Cybunker, el garaje perfecto para tu Tesla Cybertruck

Cybunker, el garaje perfecto para tu Tesla Cybertruck

Para ubicarlo en la playa, en el Ártico o incluso en Marte


Tiempo de lectura: 3 min.

La Tesla Cybertruck no es precisamente lo que se dice de estética convencional y conservadora. De hecho, no se parece a ninguna otra camioneta a la venta en el mercado… o directamente, a cualquier otro vehículo que pulule por las carreteras. Y como un vehículo así desmerecería en una vulgar plaza de aparcamiento normal y corriente, el estudio de diseño Lars Büro, con sede en Nueva York, acaba de imaginar cómo sería el garaje perfecto. E aquí el Cybunker.

Diseñado para el cliente de una Cybertruck, entusiasta de Tesla y amante de todo lo eléctrico, el Cybunker está, literalmente, diseñado en base a las poligonales formas de la excéntrica pick-up de Elon Musk. Hecho para funcionar fuera de la red pública, este garaje viene con un techo conformado por paneles solares que cargan de energía su interior y espacio para dos coches (no tienen por qué ser Tesla). Las puertas de acceso se abren como la “bóveda” de la camioneta.

Con un área de 167 metros cuadrados. posee la capacidad de duplicarse como un apartamento, un refugio, un trastero, un espacio para actividades comerciales o cualquier otro menester que se te pueda ocurrir. Bajo el suelo, se encuentra su “placa base”, es decir, la infraestructura que alberga todas las utilidades y sistemas informáticos de la unidad, así como el banco de baterías que almacena toda la energía eléctrica generada por el techo. Cuanto menos es práctico.

Cybunker 4

Gracias a sus más de 55 metros cuadrados de espacio destinado a vehículos, hay más que suficiente para almacenar una Tesla Cybertruck más otro vehículo

Gracias a su estructura monocasco de acero rígido y su forma aerodinámica, el Cybunker es capaz de soportar las condiciones ambientales más duras, mientras que su infraestructura circular de última generación crea una microrred capaz de garantizar el autosustento en los sitios más aislados, o como sistema auxiliar para viviendas en red. En las fotografías lo podemos ver instalado en lugares tan inhóspitos como el Círculo Polar Ártico e incluso Marte.

Por supuesto, es más que probable que los clientes personalicen el interior del Cybunker para satisfacer sus necesidades, ya sea como una “Unidad de Vivienda Accesoria” (ADU, por sus siglas en inglés) o una “residencia fuera de la red”. Sin embargo, lo que costará el Cybunker sigue siendo un misterio. Lars Büro manifestó que llegará a producción y que la estructura se encuentra actualmente “en la fase de ingeniería”, declarando que se publicarán más detalles a lo largo de 2020.

Cybunker 10

“Ya sea que esté ubicado en la zona más remota, o como un hombre de las cavernas en un mundo suburbano, el Cybunker garantiza un sistema versátil y a prueba de futuro que se puede implementar para soportar las demandas más difíciles”, dicen los diseñadores de Lars Büro. El Cybertruck, al igual que su inspiración, aún existe en su etapa conceptual, aunque sus creadores aceptan cualquier consulta.

Honestamente, parece un lugar donde pasaría el tiempo un villano de cómic, pero eso también es un cumplido. Incluso se puede instalar una esclusa de aire en la estructura y las ventanas están blindadas. ¿Dónde he escuchado características similares explicadas antes? Ah, sí, cierto, en la Tesla Cybertruck. Y al igual que esta última, el Cybunker puede servir como un mobiliario paisajístico apropiado en la playa o siendo el horror multimillonario de tu barrio.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Un chabolo en toda regla. Teniendo una buena parcela, lo interiorizas tipo loft y mientras haces ejercicio, te estimulas vía música y carrazo (al final el 911, sip).


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.