Menu

Si quieres un Nissan Skyline por poco dinero, o piezas para él, este es tu sitio

Trust Kikaku dispone de innumerables ejemplares y repuestos a la venta

Si quieres un Nissan Skyline por poco dinero, o piezas para él, este es tu sitio

Si eres un fanático del Nissan Skyline, especialmente en sus generaciones R32, R33 y R34, es momento de coger un paquete de pañuelos para limpiar las babas. El youtuber australiano Sammit subió recientemente un vídeo que muestra un almacén secreto lleno de modelos Skyline. Más importante aún, todos están supuestamente a la venta por menos de 10.000 euros, junto con una enorme colección de “nuevas” piezas de repuesto.

Esta meca del Nissan Skyline es parte de una colección privada que pertenece a una tienda minorista japonesa de coches y componentes con el nombre de Trust Kikaku. La compañía se especializa en suministros de repuestos y piezas de recambio originales (OEM), así como en la venta de deportivos locales usados. Seguramente no encuentres ningún otro sitio tan devoto hacia el modelo de Yokohama.

Muchos de ellos se almacenan al aire libre y, como puedes imaginar, estos modelos no están todos en perfectas condiciones. Mientras SAMMIT recorre el pequeño almacén en una visita guiada por su propietario, el filme muestra una encomiable colección, cuidadosamente colocada y envuelta en cubiertas de plástico. Los modelos van desde Nissan Skyline de cuatro puertas automáticos sin turbo, hasta algunos coupés GTT en una amplia variedad de colores.

Nissan Skyline GT R NISMO Z Tune 2

Posiblemente, el único modelo que no encuentres allí sea un Nissan Skyline GT-R NISMO Z-Tune

Pero, sin duda, lo mejor es su precio: mientras que uno como el primero lo puedes encontrar por tarifas de entre 1.800 y 3.200 euros, el segundo lo pueden tener por menos de 10.000 euros, en perfectas condiciones, con cambio manual y bajo kilometraje. Es cierto que para hacerse con uno habría que sumar el coste de importar el vehículo, pero Trust Kikaku también piensa en esos clientes internacionales y permite guardar el coche por unos 45 euros al mes hasta que pueda ser enviado a su destino.

¿Ya tienes un Skyline en tu garaje? Trust Kikaku también tiene una gran variedad de piezas de inventario sin usar para esos coches, desde una tapa para el depósito de gasolina hasta un interior completo. De todas formas, Nissan ya está fabricando nuevas piezas para los antiguos GT-R. El almacén se encuentra al final de un camino recto situado entre campos de cultivo en Shimotsuma, Japón, a aproximadamente una hora de Tokio y a tres minutos del circuito Tsukuba.

Hasta donde sabemos, los coches no figuran en ninguno de los canales de venta de Trust Kikaku, pero hacia el final del vídeo, Sammit explica cómo preguntar sobre la gran cantidad de piezas en el sitio de Yahoo Auctions Japan y hacer consultas específicas. Hay que tener en cuenta que la compañía responde a cada mensaje, pero siempre que sea en inglés. A pesar de recibir cientos de correos todos los días, las respuestas pueden llegar en apenas un minuto.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.