Marty, el DeLorean DMC-12 que hace drifting sin conductor

Marty, el DeLorean DMC-12 que hace drifting sin conductor

Porque siempre se puede regresar al futuro... de lado a lado


Tiempo de lectura: 4 min.

Olvídate de regresar al futuro, estamos bien y progresando adecuadamente. Sin embargo, un grupo de ingenieros de la Universidad de Stanford acaba de construir una máquina que aúna tanto el pasado como los tiempos que se avecinan. Este es MARTY, y es un DeLorean DMC-12 totalmente eléctrico y autónomo capaz de hacer drifting como si de un auténtico profesional se tratase.

Para aquellos que vivieron los 80 y principios de los 90, el ícono del “futuro” era una cuña de aluminio completamente cepillada. Mucho antes de que esa descripción fuese la apropiada para la Tesla Cybertruck, el DeLorean DMC-12 se implementó en la conciencia de las masas gracias a su papel como máquina del tiempo en la trilogía Regreso al futuro. Sin embargo, más allá de la apariencia externa, poco tiene que ver este icónico deportivo con el que apareció en los filmes.

MARTY se creó por primera vez en 2015, cuando el graduado en el doctorado de ingeniería mecánica Jonathan Goh y su equipo del Laboratorio de Diseño Dinámico de Stanford convirtieron un DeLorean de 1981 en un vehículo totalmente eléctrico capaz de conducirse por sí mismo. Integraron una suspensión personalizada, llantas más grandes, una jaula antivuelco completa, ordenadores de a bordo y un par de antenas GPS para el seguimiento en tiempo real.

DeLorean DMC 12 Autonomo Electrico Drifting (3)

MARTY viene de “Multiple Actuator Research Testbed for Yaw”, y casualmente coincide con el nombre del personaje de Michael J. Fox, Marty McFly

Al principio, MARTY era capaz de hacer donuts y poco más, pero cuatro años después, es capaz de ir de lado a lado con la precisión de un humano. En un video de YouTube compartido por la Universidad de Stanford, se puede ver a este DeLorean DMC-12 derrapando alrededor de un complejo trazado de obstáculos de media milla, llamada “MARTYkhana”. Sorprendentemente, no solo no tira ningún cono, sino que siquiera hace amago de duda en cada cambio de dirección.

Aunque en el vídeo había dos conductores detrás del salpicadero en caso de emergencia, ninguno de ellos necesitó tomar el control en ningún momento porque MARTY resultó ser un auténtico maestro del drifting. De hecho, el coche puede rastrear una ubicación dentro en un espacio de una pulgada (2,54 cm) y calcular una ruta sin parar de quemar rueda. Y todo ello en escasos segundos gracias a los 7.000 Nm que generan sus motores eléctricos sobre el eje trasero.

DeLorean DMC 12 Autonomo Electrico Drifting (2)

Aunque los datos técnicos del sistema eléctrico destacan por su ausencia, sabemos que ha sido desarrollado por Renovo y puede entregar hasta 7.000 Nm

Una vez que el equipo había alimentado a MARTY para afrontar el trazado de Thunderhill Raceway en California, la electrónica se encargó de ajustar la potencia de frenado, el ángulo de la dirección y la aceleración necesaria para que el automóvil se deslizase por el recorrido preparado con una oleada de humo detrás. La precisión de todo esto, y lo cerca que está de los límites impuestos, es un espectáculo para la vista que no decepciona.

“Estamos tratando de desarrollar vehículos automatizados que puedan manejar una amplia gama de condiciones; para poder controlar maniobras de emergencia o superficies de baja fricción, como en hielo, nieve o carreteras mojadas y resbaladizas”, dijo el ingeniero principal del proyecto, Chris Gerdes. Lo racional detrás del experimento está en poder desarrollar esta tecnología para circular en entornos más predecibles, como ir al supermercado, por ejemplo.

“A través del drifting, podemos llegar a ejemplos extremos de física de conducción que de otro modo no podríamos”, mencionó Tushar Goel, graduado en Stanford. “Si podemos conquistar cómo controlar con seguridad el automóvil en los escenarios más estables e inestables, será más fácil conectar todos los puntos intermedios”. Avanzamos hacia un mundo donde los vehículos autónomos, inevitablemente, se convertirán en algo común, pero no por ello no pueden ser mínimamente divertidos.

Bajo estas líneas puedes echar un vistazo detrás de las cámaras de cómo MARTY consiguió desenvolverse en la pista como si un piloto de drifting hubiese a los mandos. Es realmente impresionante lo ágil que puede ser  para hacer esas transiciones y también lo preciso que puede ser. Porque ese es el truco como conductor. Eso es lo que todos estamos tratando de resolver”, mencionó Fredric Aasbo, campeón de Formula Drift 2015.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.