El Renault Twingo ha cumplido 30 años

El Renault Twingo ha cumplido 30 años

El pequeño micro-urbano que ha llegado a nuestros días como vehículo eléctrico


Tiempo de lectura: 3 min.

El modelo nació para cubrir el hueco que había dejado el Clio de tercera generación, ya que con el continuo crecimiento de los modelos impuesto por las marcas surgió un nuevo segmento. La forma que tuvo Renault de responder a las necesidades del mercado fue con un simpático utilitario denominado Twingo. Este año se cumplen 30 años del Renault Twingo, el pequeño micro-urbano que ha llegado a nuestros días como vehículo eléctrico.

Tras la necesidad de un vehículo que pudiera transportar a cuatro adultos y se mantuviese con una longitud más cercana a los 3,50 metros que a los 4,00 metros de su hermano mayor, el Renault Clio IV, nació el micro-urbano de Renault. Sus líneas simples, pero expresivas, con la creación de esa “mirada”, el Twingo se ganó el afecto de gran cantidad de consumidores, en gran parte gracias a la practicidad de sus 3,40 m de longitud. En su diseño los pequeños detalles son los que le dotan de personalidad, como los faros delanteros, la rejilla sobre el capot, o las manillas integradas.

El interior siguió la influencia del exterior con un diseño de gusto dudoso, con botones verdes por todos lados. Las líneas horizontales eran las protagonistas, junto con colores llamativos tanto en el interior como el exterior que hicieron que el modelo no pasase desapercibido. La gran ventaja de su interior fue la habitabilidad, ya que era amplio para el tamaño del coche, incluyendo una banqueta trasera con regulación longitudinal de 17 cm que permitiendo reducir el tamaño del maletero en pro del espacio de los pasajeros traseros.

Jovial, práctico, económico… estos eran algunos de los adjetivos que hicieron al Twingo un modelo muy visto en la calle

Los colores disponibles en la salida del modelo eran el verde, amarillo, rojo, morado y negro, pero con el tiempo se sumaron algunos más a la paleta de colores, como el plateado y el granate. Respecto a las motorizaciones, no contó con ningún modelo deportivo, solamente propulsores correctos para la época, mucho más preocupados en el consumo que en las prestaciones.  Su propulsor más potente en su primera generación disponía de 75 CV, entregados por sus 1,2 litros de cilindrada y 16 válvulas, nada del otro mundo.

El modelo se presentó el 5 de octubre de 1992, en el Salón de París, y su nombre, Twingo, resultaba del anagrama de las palabras Twist, Swing, y Tango. En aquel lugar recogió 2.240 pedidos en firme, a pesar de salir solamente con una motorización de 1,2 litros y 55 CV. La vida comercial de este primer Twingo llegó hasta finales de junio del año 2007, con 2.478.648 unidades fabricadas en suelo europeo, tanto en Flins (Francia) como en Valladolid (España). No obstante, la producción continuó en Colombia hasta cinco años después, lo que hizo que el modelo rondase los 2,6 millones de unidades producidas.

Lo más cercano a la deportividad que estuvo el primer modelo fue gracias a la idea de Axel Breun, un ingeniero alemán que en primera instancia pretendía instalarle el motor del Daihatsu Charade GTTI, pero no lo pudo hacer debido a que no disponía de la electrónica. En un giro espectacular de los acontecimientos, el ingeniero comenzó a buscar coches de motor central con la misma batalla que el Twingo, y encontró el Ferrari 308, pero Renault quería dar más imagen al Clio de aquella época y nació el Clio V6, os dejo el video de la entrevista, ya que a pesar de estar en inglés es muy interesante.

renault twingo 1 2 mt 3

Pudo existir un Twingo V6, pero si ya era delicada la conducción del Clio V6 no me lo quiero ni imaginar con una batalla más corta

Yo opino que para entender algunos modelos se ha de recurrir a los anuncios de la época, por lo que os dejo un par que pueden representar lo que era y a lo que aspiraba.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.