El nuevo Audi Q7 60 TFSIe quattro ya está disponible desde 89.460 euros

El nuevo Audi Q7 60 TFSIe quattro ya está disponible desde 89.460 euros

Anuncia 456 CV, 700 Nm y etiqueta Cero de la DGT


Tiempo de lectura: 4 min.

El Audi Q7 60 TFSIe quattro es el nuevo híbrido enchufable de la firma de los cuatro aros. Estará en los concesionarios desde ya mismo, pero las entregas comenzarán a comienzos de 2020 y tiene un precio que arranca en 89.460 euros.

La hibridación tendrá su momento más álgido en cuanto se inicie el año 2020. Será la manera más sencilla de poder cumplir con la nueva normativa de emisiones, aunque el diésel también podría tener una nueva era dorada gracias a la hibridación suave.

En este caso no hablamos de diésel, sino de gasolina y además, de altas prestaciones. El nuevo Audi Q7 60 TFSIe quattro anuncia 456 CV y 700 Nm de par, extraídos de un grupo propulsor híbrido compuesto por un V6 3.0 TFSi de 340 CV y 450 Nm, que monta un filtro de partículas y cumple con la norma de emisiones Euro 6d-TEMP. Le asiste un motor eléctrico de 94 kW (casi 128 CV) y 350 Nm de par, que está integrado en la carcasa del cambio automático Tiptronic de ocho relaciones. Puede llevar al enorme SUV alemán hasta los 135 km/h.

Audi Q7 60 TFSIe quattro (10)

Dicho motor eléctrico recibe la energía de unas baterías de iones de litio con refrigeración líquida, situada en el piso del maletero. Tiene una capacidad de 17,3 kWh con una tensión de 308 voltios. La refrigeración líquida también funciona con el cargador y es un circuito separado. En caso de necesidad, se puede conectar al sistema de aire acondicionado o al circuito de refrigeración del motor eléctrico y la electrónica de potencia.

Los 456 CV y los 700 Nm llegan al suelo a través de las cuatro ruedas. El Audi Q7 60 TFSIe quattro equipa un sistema de tracción quattro con diferencial central mecánico, con una distribución de par del 40:60 (delante y detrás, respectivamente). En determinadas circunstancias, puede mandar la mayor parte del par al eje con mejor tracción. Esto permite aceleraciones de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos en “modo boost”.

Según norma WLTP, la autonomía eléctrica es de 42 kilómetros y por tanto, en España cuenta con distintivo CERO de la Dirección General de Tráfico. Las emisiones, según comunica Audi, rondan entre los 73 y los 87 gramos de CO2 por kilómetro. El consumo homologado por la marca varía entre los 3,2 y los 3,8 litros cada 100 kilómetros y el consumo de energía de las baterías se encuentra entre los 24,2 y los 24,9 kWh cada 100 kilómetros.

Audi Q7 60 TFSIe quattro (11)

La recarga de las baterías se hace mediante recuperación de energía, que puede alcanzar los 25 kW durante deceleraciones (al dejar de acelerar) o bien, hasta 80 kW en fases de frenado. También cuenta con un cable modo 3 y conector de tipo 2. En opción, se ofrece el servicio Audi e-tron Charging Service, que proporciona acceso a más de 110.000 puntos de carga en Europa.

Incorpora el sistema de asistencia predictiva de eficiencia (EPA por sus siglas en inglés), que asumen la regulación de la recuperación de energía. Para una gestión eficiente, tiene en cuenta los datos del navegador y la distancia con el vehículo que circula delante, para decidir si activa el modo de marcha por inercia o la regeneración de energía. El motor eléctrico se encarga de todas las frenadas que sean inferiores a 0,3 G, es decir, más del 90% de la ocasiones en uso cotidiano.

Si además se equipa el control de crucero adaptativo opcional, el asistente de eficiencia también actúa sobre la aceleración. Si no está activo, el conductor recibe indicaciones para una conducción más eficiente a través del acelerador activo (mediante pulsaciones) y en la instrumentación.

No faltan los modos de conducción. El Audi Q7 60 TFSIe quattro cuenta con un total de siete perfiles, seleccionables desde el mando “Audi drive select”: comfort, efficiency, auto, individual, allroad (solo con la suspensión neumática opcional), offroad y dynamic. Además, el asistente de eficiencia suma otras dos opciones más: hybrid, que integra a su vez dos modos y EV, que “fuerza” la circulación solo con el motor eléctrico. Los modos de la opción “hybrid” son auto, que deja que el sistema se encargue de todo y hold, que “guarda” la carga de las baterías para cuando el conductor lo requiera.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

460 Cv + 2.200 Kgr = 3,2 l/100 + etiqueta CERO.

Deberían de incorporar un bloqueo/inmovilizador total del vehículo, cuando las baterías no tengan carga sufiente conforme a los requisitos establecidos.

Javier Costas
Editor

Eso, por no hablar del 9,75% en impuestos que tendría que pagar si la medición fuese más larga en carretera, eso que se pierde el erario público.

Rest
Invitado
Rest

Tampoco resulta baladí poder aparcarlo por la face (parquímetros) ni moverse por el centro cual eléctrico puro. Total, una blasfemia de mal gusto pal ciudadanito de a pie.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!