El Corvette Z06 es un coche enfocado al disfrute a los mandos

El Corvette Z06 es un coche enfocado al disfrute a los mandos

Además, también es uno de los más baratos de su categoría


Tiempo de lectura: 3 min.

El Corvette Z06 es uno de los deportivos más importantes de General Motors y uno de los más rápidos y eficaces de Estados Unidos, sobre todo ahora que tiene el motor colocado en posición central y además, se han implicado mucho en hacer que sea un automóvil “para curvas”, no como anteriores generaciones, que eran un auténtico deportivo americano en todos los sentidos. Ahora, aunque haya perdido parte de su esencia, es más europeo y, por tanto, su velocidad en línea recta ya no es tan importante.

De hecho, hay un dato que deja clara esta característica, y es que todavía no se conoce oficialmente la velocidad máxima del modelo. Ha pasado casi un año desde que se dio a conocer el nuevo Corvette Z06, pero su velocidad máxima es una incógnita, al menos oficialmente, pues el ingeniero jefe ejecutivo de la línea Corvette, Tadge Jeuchter, ha dicho que la velocidad máxima del Chevrolet Corvette Z06, es de 195 mph, alrededor de los 314 km/h. No es, por tanto, el Corvette más rápido de la historia del modelo, el Corvette C7 ZR1, con sus 755 CV; alcanzaba las 212 mph, 340 km/h.

Según Jeuchter, el Corvette C8 Z06 no es un coche de números, sino de sensaciones, su enfoque está, según el propio Jeuchter, en ofrecer una conducción pura en circuito y en el disfrute del conductor. Aunque eso no quiere decir que no sea rápido en sus cifras, pues completa la aceleración 0 a 100 km/h en 2,6 segundos y el cuarto de milla desde parado en 10,6 segundos, con una velocidad final de casi 210 km/h.

Josh Holder, ingeniero jefe del Corvette, comentó durante una entrevista con Corvette Blogger, que la velocidad máxima se ve reducida hasta las 189 mph, unos 305 km/h, equipado con el paquete Z07 de alta carga aerodinámica (con un coste adicional de 8.995 dólares, 9.034 euros), que agrega, entre otras cosas, un enorme alerón trasero. Este paquete permite contar con 333 kilos de carga aerodinámica a 300 km/h y alcanzar una aceleración lateral de 1,22 g. Nada mal, todo sea dicho y seguramente, el paquete que montará el deportivo yankee si algún día asalta el circuito de Nürburgring.

Hasta el momento, el Corvette siempre ha destacado por ser un coche muy bestia, pero poco eficaz en curva. El C6 mejoró algo esta situación y el C7 dio un salto hacia delante notable, pero es ahora, con el motor central, cuando General Motors se ha acerado más que nunca a los deportivos europeos. Y no es porque los americanos no sepan hacer coches deportivos, no nos confundamos, en realidad, nunca había necesitado ni tampoco habían querido desarrollar un deportivo que no fuera auténticamente yankee.

Con el cambio, el Corvette ha ganado muchísimos más seguidores que antes (el director de espíritu RACER es un declarado seguidor del C8), recibiendo elogios incluso de personajes de talla de Christian von Koenigsegg. No cabe duda que el señor Koenigsegg sabe algo sobre coches de altas prestaciones y sus opiniones al respecto tiene más fundamento que muchas otras, por eso, que asegure que el nuevo Corvette C8 “es alucinante”. Según Koenigsegg, que General Motors haya logrado un coche como este, por esa cantidad de dinero, es alucinante.

chevrolet corvette z06 (2)

Que General Motors pueda hacer eso, por esa cantidad de dinero, con ese tipo de nivel de desempeño, es alucinante. Es bueno para ellos y bueno para sus clientes.” Christian von Koenigsegg, CEO de Koenigsegg, en declaraciones para The Drive

La versión más económica del Corvette C8 arrancaba en poco menos de 60.000 dólares, es el deportivo de su estilo más barato del mercado, alcanzando ahora los 65.595 dólares para 2023, una tarifa que sigue siendo de las más bajas de su categoría. Si miramos las tarifas para el Corvette Z06, vemos que tampoco se dispara en exceso frente a sus rivales directos, pues apenas supera los 105.000 dólares.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.