El BMW i8 encara su recta final

El BMW i8 encara su recta final

Falta poco para que deje de fabricarse


Tiempo de lectura: 2 min.

El primer híbrido enchufable de BMW no fue precisamente un coche del montón. Presentado en Frankfurt en 2013 y puesto a la venta en 2014, el BMW i8 Coupé -después vino el i8 Roadster, en 2018- era el tricilíndrico más cachondo del mercado, con 374 CV combinados, una célula de fibra de carbono, 0-100 km/h en 4,4 segundos, punta de 250 km/h, emisiones bajísimas…

… y un precio salvaje, unos 120.000 euros y aparte los impuestos. BMW no quiso nunca vender muchos ejemplares, el cliente del i8 era no solo una persona acaudalada, también un amante de la más alta tecnología. Y como suele suceder con coches de alta tecnología, envejecen rápidamente y su interés decrece. BMW avisó hace meses que se dejaría de fabricar. Se va sin sucesor.

Puede que mientras escribo estas líneas su producción se cancele anticipadamente debido al COVID-19, o que ese anuncio llegue poco después, pero está claro que no le queda mucho. Uno de los síntomas de que las cosas no iban demasiado bien es el indicador de los valores residuales. Los BMW i8 se deprecian a toda velocidad.

BMW I8 Roadster 2

BMW i8 Roadster

Los ejemplares vendidos en 2016 ya están a tiro por más o menos la mitad, o menos. El fenómeno se aprecia en mercados muy dispares, ya es un “coche viejo” que puede ser un posible problema a la hora de mantenerlo… o una ganga para el que busque un coche de altas prestaciones. Y no hay muchos como este. Ni siquiera se ha quedado desfasado estéticamente.

En toda Europa solo se vendieron 1.013 unidades en 2019, una caída del 32 % respecto a 2018. BMW necesita hacer sitio en sus fábricas para producir coches más rentables, véase el i4 sedán (finales de 2021) o el crossover iNext (mediados de 2021), mientras aumenta la producción de híbridos enchufables de corte convencional, no tan para puristas como el i8.

En el futuro será un clásico y, a diferencia de modelos como el M1 o el Z8, no va a dejar de ser ecológico. Es una buena pregunta saber cuándo tocarán fondo sus valores residuales y empezarán a subir los precios. Ojalá lo supiera, pero parece que la fase de “purgatorio” le va a llegar de forma anticipada, después ya irá hacia arriba, que es lo normal en un coche exclusivo, caro en origen y producido en reducido número.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Piloto
Rest

Pienso igual, bajará hasta un precio jugoso y después irá subiendo como la espuma. Sí, y llegará a ser un clásico. Me encanta el i8.

pabeni
Invitado
pabeni

Un fracaso y los demás híbridos enchufadles les pasará lo mismo.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.