El Aston Martin Valkyrie ya rueda por vías públicas

El Aston Martin Valkyrie ya rueda por vías públicas

Se adentra en su fase final de desarrollo


Tiempo de lectura: 5 min.

El Aston Martin Valkyrie es uno de los proyectos más ambiciosos en los que se han embarcado la compañía británica, por no decir que se trata de lo más “gordo” que se han imaginado en Gaydon y además, se han atrevido a hacerlo realidad. La historia de este aparato comenzó en 2016, cuando se dio a conocer un prototipo a modo de adelanto y se afirmó que era un proyecto en conjunto entre la marca de automóviles y Red Bull, acuerdo de colaboración que permitió que Adrian Newey fuera el máximo responsable del diseño.

Desde entonces, no han parado de salir todo tipo de noticias, tanto reales como inventadas o, como mínimo, de origen dudoso. Lo que sí está claro es que el bestial Aston Martin Valkyrie no estará en la línea de salida de la categoría hypercar del Mundial de Resistencia y que por el momento, el proyecto sigue adelante. No en balde, la llegada de Lawrence Stroll ha supuesto una buena inversión de dinero aunque gran parte de ese capital es para completar el lanzamiento del Aston Martin DBX y empezar la comercialización.

Junto al Valkyrie, Aston Martin pondrá en circulación el Valhalla, un deportivo de similares características y diseño en la misma línea, pero con prestaciones más comedidas que las anunciadas para el Aston Martin Valkyrie, además de ser un coche más confortable y menos agresivo en general.

Aston Martin Valkyrie (7)

Primeras imágenes en carreteras públicas

Aston Martin es una compañía especialista en sobrevivir. Han estado durante décadas siguiendo adelante con lo justo e incluso en números rojos y han podido sacar diferentes modelos que han dado la oportunidad de dar pasitos hacia delante. El acuerdo con Mercedes-AMG abría un bonito futuro para Aston, con nuevos y super modernos motores que además han demostrado sus capacidades en muchos modelos con la estrella en el frontal. Ahora vuelven a las andadas y las cuentas caen hasta rozar la quiebra, que se ha salvado gracias a la familia Stroll.

Con los Stroll ha llegado dinero, pero también algunas condiciones que, en teoría, ponían en duda algunas cosas. Por ejemplo, Stroll es dueño del equipo de Fórmula 1 Racing Point, que pasará a denominarse Aston Martin. Esto supone que se rompe el acuerdo en la Categoría Reina con Red Bull y, también, en materia tecnológica. Es decir, no seguirán colaborando en el desarrollo de vehículos deportivos tales como el Aston Martin Valkyrie o el Aston Martin Valhalla, dos proyectos que se pusieron automáticamente en “cuarentena” o eso al menos se decía. Ambos son el resultado de un acuerdo entre la compañía de Gaydon y Red Bull y con un acuerdo roto, ¿quién se queda el proyecto para completarlo?

Al parecer, el Aston Martin Valkyrie sigue su curso como estaba previsto y la marca ha publicado las primeras imágenes del modelo circulando por vías públicas, sin ningún tipo de camuflaje (por mucho que lo escondan, es un coche imposible de confundir con otro). Esto supone que se encuentra muy cerca del final de desarrollo, ya que las pruebas en carretera abierta son, por lo general, el último paso en el desarrollo de cualquier automóvil. Las imágenes han sido sacadas en los alrededores del circuito de Silverstone, en Reino Unido.

Es la primera vez que el Valkyrie rueda en carreteras abiertas al tráfico y la imagen de un coche como este rodeado de turismos convencionales, hace que su silueta destaque mucho más, parece una nave espacial que ha perdido el rumbo y busca cómo regresar.

Aston Martin Valkyrie (4)

V12 atmosférico, más de 1.000 CV firmado por Cosworth

Una de las cosas que más llaman la atención del Aston Martin Valkyrie es su espectacular aspecto. Su forma está sujeta a la función, nada es decorativo, todo es funcional. Adrian Newey ha tenido total libertad para dejar volar su imaginación y el Valkyrie cuenta con una carrocería diseñada para ser ultra eficiente aerodinámicamente hablando y también ultra eficaz. Todo está llevado al límite y verlo circular por cualquier carretera debe ser un espectáculo 100 % asegurado.

Pero lo que realmente es algo fuera de lo normal es su motor, un bloque V12 de 6,5 litros desarrollado en colaboración con Cosworth. Prescinde de cualquier tipo de sobrealimentación, aunque si recurre a hibridación mediante KERS (Kinetic Energy Recovery System o sistema de recuperación de energía cinética) obra de Rimac e Integral Powertrain Ltd. Puede girar a nada menos que 11.100 revoluciones para desarrollar 1.176 CV a 10.500 rpm (1.000 CV del V12 y 176 CV del KERS) y 900 Nm de par a 6.000 rpm. No se declaran cifras oficiales, pero prometen un sprint desde parado en menos de 2,5 segundos, un 0-320-0 en 15 segundos, así como una carga aerodinámica de al menos 1.800 kilos.

Hay un dato que se mantiene en completo secreto: el peso. La marca asegura que supera la proporción de un caballos por cada kilo de peso, teniendo más potencia que tara sobre la báscula.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.