El Porsche 912 eléctrico con motor de Tesla de 550 CV tendrá dueño en dos semanas

El Porsche 912 eléctrico con motor de Tesla de 550 CV tendrá dueño en dos semanas

Un deportivo de los 60 adaptado a los nuevos tiempos se sortea en Internet


Tiempo de lectura: 4 min.

La empresa norteamericana Zelectric Motors ha decidido donar su ya famoso Porsche 912 con motor eléctrico procedente de un Tesla Model S P85. Por medio de Omaze, una empresa que gestiona donaciones de empresas y las destina a fines solidarios, sorteará dentro de dos semanas este exótico vehículo y 20.000 dólares para gastar en lo que desees, menos en gasolina (así reza el eslogan publicitario). Además de contribuir en la sostenibilidad climática, han decidido echar una mano a comunidades de niños en riesgo de exclusión con el importe generado tras el sorteo, un proyecto del Museo Automotriz Petersen de Los Ángeles. Cuantas más participaciones se compran, más probable es que “toque”.

Está claro que lo vintage está de moda y es algo casi indiscutible en los tiempos que corren. Un buen ejemplo de ello es este Porsche 912 de 1968 con tecnología eléctrica. Si, habéis leído bien, un 911 de los 60, de los primeros, que en origen contaba con un modesto 1.6 de cuatro cilindros con 90 CV y que después de tiempo, trabajo y dinero, ha pasado a montar un motor de 410 kW, o lo que es lo mismo, unos 550 CV de potencia.

Y es que sus creadores, David Bernardo, dueño de la empresa Zelectric Motors, y Michael Bream, fundador y propietario de EV West, han visto un filón en esta clase de transformaciones y la prueba es que ya tienen encargos para más de cuatro años vista, donde la tarifa por una modificación de este tipo ronda los 50.000 euros, además del automóvil que deseamos reconvertir, evidentemente. Para algunos puristas este tipo de modificaciones es una herejía en toda regla. Para otros es el futuro tocando a nuestra puerta pidiéndonos dejarle pasar.

Pero vayamos a esta unidad en concreto, comprado a su anterior dueño por la empresa de Bernardo, cuando este estaba a mitad de proyecto para convertirlo en lo que es en la actualidad y que por falta de fondos, su ex propietario decidió no seguir adelante. Se le ha instalado todo el sistema de propulsión, así como motor e inversor, no así sus baterías, ya que tanto por peso como por volumen, no era posible acoplarlas en el Porsche 912

Teniendo en cuenta que el peso del Tesla en origen es de más del doble que el del 912,  se recurrió a sendos paquetes de baterías de 16 kWh fabricados por LG, los mismo que se montaban en el Chevrolet Volt, colocados de manera que el reparto de pesos quede de la manera más uniforme posible. En origen, se dimensionaron para alimentar un motor eléctrico de 150 CV.

Bajo la piel de un venerable Porsche 912 de 1968 se esconde un corazón de 550 CV generables gracias al propulsor de un Tesla Model S P85

Con los dos paquetes se obtienen 32 kWh (corresponden a 20,8 kWh útiles) y una autonomía de unos 225 km en conducción normal, aunque en videos de la presentación del automóvil ya terminado da cuenta del potencial que se puede llegar a transmitir a sus ruedas traseras, realizando derrapes de decenas de metros cuando el pedal del acelerador se presiona sin compasión, por lo que no sabemos en qué quedaría dicha autonomía si nos dedicamos a disfrutar de las bondades del propulsor.

Paquete baterias Chevrolet Volt

Paquete de baterías del Chevrolet Volt, en forma de T y refrigeradas por líquido

Si no se han hecho cambios profundos en la electrónica de gestión, sumando la potencia útil de las dos baterías el motor eléctrico no podría dar todo lo que puede dar. Considerando que pueden dar 111 kW/150 CV cada una, el motor eléctrico daría, como mucho, 222 kW/302 CV a las ruedas, que sigue sin estar mal.

Estéticamente casi nada se ha modificado de la bella estampa de este humilde Porsche de los 60, incluso su interior sigue prácticamente inalterado a excepción de una jaula en su parte posterior para darle rigidez al conjunto y una pantalla digital anclada a la parte inferior del salpicadero en la zona central con el selector de cambio digital. Detalles en fibra de carbono o un nuevo sistema de sonido Bluetooth con altavoces Alpine y subwoofer también forman parte del nuevo 912. Además, se han incorporado unos fantásticos sillones GTS classics, unos nuevos faros Porsche de ledes y discos perforados y ventilados en ambos ejes, adaptándolo así a las nuevas necesidades del siglo XXI.

En cuanto a la forma de carga, los ingenieros de Zelectric Motors han colocado un puerto de carga universal J1772 justo detrás de su matrícula trasera, que se levanta por medio de unas bisagras. Por último, se ha incorporado una placa solar justo debajo de la rejilla de su portón trasero, que antaño servía para refrigerar el motor bóxer del Porsche 912, aunque eso creemos que ya nunca volverá a pasar. Dicha placa proporciona corriente para el sistema auxiliar de 12 voltios, pero no recarga las baterías.

COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!