A la venta este Aston Martin único, el superdeportivo del futuro en 1998

A la venta este Aston Martin único, el superdeportivo del futuro en 1998

Se trata del Aston Martin Project Vantage, precursor del Vanquish de 2001


Tiempo de lectura: 3 min.

Con las miras puestas en el Salón del Automóvil de Detroit de 1998, a inicios de ese mismo año, Aston Martin anunció a bombo y platillo un proyecto destinado a construir el superdeportivo del futuro. En realidad, se trataba del prototipo sobre el que se construiría el Aston Martin Vanquish de producción, comercializado desde 2001 como buque insignia de la marca. A diferencia de otros ejemplos equivalentes, este ejemplar único, denominado Aston Martin Project Vantage, no fue destruido ni mantenido en poder de la compañía, y ahora se encuentra a la venta a través de Classic Mobilia.

A modo de contexto, cabe apuntar que, a las puertas del nuevo siglo, Aston Martin, integrada en Ford, se veía en la necesidad de renovar un catálogo que era considerado demasiado conservador y muy poco excitante. Para conseguirlo, actores como Ford —o Ford Advanced Technology—, Borg Warner, Magnetti Marelli y AP Racing fueron reclutados para dar a luz a este superdeportivo, que significaba un nuevo comienzo para el fabricante británico.

El renombrado Ian Callum, responsable de la imagen moderna de la marca desde el aclamado Aston Martin DB7, fue el encargado de un diseño exterior, que, si bien recibió algunos cambios de camino a la entrada en producción ya como Aston Martin Vanquish, presenta todos los elementos representativos desde el prototipo. Las diferencias más llamativas entre ambos vehículos se encuentran en la trasera, donde se trabajó en una mejor integración del spoiler y se sustituyeron los pilotos, para darles una imagen más coherente con el resto de la gama de Aston Martin.

Consideramos que el Vantage Project refleja todos los elementos esenciales de potencia, rendimiento e implicación del conductor en consonancia con la tradición de Aston Martin”, dijo en su momento Bob Dover, que era el director ejecutivo de la marca británica

Aston Martin Project Vantage (1998) 14

Su chasis fue construido empleando aluminio y fibra de carbono, basándose en tecnologías utilizadas por entonces en la fabricación de los monoplazas de Fórmula 1. También se incorporaban sistemas electrónicos propios de esta categoría, como era el caso de su caja de cambios automática de seis velocidades, que requería de solo 250 milésimas de segundo para cambiar de marcha y que podía operarse en modo secuencial con las levas tras el volante.

El propulsor que se ubicó bajo el capó delantero de este Aston Martin Project Vantage consistió en un V12 creado gracias a la unión de dos bloques Duratec de seis cilindros en uve. No obstante, Cosworth, que en aquella época era proveedor de motores de Fórmula 1, contribuyó a su puesta a punto, y fue la responsable de que el V12 de aluminio, con 48 válvulas y seis litros de cubicaje, entregase 450 CV de potencia máxima.

En su interior, con unos acabados a la altura de cualquier modelo de Aston Martin, destacan las molduras en fibra de carbono, que no llegaron al Aston Martin Vanquish de producción, el cual ofrecía solo acabados en materiales metálicos para esta superficie. Tampoco tuvo continuidad la instalación de arneses de cuatro puntos, que se sustituyeron por cinturones convencionales en el modelo comercializado. En cualquier caso, este Aston Martin Project Vantage supuso un punto de inflexión para la compañía, en otro de sus momentos difíciles, en términos financieros. Ahora, este modelo único está disponible para cualquier coleccionista que desee añadirlo a su garaje, por un precio que, aunque solo se puede conocer bajo consulta, estamos seguros de que no estará al alcance de muchos.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.