Aston Martin DBS 59, tributo a Le Mans

Aston Martin DBS 59, tributo a Le Mans

Una serie especial basada en el recién presentado DBS Superleggera


Tiempo de lectura: 3 min.

Hace ya algunos años, allá por 1959, Aston Martin lograba vencer las 24 horas de Le Mans. No solo eso, sino que el segundo clasificado también era un Aston Martin. Los pilotos que lograron tal hazaña fueron Carroll Shelby y Roy Salvadori, así que para celebrar el 59 aniversario de tan grandiosa victoria, la marca inglesa va a construir 24 unidades del nuevo Aston Martin DBS 59, todo un tributo al DBR1 de aquella época.

Esta serie limitada está basada en el Aston Martin DBS Superleggera, una fantástica máquina de las que ya no quedan. Monta el poderoso V12 biturbo de 5,2 litros que rinde 725 CV y 900 Nm, 117 CV y 200 Nm más que el DB11 del que parte.

Al llevar el apellido Superleggera, implica que también hay que reducir el peso para mejorar las prestaciones, así que Aston Martin recurre a la fibra de carbono en algunos paneles de su carrocería, monta llantas forjadas más ligeras y frenos de carbono, que aportan ligereza y mayor potencia de frenado, siempre y cuando estén calientes, claro. En seco esto hace un peso de 1693 kg, 72 kg menos que el DB11, con un reparto 51:49 (delante:detrás).

Aston Martin Dbs 59 1

El Aston Martin DBS Superleggera hace el 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, el 0 a 161 km/h en 6,4 segundos y alcanza 339 km/h de velocidad máxima

Esta serie especial está pintada en Aston Martin Racing Green, aunque su carrocería deja entrever detalles de la fibra de carbono, y algunos otros pintados en color bronce, como un detalle en la parrilla, pinzas de freno, las llantas o las letras de la parte trasera. En el interior tenemos tres tonos: el verde, reservado para algunos detalles de las puertas y consola central, mientras el negro predomina en el salpicadero y parte trasera de los asientos. En la parte frontal encontramos un tapizado de cuero en color marrón.

Aston Martin Dbs 59 2

En la trasera, junto al alerón y al Aeroblade, encontramos la inscripción en bronce del número de bastidor del ganador de Le Mans en 1959, DBR 1/2, junto con el código de su motor, RB6/300/6.

Como no podía ser de otro modo, en una versión que rinde tributo a las 24 horas de Le Mans, no pueden faltar los cascos. Aston Martin ha pensado en ello y en la parte trasera podemos encontrar dos cascos especialmente diseñados para este modelo. No solo eso, también incorpora dos monos azules y guantes, imitando aquellos de 1959; un juego de maletas, para que podamos viajar sin problemas y una funda para el vehículo. Desde luego han pensado en todo.

Cada una de las 24 unidades incorporará un número pintado en la aleta delantera, indicando el número de modelo que hemos adquirido. La marca no ha facilitado precios, pero sabiendo que el DBS Superleggera partirá aproximadamente de los 256.000 euros, es de prever que esta versión esté por encima de ese precio. Si aún no has pensado qué pedir a los Reyes Magos, este Aston Martin DBS 59 puede ser una fantástica opción.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.