Este Porsche 911 de 1985, modificado para asemejarse a un Safari, puede ser tuyo

Este Porsche 911 de 1985, modificado para asemejarse a un Safari, puede ser tuyo

Bring a Trailer ofrece actualmente esta moderna transformación


Tiempo de lectura: 4 min.

Con el reciente lanzamiento del Porsche 911 Dakar, nuestra memoria nos recordó rápidamente los nueveonces que participaron en el raid más famoso del mundo durante la década de los años 80 del siglo pasado. En 1984, René Metge y Dominique Lemoyne consiguieron triunfar en la carrera, aún celebrada en África por entonces, y el deportivo de los de Zuffenhausen añadió un nuevo espacio sobre el que desplegar sus bondades. En Bring a Trailer, se oferta actualmente un Porsche 911 de 1985 que ha sido transformado para poder atravesar cualquier terreno, por accidentado que sea.

Aunque nada de su imagen lo indique, se trata de una modificación que ha sido terminada durante este mismo año. El responsable de este trabajo es Sports Purpose, una empresa británica cuyos responsables formaron parte del equipo de diseño de Porsche anteriormente, y que están asentados en el entorno de Bicester, localidad inglesa de Oxfordshire.

Muchos de los cambios implementados son evidentes a primera vista, pero quizá estos sean los menos relevantes para dar cuenta de la realidad de este Porsche 911 estilo Safari. Los paragolpes tubulares, los guardabarros de color blanco, el alerón tipo cola de pato —de fibra de carbono—, los protectores de los bajos o las luces extra en el frontal, tan características de los coches de ralis y que están fabricadas por PIAA, son los elementos clave que emparentan a este modelo con los Porsche 911 originales del Dakar o de Rally Safari.

Aunque no cuenta con tracción total, los cambios implementados en el modelo son más que suficientes para disfrutar conduciéndolo por pistas de tierra, el objetivo perseguido por su propietario al solicitar la transformación

Porsche 911 (1985) conversión Safari 21

Sin embargo, la transformación llevada a cabo por esta empresa no se ha limitado a un maquillaje estético, sino que también afecta a la puesta a punto de su tren de rodaje. De este modo, cuenta con suspensiones de nueva factura, fabricadas por Taret Engineering y que integran sus conocidos amortiguadores MCS. No obstante, el anuncio no aporta detalles acerca de la especificación concreta de estos componentes y se limita a mencionar su carácter ajustable. Conserva, tras el eje trasero, el propulsor bóxer de seis cilindros y 3,2 litros de cilindrada, que en el momento de su comercialización entregaba 231 CV de potencia máxima. Este está acoplado a una caja de cambios manual de cinco velocidades, y cuenta con un diferencial de deslizamiento limitado, para facilitar su motricidad. No ofrece, sin embargo, tracción total.

En su interior se ha incluido un moderno sistema de aire acondicionado y se ha sustituido su volante original por uno de competición, provisto por MOMO. Los asientos delanteros deportivos, tapizados en cuero de color negro, también son propios de esta transformación, así como su palanca de cambios. Los paneles de las puertas han sido asimismo sustituidos, para acercar su aspecto al de los modelos RS del fabricante alemán.

Este nueveonce de 1985, con traza de Porsche 911 Safari, se encuentra actualmente en el estado norteamericano de Carolina del Norte. Hace solo unos meses que fue sometido a una profunda revisión, la cual propició la renovación de algunos elementos de su transmisión, así como la sustitución de varios sensores de revoluciones y temperatura, junto con un cambio de aceite. Sin embargo, conserva algunos desperfectos en su exterior, además de muestras de desgaste tanto en el salpicadero como en el asiento del conductor, lo cual demuestra que el dueño del modelo que solicitó su transformación lo hizo para verdaderamente ponerlo a prueba fuera del asfalto y no solo para presumir —como debe ser, permitidme añadir—. Quedan tres días para que encuentre un nuevo hogar y, por el momento, la puja más alta asciende a 50.000 dólares estadounidenses —46.311 euros, según el tipo de cambio actual—.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.