BAC Mono, más potencia y menos peso

BAC Mono, más potencia y menos peso

Ahora tiene 332 CV y pesa 570 kilos


Tiempo de lectura: 5 min.

Bendito mundo este del automóvil. Puedes vivir aventuras tremendas, sentir la más enorme de las envidias o la mayor de las emociones, puede hacer que te indignes o también, al menos aquí en España, que te enzarces en la más estúpida de las discusiones. Estamos en un país en el que todo el mundo sabe de todo, pero realmente nadie sabe de nada. Donde todo se da por sentado sin haberlo comprobado y lo que se dice en foros y redes sociales es indiscutible. Donde antes de razonar o debatir, se insulta y donde ser diferente parece una lacra. Un lugar donde coches como el BAC Mono no tienen sentido.

Aquí todo el mundo quiere un Volkswagen Golf GTi o un Mitsubishi Lancer EVO. Los JDM más acérrimos miran por encima del hombro al resto de aficionados si no conocen los códigos de motor, los fanáticos de BMW no soportan a los fanáticos de Mercedes y viceversa, luego están los seguidores de VAG quienes no son capaces de oír críticas hacia los modelos del grupo, los puristas de Porsche siguen soñando con los motores ‘de aire’, los fanáticos del Grupo B de rallyes piensan que los WRC son juguetes y los amantes de los clásicos tildan de electrodomésticos los coches modernos… y luego estamos los enfermos que todo esto nos da exactamente igual y nos gustan todos y cada uno de los coches habidos y por haber sin importar marca, motor, año de fabricación, origen o cualquier otra cosa susceptible de catalogar un coche. Somos unos incomprendidos. Somos, como ya he dicho, unos enfermos.

Quizá por eso tenemos otros favoritos. No soñamos con un Golf GTi y preferimos un Focus RS de primera generación, quizá también pueda ser el motivo de ser incapaz de elegir entre un BMW Motorsport y un Mercedes AMG y, también puede ser el motivo por el que antes de comprar un Porsche 911 cualquiera, sea ‘de aire’, Turbo o GT3, prefiramos un BAC Mono. Y no es que haya probado estos coches, ¡ya me gustaría a mi! Si no por otras razones. La primera, y una de las cosas que resultan definitivas en la mayoría de los casos, es su aspecto. ¿Habéis visto qué pintaza? Un deportivo, y más uno que está pensado solo para divertirse, tiene que emocionar incluso solo con verlo. Si este primer contacto falla, el resto ya no será lo mismo.

bac mono (3)

Pero olvidemos la imagen, si es que alguien puede hacer eso, fijémonos en otras cosas. Por ejemplo, se ha presentado la última evolución de tan llamativo vehículo que se vuelve más rápido y radical. Un coche que ya era veloz en su primera entrega, nueve segundos más rápido que el McLaren P1 en el circuito de Silverstone nada menos y solo con 280 CV (para 540 kg, ¡ojo!), extraídos de un 2,3 litros de Ford retocado, como no, por Cosworth, con el que se ponía a 275 km/h con el desarrollo estándar (puedes elegir los que más rabia te den).

Luego llegó una pequeña renovación y se elevó su potencia hasta los 309 CV y 309 Nm de par, procedentes del mismo Ford-Cosworth cuya cilindrada se subió a los 2,5 litros. Es cierto que su peso aumentó en 40 kilos, pero no fue un problema porque el McLaren P1 seguía sufriendo en aceleración al ser batido por un segundo, pues el BAC Mono completaba el sprint desde parado en 2,8 segundos. Además, adoptó un chasis más ancho a petición de los clientes y un control de tracción de tracción con cinco posiciones, una función ‘Launch control’ inteligente y un sistema electrónico que ordena al cambio subir de marcha al alcanzar el corte de inyección, que se puede activar desde el volante multifunción. Bueno, de hecho, todo se activa desde el volante.

Un auténtico juguete para mayores y para disfrutar en solitario, que vuelve a renovarse y a ser más alucinante todavía. Briggs Automotive Company (BAC) ha sometido al Mono a una actualización que, atención, le permite superar la Euro 6-d mientras mejora las prestaciones y rebaja el peso. Esto último ha sido gracias a la combinación de fibra de carbono con grafeno para los paneles de la exigua carrocería.

bac mono (13)

La primera generación del BAC Mono era cualquier cosa, menos algo común. La segunda renovación subió la apuesta un poco más y ahora, todo se radicaliza un poco más. La carrocería (25 milímetros más larga) se acerca al suelo 20 milímetros, debido a unas nuevas geometrías de suspensión y a nuevos elementos que la componen, las llantas son 2,2 kilos más ligeras y los frenos firmados por AP Racing pueden tener discos cerámicos.

El bloque de cuatro cilindros y origen Ford ya no está retocado por Cosworth como en las anteriores generaciones, pero no importa, ahora es Mountune quien mete mano al motor logrando extraer 332 CV y 400 Nm de par, responsables de lanzar los 570 kilos del aparato hasta los 100 km/h desde parado en 2,7 segundos. El único “problema” es el precio: 190.283 euros…

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!