En Estados Unidos ya se venden más coches eléctricos que cambios manuales

En Estados Unidos ya se venden más coches eléctricos que cambios manuales

Y aunque no lo parezca, este hecho marca el comienzo de un punto de inflexión


Tiempo de lectura: 5 min.

No es aventurado afirmar que si estás leyendo esto es porque eres un entusiasta de la conducción, al menos hasta cierto punto. Somos muchos aquellos que vivimos anclados en un pasado donde uno disfrutaba escuchando el sonido de un motor térmico y accionaba la palanca de una transmisión manual. Pero el futuro es duro con nosotros, y en Estados Unidos, de hecho, ya se venden más coches eléctricos que manuales.

Todos sabíamos que llegaría este día, pero aún es un poco extraño de ver. La transmisión manual va a desaparecer, al igual que el motor de combustión interna, y ambos serán reemplazados por vehículos eléctricos sin cambio -dos marchas excepcionalmente-. Según un informe creado recientemente por el medio estadounidense Driving, quien recientemente habló con JD Power, el tercer pedal y la palanca fueron duramente golpeados por los vehículos eléctricos durante el tercer trimestre de este año.

En un correo electrónico con Driving, Tyson Jominy, vicepresidente y analista de JD Power, dijo: “[Las transmisiones manuales] han estado en un declive durante casi un siglo, y aunque ninguna persona racional piensa que la tendencia nunca lo hará a la inversa, fue interesante notar que solo este año, después de casi una década en el mercado, los vehículos eléctricos pudieron superar la tecnología moribunda del siglo pasado”.

Ferrari 458 Manual

JD Power, fundada en 1968, es conocida por realizar investigaciones de satisfacción del cliente sobre la calidad de los vehículos nuevos y su fiabilidad a largo plazo

Cuando se trata de vehículos nuevos que salen directamente de los concesionarios, los coches que funcionan exclusivamente con electricidad ahora son, oficialmente, menos novedosos y exclusivos que los que tienen tres pedales, al menos en Estados Unidos. Los vehículos eléctricos representaron el 1,9 % de las ventas totales, y los cambios manuales cayeron a un mínimo de un 1,1 % al final del tercer trimestre. En general, no fue un gran año para lo tradicional.

A medida que la cantidad de coches nuevos disponibles con una caja de cambios manual continúa disminuyendo, Jominy advierte a los entusiastas que pongan sus manos en esos irreductibles deportivos que aún hace gala de ella. “Mi mejor consejo para aquellos que buscan comprar un “coche para siempre” con cambio manual: ordena tus asuntos y dirígete a un concesionario”, continuó Jominy. “¡No quedan muchos modelos nuevos para retrasar la compra!”

Porsche Carrera S Manual (2)

Porsche anunció recientemente que los 911 Carrera S y 4S estarían disponibles con una caja de cambios manual, a costa de perder unas cuantas décimas en el sprint de 0 a 100 km/h. Este anuncio refleja el estado actual de la industria, ya que las transmisiones automáticas se han vuelto más rápidas, eficientes y, a veces, más baratas que las manuales después de tener en cuenta los costes adicionales de ensamblar múltiples configuraciones.

En cualquier caso, las transmisiones manuales mantendrán su presencia en el mercado durante muchos más, mientras el motor de combustión interna siga teniendo cabida. Desafortunadamente, de la misma que el freno de mano tradicional o los motores atmosféricos de gran cilindrada, el pedal de embrague y la palanca de cambios tienen los días contados. Y si no que se lo pregunten a los fabricantes de vehículos de alto rendimiento.

Tras ocho generaciones y más de 65 años en el mercado, el nuevo Chevrolet Corvette será el primero de su estirpe en no contar con una transmisión manual. Al igual que la supresión del freno de mano convencional, eliminar la palanca convencional -con una conexión mecánica a la caja- permite más libertad a los diseñadores de interiores para colocar los elementos. El interior del deportivo americano es un buen ejemplo:

2020 Chevrolet Corvette Stingray 008

Incluso si pudieran, nadie optaría por un McLaren o un Ferrari con un cambio de manual. Esta configuración está a punto de dar su último aliento, especialmente en los coches más electrodomésticos. Las grandes compañías solo los están colocando en automóviles diseñados directamente para los entusiastas o tienen un ángulo entusiasta. Solo los snobs que creen que pasar por el infierno del tráfico diario con una transmisión manual los hace geniales quieren uno en cada automóvil.

Si bien el mercado estadounidense es muy especial, y donde el cambio manual no ha sido especialmente popular, la situación acabará siendo igual en Europa algún día. En el Viejo Continente la gran mayoría de los conductores ¡sabe! usar un cambio manual y pedal de embrague, cosa que no puede decirse de EEUU, donde es raro aprender a conducir con un coche manual. Es más, en nuestro país, si el coche de autoescuela es automático, el permiso de conducción solo nos habilitará para conducir coches automáticos.

Los automáticos se están popularizando por la reducción de precio de las cajas automáticas, que tienen un rendimiento mucho más alto -dejando en el olvido los convertidores de par de cuatro o cinco marchas, o torpísimos manuales robotizados-, hay mucha más libertad de elección, son más cómodos… y en algunos segmentos directamente no se puede elegir manual o solo para motores de potencia media o baja. No es tanto por no saber para qué sirve el pedal de la izquierda.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.