El Ford GT LM Edition supone el adiós del deportivo yankee

El Ford GT LM Edition supone el adiós del deportivo yankee

Será la última versión que se fabrique del modelo y por el momento, no se sabe nada sobre un posible sustituto


Tiempo de lectura: 4 min.

El Ford GT es, posiblemente, el automóvil más sofisticado, rápido y espetacular, de cuantos ha lazado la firma americana. Es un coche casi de competición, con unas prestaciones de primer nivel y un diseño al mismo nivel. Es cierto que cuando se puso en circulación, muchos criticaron el hecho de llamarse “Ford GT” y no tener ningún parecido con el anterior, que, básicamente, era un resurgimiento del Ford GT40 en clave moderna, más grande, más potente y con una sed de gasolina eterna. Pero la última evolución, la que ahora se despide del mercado, es totalmente diferente, es un coche más avanzado, técnica y tecnológicamente, más eficaz (sobre todo aerodinámicamente hablando) y más deportivo.

Cuando se abrieron las ventas, en Ford se inventaron un sistema para evitar la especulación, esa nefasta tendencia a comprar el vehículo y luego revenderlo por un precio mayor al original, sacando beneficio por el camino. Muchos famosos se quedaron fuera de la lista de compradores y muchos coleccionistas también, habiendo un caso bastante conocido con Jonh Cena, el campeón de lucha libre, actor, presentador y coleccionista de coches. Este vendió su Ford GT tan solo dos semanas de haberlo comprador, existiendo una cláusula que le obligaba a esperar dos años.

Ahora, la especulación podría ir a más, porque el Ford GT ha llegado al final de su producción con una edición especial llamada “Ford GT LM”. Solo se fabricarán 22 ejemplares, de los cuales, se desconoce el precio. No obstante, como se suele decir, si preguntas por el precio, es que no te lo puedes permitir. Los pedidos ya están abiertos y las entregas comenzarán en otoño de 2022.

Ford GT LM (2)

Es la tercera versirón de los Ford Gt Heritage Edition y para la ocasión, se rinde homenaje al éxito en la Sarthe, en el circuito donde se celebran las 24 Horas de Le Mas. Ford fue dos veces campeón de las 24 Horas de Le Mans, la primera en 1966 con el Ford GT40 y la segunda en 2016 con el actual Ford GT. Esta última es la victoria que se conmemora con esta edición especial y como no podría ser de otra forma, cuenta con la decoración que tenían las unidades que corrieron aquella carrera.

Todas las unidades que se pondrán a la venta, las 22, contará con detalles de fibra de carbono teñida de azul o rojo (por la librea de los coches que participaron en la victoria) en el labio delantero, fadones laterales, umbrales de puertas, difusor trasero, en las persianas del capó y en los soportes de los espejos laterales. Las llantas también son de fibra de carbono, con 20 pulgadas de diámetro y con detalles en azul y rojo. Los frenos son Brembo, con pinzas lacadas en color negro y la línea de escape está impresa en 3D con titanio.

La impresión 3D también se ha usado para la insignia “GT LM”, también realizada con titanio y se han empleado componentes del coche que acabó en tercer lugar en 2016, como el cigüeñal, que se ha convertido en polvo y luego se ha reconstruido. Se ha usado una aleación única para imprimir en 3D la insignia del panel de instrumentos, se montan asientos de fibra de carbono y se han tapizado algunas partes del habitáculo con cuero.

Ford GT LM (3)

El motor sigue siendo elmismo, un V6 EcoBoost con 656 CV a 6.250 revoluciones y 745 Nm de par a 5.900 revoluciones. Pesa 1.385 kilos (relación peso potencia de 2,11 kg/CV) y puede alcanzar los 348 km/h.

Multimatic, la empresa que se encarga de su fabricación, reveló en su momento, cuando Ford ganó las 24 Horas de Le Mans en su categoría, que se fabricarían otras 250 unidades, las cuales, serían las últimas del modelo. SE espera que para diciembre de 2022 se hayan alcanzado las 1.350 unidades y se detenga la producción del Ford GT.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.