¿Cuál te gusta más? ¿El “Lamborghini” RAV4 o el “Ferrari” Prius?

¿Cuál te gusta más? ¿El “Lamborghini” RAV4 o el “Ferrari” Prius?

Un kit de carrocería sportivo de Alberno para ambos coches de Toyota


Tiempo de lectura: 4 min.

El Toyota RAV4 ha llegado con la idea de ser el mejor en su terreno, el de los SUV de tamaño medio, y más especialmente dentro de los híbridos. Por otro lado, el Prius no está gozando del mismo éxito, en parte de forma intencionada por la propia marca, y en parte por ser un tanto… personal en su diseño. Para que ambos modelos luzcan con un plus de exclusividad y de aspecto distintivo, Alberno nos ofrece un kit de carrocería de estilo Lamborghini y Ferrari para ambos Toyota.

Albermo se encuentra fuera de la ciudad de Kiyose, en la prefectura de Yamaguchi, Japón. Por lo que se puede investigar a través de su web, la compañía fue fundada en 1997, aunque no se introdujo en el mundo de los bits hasta diciembre de 2019. Desde el mes de enero, ha estado ofreciendo el kit “Urus” para el RAV4 desde enero de 2020. En el caso del Prius con tintes de Maranello, Albermo redirige a una página colorida –y un tanto confusa– de Yahoo Shopping para poder hacerse con uno.

A partir de apenas 138.000 yenes (1.158 euros), se puede obtener el parachoques delantero sin pintar, que se adapta perfectamente a los faros de fábrica del RAV4. El kit XR51 de Albermo hace que el SUV nipón se parezca lo suficiente a un Lamborghini. Un extra de 69 euros puede aportar una versión del parachoques con una malla similar a la empleada en el Urus, mientras que otros 820 euros pueden añadir un alerón en la puerta del maletero y manijas cromadas. El total sería de 240.000 yenes (2.060 euros).

Toyota RAV4 Lamborghini Urus 1

Albermo también ha colocado su logotipo en el frente de sus Toyota, un logotipo que recuerda inevitablemente (y con descaro) al de Lamborghini en el RAV4 y al de Ferrari en el Prius

Se han mantenido los faros originales del RAV4, y admitiremos que hay cierta similitud con los del Urus, aunque nadie nunca se haya parado a pensarlo, hasta ahora. Parece que la mayoría de los cambios se centran en la parte frontal, ya que el resto del coche queda más limitado a cambios, con una tira LED que une los pilotos traseros y una caligrafía que imita a la del súper SUV. Si bien apreciamos el entusiasmo de Albermo, tenemos que decir que el resultado final es bastante llamativo, para bien o para mal.

Ahora bien, ¿cómo se vería el Toyota Prius si fuera diseñado y construido italianos? Bueno, lo cierto este kit de carrocería, bautizado como SP42, hace que la berlina japonesa del preparador local tiene un cierto toque sportivo y, para ser específicos, con un aire al Ferrari GTC4 Lusso y al Portofino. Afirmar que es hermoso es arriesgado, pero, siendo honestos, hace que la cuarta generación del Prius se más amena de mirar. Y el que ves en la foto se destaca aún más gracias a una franja con los colores de Italia.

Toyota Prius Ferrari 19

Lo más destacable es una parrilla oscurecida, huecos para los antiniebla con un fondo negro y un pequeño spoiler inferior. Este parachoques se puede comprar por un precio muy razonable de 108.000 (928 euros). En otros lugares, Albermo ha diseñado un paquete distintivo para hacer de difusor en el parachoques trasero para que el Prius pueda lucir un aspecto un poco más agresivo. Las modificaciones posteriores tienen un precio de 78.000 yenes (670 euros). Por menos de dos de los grandes, se puede tener.

Por supuesto, costaría muchísimo más instalar este kit de carrocería en un RAV4 o en un Prius. Aún habría que pedirlo desde Japón y pagarle a un profesional para que hiciese el trabajo de pintura e instalación, aunque si eres un poco manitas y te gusta el hacerlo tú mismo, te puedes ahorrar esa parte. Aunque no corran lo mismo que los coches en los que se basan otorgan un punto extra de distinción respecto a los modelos de fábrica.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
losejuis
Invitado
losejuis

el RAVBORGHINI


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.