Así es el Aston Martin Valhalla de producción

Así es el Aston Martin Valhalla de producción

Dice adiós al motor V6 de producción propia


Tiempo de lectura: 8 min.

Aston Martin Valhalla. Seguro que casi te habías olvidado de este deportivo, prometido antes de la pandemia, pero del que poco se sabía. Toda la atención estaba centrada en el descomunal Valkyrie, que tuvo su primera actuación en vivo durante la celebración del Festival Of Speed de Goodwood. Actuación un tanto frustrada, pues en una de las subidas a la famosa colina de Goodwood, el coche acabó “aparcado” al borde de la pista.

Empieza bien su andadura el Aston Martin Valkyrie, cuyo problema, al parecer, estaba relacionado con una pequeña pieza cuyo coste son cinco libras (unos seis euros), colocada entre las baterías de bajo voltaje y las de alto voltaje. Un pequeño inconveniente que no ha detenido las intención de Lawrence Stroll, quien afirmó que las entregas comenzarán en el cuarto trimestre de 2021, el cual se verá acompañado dos años después de otro modelo igual de espectacular, aunque menos prestacional. Sí, el Aston Martin Valhalla.

La información respecto a este modelo era bastante limitada, pues hasta el momento, lo único que se había dado a conocer era un prototipo llamado Aston Martin Project 003, que en año 2019, prometía llegar con un nuevo propulsor V6 de creación propia y un grupo híbrido que aumentaría las prestaciones y metería a Aston Martin directamente en una nueva era. Ahora se presenta la versión definitiva de producción, que trae muchos más cambios de los que se podría esperar en su paso de prototipo a coche de producción.

Adiós al V6 de Aston Martin

Uno de esos cambios, el que seguro será más comentado, es el abandono del motor V6 de producción propia. Aston Martin no desarrollará un nuevo motor para el Valhalla, que finalmente montará en posición trasera central el versátil y más que potente V8 4.0 de Mercedes-AMG. Para la ocasión se toma la misma versión que da vida al Mercedes-AMG GT Black Series, es decir, el V8 4.0 biturbo y cigüeñal plano con nada menos que 750 CV, con la capacidad de girar a 7.200 revoluciones.

Pero este motor no estará solo, se verá acompañado por dos motores eléctricos, uno colocado detrás de las baterías y otro sobre el eje delantero. La potencia combinada de estos dos motores es de 204 CV. Las baterías, de iones de litio, están colocadas tras el propulsor V8 y permiten hasta 15 kilómetros de autonomía eléctrica. Es muy poco, cierto, pero el añadido de una parte eléctrica no tiene como fin principal reducir los consumos, sino aumentar las prestaciones sin que esos consumos se vean muy afectados.

El reparto de potencia entre los motores depende, como cabe esperar, de las conducciones de conducción. Es posible que se envíe el 100% de la potencia disponible a cualquiera de los ejes, siempre que sea necesario. Además, dichos motores eléctricos serán los responsables de mover el coche hacia atrás, por lo que carece de marcha atrás en la caja de cambios. Será algo que veremos bastante a menudo en coches hibridados, según vaya pasando el tiempo, pues resulta una solución bastante sencilla y barata, además de ser más ligera. Lo que no falta es un diferencial de deslizamiento limitado y control electrónico en el eje trasero.

Aston Martin Valhalla (3)

La potencia combinada de todos los motores es de 950 CV y el par llega a 1.000 Nm, los cuales estarán gestionados, en parte, por una caja de cambios de doble embrague y ocho relaciones. El eje que más preponderancia tendrá será el trasero, pero aún así promete un sprint desde parado en 2,5 segundos y seguir acelerando sin parar hasta llegar a los 330 km/h. Una velocidad que, por otra parte, se nos antoja un poco justa para la potencia anunciada. Incluso con el motor de combustión empujan en solitario.

Como curiosidad, cuando se circula con el modo EV, la energía procedente de las baterías se envía, únicamente, al motor delantero, por lo que en esos momentos, el Aston Martin Valhalla es un estricto tracción delantera. Solo podrá alcanzar los 130 km/h en esos momentos.

Mucha fibra de carbono y cambios en el diseño

Aunque la firma británica ha ofrecido mucho datos, hay cosas que todavía se guarda para sí. Por ejemplo, desconocemos las medidas del Valhalla de producción, aunque sí ha comunicado que el peso total del conjunto es de 1.550 kilos en vacío. No es, por tanto, un peso pluma, pues con los llenos se pondrá cerca de los 1.650 ó 1.700 kilos (especulamos totalmente con estas cifras). El motor V8 y las baterías seguro que tienen algo que ver en el peso del conjunto.

Aston Martin Valhalla (9)

Por otro lado, el chasis es una estructura monocasco fabricada con fibra de carbono, mientras que las llanta son de aluminio forjado y de sujeción monotuerca. Son de diámetros diferentes, con 20 pulgadas delante y 21 detrás, calzadas con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 desarrollados ex profeso. Los frenos tienen tecnología “by-wire”, es decir sin contacto directo entre el pedal y el propio sistema de frenos (por decirlo de alguna manera, el pedal del freno se convierte en un sensor y es el cerebro del coche el que determina cuánta presión se ejerce sobre los discos), que se compone por rotores carbocerámicos.

Respecto al diseño, hay cambios sutiles, pero apreciables a simple vista, comparado con aquel Aston Martin Project 003. El capó delantero, por ejemplo, cambia completamente, adoptando sutilmente las líneas de los modelos actuales, al mismo tiempo que se los faros se hacen más grandes y desaparece la toma de aire en el centro del capó y en los laterales del mismo, junto a los pasos de rueda. De hecho, esos pasos de rueda son menos voluminosos, más suaves y comedidos, más integrados en el resto del conjunto.

La toma de aire frontal es más grande que la vista en el prototipo, y también tiene formas diferentes. Pasa lo mismo con el lateral del coche, donde se mantiene la zona de color negro en la zona central, aunque casi todo lo demás es de nuevo cuño. Ni siquiera las ventanillas son iguales. La zona que más semejanza guarda con el prototipo es la trasera, donde los pilotos son similares, al igual que el pequeño alerón, pero el difusor, que mantiene unas dimensiones respetables, tiene un diseño totalmente diferente, siendo menos radical y dejando un lugar en el centro para montar la matrícula.

aston martin project 003 interior

Habitáculo del Aston Martin Project 003

En realidad, el Aston Martin Valhalla está más cerca de ser la versión de producción del Aston Martin Vanquish Vision y entre todas estas cosas comentadas, se esconde un sistema de aerodinámica activa, capaz de generar hasta 600 kilos a 240 km/h, explotando especialmente el fondo plano para generar un efecto suelo.

No será una edición limitada, pero será carísimo

Ha sido toda una sorpresa ver el nuevo Aston Martin Valhalla en casi todo su esplendor, porque no se han facilitado imágenes del habitáculo. Por tanto, no conocemos como podrá ser la versión de producción. cuando se presentó en 2019, lucía un interior realmente espartano, más propio de un coche de competición que de uno de calle, con todos los mandos concentrados en un volante rectangular y dejando un soporte para una pequeña pantalla central (una pantalla muy pequeña, pero compatible con Apple CarPlay y Android Auto).

Dicho habitáculo estaba fabricado con materiales ligeros, como cabe esperar, empleando impresión 3D para algunos elementos. Lo más destacable era el empleo de lo que llamaron “apex ergonomics”, una técnica con la que se logra una alineación perfecta entre el eje central de la espalda del conductor, el volante y los pedales (que por cierto, están ligeramente elevados para simular la posición de conducción de un Fórmula 1).

Sin embargo, no sería raro que hubiera muchos cambios, como ha ocurrido con otros apartados (el motor es diferente, el peso es 200 kilos más elevado que el prometido inicialmente, es 50 CV menos potente y la velocidad punta es menor). Lo que no cambiará será su fabricación, pues no se trata de un automóvil de producción limitada, es un coche de serie, aunque uno carísimo.

Aston Martin tiene como objetivo, en primera instancia, rodar en la variante norte de Nürburgring en un tiempo de 6’30”, unos 13 segundos más rápido que el actual récord, en posesión de Mercedes-AMG y su brutal GT Black Series.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.