Menu

El Mercedes-Benz CLK AMG GTR 9/25 se subastará en Pebble Beach

Precio estimado: más de 3,6 millones de euros, ni 1.500 km ha hecho

El Mercedes-Benz CLK AMG GTR 9/25 se subastará en Pebble Beach

Próximamente tendrá lugar el Pebble Beach Concours dÉlegance en Monterey, California. Una cita donde los más adinerados pueden sacar a relucir sus coches y, donde nuevos dueños pueden comprar joyas de alto valor gracias a la subasta que se celebra durante el mencionado evento.

El McLaren F1 siempre ha sido un coche caro, pero, recientemente, los precios se han vuelto disparatados. El año pasado, un F1 fue adjudicado por más de 13 millones de euros mientras que, otros dos de ellos se vendieron por sumas no reveladas, probablemente cerca de los 17 millones. Si eso te parece demasiado dinero, te sugiero humildemente que centres tu atención en este Mercedes-Benz CLK GTR que será subastado el 25 de agosto.

Por cortesía de la casa de subastas RM Sotheby’s, este CLK GTR será subastado a un precio que se espera que esté entre los 3,6 y 4,5 millones de euros. Sigue siendo mucho dinero, pero ¿a qué es más económico que un McLaren F1? Vale que ambos modelos se compitieron en el mismo campo de batalla durante el Campeonato FIA GT de 1997, pero fue el CLK GTR quien se hizo con el título.

En total se ensamblaron 20 ejemplares con carrocería coupé y cinco para desmelenarse a techo abierto

Mercedes Clk Amg Gtr 1

Antes de constatarse como WEC (World Endurance Championship), la categoría de resistencia contaba en sus primeras filas con los denominados GT1, coches de carreras que los fabricantes tenían que homologar a través de la puesta en calle de 25 unidades. Es por esta razón por la que, a finales de años noventa, nacieron algunos de los superdeportivos más extremos jamás creados como el Porsche 911 GT1, el Nissan R390 o el Mercedes-Benz CLK GTR que traemos hoy.

A diferencia del F1, el CLK GTR no era un coche de calle modificado para competir, sino todo lo contrario. Mercedes-AMG y HWA tuvieron apenas 128 días para desarrollarlo, y no contaba con ninguna de las características que definían a la firma de la estrella. Sin apenas concesiones al confort y nada rentable para la empresa, un coche de carreras con matrícula. Tenía ABS, aire acondicionado y dos pequeños compartimentos de almacenamiento, pero por lo demás era casi idénticos al que competía en la serie GT1. Hace 20 años, algo estaba pasando en Mercedes.

A pesar de apellidarse CLK, apenas comparte los faros posteriores con el modelo de calle

Mercedes Clk Amg Gtr 5

El corazón de esta bestia fue el elemento que más modificaciones vivió frente al modelo de carreras. El doce cilindros en uve preparado por Illmor Engineering contaba con mayor cilindrada en la versión de calle para preservar un poco mejor la vida del propulsor. Mientras que la versión de competición desplazaba 6 litros, la segunda se incrementó a 6.9 litros. El resultado eran 612 CV y 775 Nm de par motor, capaces de lanzar al CLK GTR a 100 km/h desde parado en 3,8 segundos y alcanzar los 344 km/ de velocidad máxima.

Este CLK GTR es el número 9 de los 25 construidos y se encuentra en perfecto estado de conservación, mostrando en su odómetro 1.440 kilómetros (895 millas). Su historia nace en 1998, cuando salió de la fábrica en Alemania. Posteriormente, fue trasladado a Hong Kong y, en 2005, a Estados Unidos, donde permanece hasta día de hoy. Se nota que sus dueños han preferido preservarlo más que usarlo, y todo apunta a que así seguirá siendo. Una pena.

Que no nos sorprenda el precio que llegue a conseguir, nunca ha sido un coche barato. En su momento de lanzamiento, fue catalogado por el Libro Guinness de los Récords como el coche más caro del mundo, con un precio de 1.318.703 euros.

 

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Javier Costas Franco
Invitado

En el Need For Speed IV me gustaba más el McLaren que este, eran enemigos acérrimos. Basta con echar un vistazo por la página de RM Sothebys para constatar que no hay riqueza suficiente en este mundo para tener todos los coches que nos gustan, ¡siempre seremos «pobres»!

Es una pena que los coches de colección apenas se «disfruten», pero precisamente por eso llegan, así, con 20 años, como recién salidos de fábrica.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.