiados detalles- es su motor.

El 6.5 12 cilindros en V de aspiración atmosférica ahora es capaz de desarrollar 810 cavallinos (+10 CV) de potencia a 8.500 vueltas, con un par motor máximo de 719 Nm. Con un peso en vacío de 1.500 kilos para el SP1 y 1.520 kilos para el SP2, son capaces de completar los 100 km/h desde parado en 2,9 segundos, llegar hasta los 200 km/h en 5 segundos más y alcanzar una velocidad superior a los 300 km/h.

Bajo la nueva línea “Icona”, la marca del cavallino rampante pretende homenajear algunos de los modelos más famosos de la marca con la tecnología más puntera

Adiós a los pilares A, B y C, adiós al techo, adiós al parabrisas y adiós al asiento del copiloto, en el caso del SP1. La única diferencia entre ambos modelos, aparte de las tonalidades, repercute en las plazas. Con el SP1 te irás al circuito por la mañana tú solo mientras que, con el SP2, podrás recoger a tu pareja para ir a cenar al mejor restaurante de la ciudad. Los Ferrari SP1 y SP2 buscan la sencillez de los antiguos coches de competición con ese encanto gentleman/playboy.

Todo el coche está hecho de fibra de carbono y la carrocería está hecha a medida, como el interior. Por dentro, Ferrari ha tenido que meter mucha mano para acoger de la mejor forma posible al piloto y/o copiloto. Asientos de cuero de primera calidad, volante de la casa y una consola completamente rediseñada. Para mejorar el choque de aire en el habitáculo, Ferrari ha desarrollado un «escudo de viento virtual» que se encuentra delante del volante y manipula el flujo de aire alrededor de los que están dentro.

Dado que la presentación de ambos modelos se hizo en un evento privado de Ferrari, aún no sabemos cuántos de ellos serán fabricados o a qué precio. Algunos medios apuntan a que serán unas 200 unidades las que se pondrán a la venta, todas ellas destinadas a los clientes más fieles de la marca a un precio que podría superar los 3 millones de euros.

La parte menos romántica de estos modelos es que están pensados específicamente para ser muy caros, y por lo tanto dar más margen al fabricante. No supone una salvajada hablar de 3 millones de euros por coches que, una vez en una vitrina, valdrán automáticamente más.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.