El T.50 de Gordon Murray se presentará en agosto pero antes, nos deja algunos detalles de su motor

El T.50 de Gordon Murray se presentará en agosto pero antes, nos deja algunos detalles de su motor

Se trata del V12 atmosférico con la mejor relación potencia-cilindrada de su clase


Tiempo de lectura: 8 min.

El McLaren F1 fue un coche superlativo, tan especial y fuera de lo común, que hoy día, más de 20 años después de su lanzamiento, sigue siendo uno de los deportivos más espectaculares y rápidos que se han fabricado. ¿Y qué decir de su posición de conducción en el centro? En teoría (y en la práctica) es la mejor posición para conducir al tener un mejor control del coche, pero tiene ciertos inconvenientes que en un coche convencional no interesa afrontar. Sin embargo, más de uno nos hemos imaginado al volante de ese espectacular automóvil, ¿verdad?

Su máximo responsable, Gordon Murray, se ha propuesto superar su mejor creación con un nuevo automóvil. Uno muy especial que ahora mismo está diseñando y desarrollando. Lo conocemos como T.50 y promete ser, según las propias palabras de Murray, el último superdeportivo analógico de la historia. Para muchos será el sucesor del McLaren F1 y aunque se esperaba una presentación este mismo año, todavía hay muchos secretos por desvelar que Murray va desgranando poco a poco. Se trata de su “autorregalo” de cumpleaños, concretamente por sus 50 años diseñando coches.

El Gordon Murray T.50 será, como fue el McLaren F1 en su día, un coche superlativo. Se están desarrollando elementos y componentes de forma expresa y la aerodinámica aplicada a su carrocería será algo nunca visto, incluído el enorme ventilador trasero como el usado por el único Fórmula 1 invicto de la historia, el Brabham BT46B Alfa Romeo, que tan solo corrió una carrera antes de ser prohibido sacando más de 30 segundos al segundo y doblando hasta el cuarto clasificado. Murray dijo que no tenía efectos aerodinámicos, pero como cabe esperar, nadie se lo creyó.

motor v12 t 50 gordon murray

Dibujo técnico del Cosworth GMA V12

“Para ser verdaderamente notable, un motor debe tener el carácter correcto; altamente sensible, un sonido increíble, entrega de torque atractiva, aceleración libre, y tiene que ser aspirado naturalmente. Por todas esas razones, el motor del T.50 nunca iba a ser más que un V12”. – Gordon Murray

Motor V12 atmosférico, el más ligero del mundo

La llegada del Gordon Murray T.50 es una de las más esperadas de los últimos años. Está creando mucha expectación y ciertamente, no es para menos, sobre todo teniendo en cuenta que según lo definió el propio Murray, el T.50 es como un Lotus Elise con un V12 en posición trasera con más 650 CV. Obviamente, no se trata de un Elise llevado a más, como el Hennessey Venom GT, es un coche creado de cero pero que tan solo pesa 980 kilos. Según Murray, el peso es de 983 kilos con líquidos pero sin gasolina, es lo que llaman “peso real”, además piensan que el peso en vació es una patraña.

Conoceremos por fin al Gordon Murray T.50 el próximo día 4 de agosto, fecha en la que se desvelarán todos los secretos que esconde este superdeportivo, que muy seguramente quedará para la historia del automóvil. De hecho, muchas de sus soluciones ya están abriendo hueco para que sea recordado como lo es el McLaren F1. Por ejemplo, el motor es un doce cilindros atmosférico desarrollado junto a Cosworth con 3,9 litros de cubicaje (3.994 centímetros cúbico exactamente) y la capacidad de girar a 12.000 rpm. El propulsor pesa menos de 180 kilos, supera en 32 caballos al V12 BMW del McLaren F1 y además es 60 kilos más ligero. Es más, el Cosworth GMA V12 es el motor más ligero de su clase que se ha fabricado nunca.

Según cuentan desde el fabricante, la inspiración para este motor llegó del V12 de 3,3 litros del Ferrari 250 GTO de los años 60: pequeña capacidad, carácter y potencia. Anuncia 653 CV a 11.500 rpm, 467 Nm de par a 9.000 rpm (el 71 % disponible desde 2.500 rpm) y la respuesta más rápida nunca vista antes en un motor de estas características. El diámetro es de 81,5 milímetros, mientras que la carrera del pistón es de 63,8 milímetros. La relación de compresión llega a 14:1

Gordon se aprovechó de su experiencia en Fórmula 1, donde pudo trabajar con el motor Honda RA121E V12 de 3,5 litros (McLaren MP4/6) a inicios de los años 90. el cual, para él, es el “pico” de los motores V12 en Fórmula 1 en términos de rendimiento, equilibrio y peso. Por supuesto, también se inspira en el V12 BMW del McLaren F1, considerado el motor definitivo para un superdeportivo o casi, pero que el siempre exigente Murray mejoraría en algunos apartados.

Gordon Murray T 50 (1)

Por encima de todo, quería que se viera limpio como el motor BMW S70 / 2, que no tenía cubiertas de carbono o plástico. Solo las trompetas de entrada, las tapas de las levas, el bloque de escape y las culatas, y algunos accesorios auxiliares accionados por correa que pude sacar de la vista. Al diseñar el T.50 V12, quería que fuera el antídoto para el superdeportivo moderno donde no se puede ver el motor debajo de las cubiertas de carbono”. – Gordon Murray

El motor será el centro del GMA T.50

Del McLaren F1, todo aquel que ha podido probarlo, recuerda su capacidad de respuesta y su entrega de potencia, al igual que las prestaciones que ofrece. Un motor sensacional, creado ex profeso para el modelo de McLaren que Murray quiere superar en todo, creando el propulsor V12 de aspiración natural más sensible jamás producido. Medido en revoluciones por segundo, el T.50 logrará acelerar a 28.400 revoluciones por segundo (el equivalente en Fórmula 1 se de alrededor de 10.000 rpm). Esto quiere decir que el V12 del T.50 llegará a su línea roja en 12.100 rpm en 0,3 segundos desde ralentí.

La relación entre potencia y cilindrada también será la más alta del mundo en un motor de este tipo, llegando a 163 CV por litro. Espectacular, sin duda, como también lo son otros datos de este interesante propulsor. Estará fabricado con una aleación de aluminio de alta resistencia, el cigüeñal será de acero (solo pesará 13 kilos) mientras que las bielas y las válvulas serán fabricadas con titanio, al igual que el alojamiento del embrague. En conjunto, el motor del GMA T.50 arrojará sobre una báscula un total de 176 kg. Otro récord más en un automóvil destinado a las vías públicas.

Gordon Murray está convencido de que el sonido del motor, es algo vital en un deportivo de cierto calibre. Todo coche que busque generar emoción, necesita un motor que suene a juego. Por eso, el T.50 contará con el “Direct Path Induction Sound”, un sistema que fue pionero en el McLaren F1 y que se ha refinado para el T.50. Una entrada de aire frío colocada debidamente encima de la cabeza del conductor, está diseñada y fabricada con espesores variables de fibra de carbono que actúan como un altavoz, para amplificar el sonido dentro de la cabina. Será accionado por el ángulo del acelerador y no por las revoluciones, permitiendo un sonido contenido y confortable cuando se circula a bajas velocidades, pero que aumenta cuanto más se pide el pedal del acelerador.

El V12 del T.50 también tendrá funciones estructurales al ser un conjunto semiportante. Se ha optado por esta configuración por cuestiones de peso y rigidez, al tiempo que evita las desventajas que tienen los motores totalmente portantes en cuanto a niveles de ruido y vibraciones (NVH). Los brazos de la suspensión trasera van acoplados a la carcasa de la caja de cambios (gestiona las fuerzas asociadas a la frenada, la aceleración y el trazado de curvas), mientras que los movimientos laterales del motor se controlan con dos uniones de formas trapezoidales desde la caja de cambios. Los movimientos longitudinales se controlan, por su parte, mediante silentblocks.

Gordon Murray T 50 (6)

Los criterios y puntos de referencia establecidos por Gordon para el motor T.50 comprendieron uno de los resúmenes de motores más duros que jamás hayamos tenido. Empuja los límites en todas las direcciones y es una verdadera emoción para todos en Cosworth ser parte de lo que seguramente se convertirá en un vehículo legendario como el McLaren F1 de Gordon lo fue antes” – Bruce Wood, director gerente de Cosworth

Una caja de cambios realizada ex profeso por Xtrac

Al igual que el motor es un componente hecho a medida de Gordon Murray, la caja de cambios será a juego, un componente del que se está haciendo cargo los ingenieros de la conocida Xtrac. Y al igual que el motor, la lista de necesidades y condiciones para su creación era extensa y complicada de cumplir, sobre todo los requerimientos en cuanto a compacidad y longitud total.

La caja de cambios del Gordon Murray T.50 será manual, con seis relaciones y el clásico accionamiento “en H” de tiro corto. Un elemento totalmente a medida y gracias a ello, optimizada hasta límites nunca vistos en un vehículo “de producción”. Solo la carcasa es algo excepcional, fabricada con aluminio fundido con un espesor de las paredes de únicamente 2,4 milímetros.

Todo el proceso de pruebas y desarrollo fue planeado por el propio Gordon Murray, quien busca un tacto y un accionamiento que sea lo mejor que se ha hecho jamás. No está escatimando en recursos y en exigencias, por supuesto.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!