¿Quieres hacerte con el nuevo Shelby GT500 pero vives en Europa?

¿Quieres hacerte con el nuevo Shelby GT500 pero vives en Europa?

Ford no te ayudará, pero sí un importador austriaco


Tiempo de lectura: 3 min.

El Shelby GT500, independientemente de la generación, siempre ha sido una auténtica bestia, un hijo de mala madre que es capaz de infundir miedo aún aparcado. También ha sido tendencia desde su nacimiento que no se comercialice más allá de América del Norte, México inclusive. Ahora, la última interpretación de una de las cobras más peligrosas de todos los tiempos se venderá también en Oriente Medio… y en ningún lugar más.

Parece que, aunque el Ford Mustang de sexta generación haya sido el primero en ser vendido de forma global, su vertiente más extrema no es lo suficientemente eco-friendly para residir en el Viejo Continente; como que se fuesen a vender tantos como el Fiesta. Sin embargo, esto no ha evitado que los importadores lo traigan a estas tierras. De hecho, Peicher Automotive, con sede en Austria, ya ha anunciado la disponibilidad y el precio para tener un Shelby GT500 a estrenar.

Y como seguramente deducirás, su precio está lejos de lo que consideramos como “asequible”. En Estados Unidos, la tarifa inicial es de 72.900 dólares (66.100 euros), excluyendo el cargo extra por llevarlo al destino seleccionado y los recargos del concesionario. A estos gastos se puede sumar el paquete de fibra de carbono de 18.500 dólares (16.800 euros) y el de manejo, de 1.500 dólares (1.360 euros). Vamos, que llegar a las seis cifras no necesita de excesiva motivación.

Ford Mustang GT500 24

El Ford Mustang es un ícono estadounidense. Se ha incrustado en la cultura automotriz desde la década de los 60, apareciendo en casi cualquier cosa; el Mustang es omnipresente, junto con su enorme y gutural V8

Si alguien ha tanteado ya con la idea de traer un coche norteamericano a Europa, ya sabrá que el suplemento es bastante notorio. Sin más dilación, ahí va la tarifa de Peicher Automotive: 109.990 euros para el modelo estándar y 154.990 euros para los ejemplares equipados con el paquete de fibra de carbono. Sin embargo, vale la pena señalar que un concesionario de Ford en EE.UU. estaba tratando de adjudicar una unidad nueva por 185.890 dólares (168.700 euros).

Entonces, si bien Europa ahora puede tener acceso a lo que podría decirse que es uno de los coches más emblemáticos de la nueva década, pagar casi el doble de lo que costaría en el país de las oportunidades es para considerarlo. Para aquellos que tienen el dinero, suponemos que no va a ser un problema, pero no son tantas las personas que están dispuestas a desembolsar esa cantidad monetaria en un “simple Ford” (muchas comillas) antes que en un Porsche 911, por ejemplo.

Ford Mustang GT500 19

Las calidades de construcción y los detalles en los acabados estarán muy por debajo en el coche de Detroit, pero en cuanto a exclusividad, estética y prestaciones puras y duras, no hay color. No solo se ve radical, es radical. Bajo su capó se esconde un V8 de 5,2 litros sobrealimentado por compresor capaz de entregar 760 CV de potencia y 847 Nm de par motor. Acoplado a una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades que cambia de marcha en 80 milisegundos, hace el 0 a 100 km/h en 3,3 segundos y alcanza los 288 km/h de punta (limitado).

Pero si realmente estás considerando comprar el Mustang más potente que la casa del óvalo azul ha puesto a disposición del ser humano, entonces el dinero debería ser solo un objeto de poca importancia para ti. God bless America, porque no queda tanto tiempo para que máquinas de este calibre sean cosa de un pasado prehistórico.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.