El BMW i8 encara su recta final

El BMW i8 encara su recta final

Falta poco para que deje de fabricarse


Tiempo de lectura: 2 min.

El primer híbrido enchufable de BMW no fue precisamente un coche del montón. Presentado en Frankfurt en 2013 y puesto a la venta en 2014, el BMW i8 Coupé -después vino el i8 Roadster, en 2018- era el tricilíndrico más cachondo del mercado, con 374 CV combinados, una célula de fibra de carbono, 0-100 km/h en 4,4 segundos, punta de 250 km/h, emisiones bajísimas…

… y un precio salvaje, unos 120.000 euros y aparte los impuestos. BMW no quiso nunca vender muchos ejemplares, el cliente del i8 era no solo una persona acaudalada, también un amante de la más alta tecnología. Y como suele suceder con coches de alta tecnología, envejecen rápidamente y su interés decrece. BMW avisó hace meses que se dejaría de fabricar. Se va sin sucesor.

Puede que mientras escribo estas líneas su producción se cancele anticipadamente debido al COVID-19, o que ese anuncio llegue poco después, pero está claro que no le queda mucho. Uno de los síntomas de que las cosas no iban demasiado bien es el indicador de los valores residuales. Los BMW i8 se deprecian a toda velocidad.

BMW I8 Roadster 2

BMW i8 Roadster

Los ejemplares vendidos en 2016 ya están a tiro por más o menos la mitad, o menos. El fenómeno se aprecia en mercados muy dispares, ya es un “coche viejo” que puede ser un posible problema a la hora de mantenerlo… o una ganga para el que busque un coche de altas prestaciones. Y no hay muchos como este. Ni siquiera se ha quedado desfasado estéticamente.

En toda Europa solo se vendieron 1.013 unidades en 2019, una caída del 32 % respecto a 2018. BMW necesita hacer sitio en sus fábricas para producir coches más rentables, véase el i4 sedán (finales de 2021) o el crossover iNext (mediados de 2021), mientras aumenta la producción de híbridos enchufables de corte convencional, no tan para puristas como el i8.

En el futuro será un clásico y, a diferencia de modelos como el M1 o el Z8, no va a dejar de ser ecológico. Es una buena pregunta saber cuándo tocarán fondo sus valores residuales y empezarán a subir los precios. Ojalá lo supiera, pero parece que la fase de “purgatorio” le va a llegar de forma anticipada, después ya irá hacia arriba, que es lo normal en un coche exclusivo, caro en origen y producido en reducido número.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
pabeni
Invitado
pabeni

Un fracaso y los demás híbridos enchufadles les pasará lo mismo.

Rest
Invitado
Rest

Pienso igual, bajará hasta un precio jugoso y después irá subiendo como la espuma. Sí, y llegará a ser un clásico. Me encanta el i8.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.