Saleen GT4 Concept Race Car: de vuelta a los circuitos

Saleen GT4 Concept Race Car: de vuelta a los circuitos

Con 456 CV y 474 Nm tras los asientos para demostrar de lo que es capaz


Tiempo de lectura: 3 min.

A pesar del éxito que vivió Saleen con el S7 y los Mustang modificados, la firma norteamericana no ha presentado nuevos modelos en los últimos años. Pero Steve Saleen, fundador y director ejecutivo de la empresa, aún quiere causar un gran revuelo en el mundo de las carreras. Para ello, ha presentado en el hotel y casino Bellagio de Las Vegas el Saleen GT4 Concept Race Car.

Saleen es una marca poco conocida por el gran público en estos lares, pero ha producido algunas máquinas bastante impresionantes. Fundada en 1983, la creación más exitosa del fabricante estadounidense fue el mencionado S7, diseñado para competir con los vehículos más exóticos, rápidos y potentes del mundo, tanto en carretera como en circuitos. Tras la presentación del modelo S1 en 2017, la compañía ha permanecido en silencio, hasta ahora.

Basado en este último modelo (el cual aún no ha salido a la venta), el Saleen GT4 Concept Race Car no está equipado con un bloque V8 de gran cilindrada, como nos tienen acostumbrados al otro lado del charco. Tras los asientos se esconde un motor de cuatro cilindros turboalimentado, de 2,2 litros, con 456 CV y 474 ​​Nm de par, asociado a una transmisión secuencial de seis velocidades que envía toda la potencia al eje posterior.

Saleen GT4 Concept (4)

La única asistencia a la conducción mencionada en el comunicado es un sistema ABS en ambos ejes

Como corresponde a un coche destinado a los circuitos, el Saleen GT4 Concept Race Car presenta una carrocería ligera de fibra de carbono y una serie de modificaciones aerodinámicas, tales como un gran alerón trasero, un difusor al frente y otro más en la zaga. También hay tomas de ventilación de generoso tamaño en el paragolpes delantero y un juego de llantas de aleación de magnesio envueltas en neumáticos slick.

La categoría GT4 fue creada por la Organización Stéphane Ratel (SRO) en 2007 para ofrecer un campeonato que contase con una gama más amplia de fabricantes y una mayor asequibilidad que otras series del mundo de la competición. Comenzando con una serie inicial en Europa, las carreras de GT4 se han expandido a nivel mundial con campeonatos adicionales en el Reino Unido, América del Norte, Asia y Australia.

Saleen GT4 Concept (3)

“Desarrollamos el Saleen 1 para que sea totalmente capaz en la pista y se adapte fácilmente a las aplicaciones de carreras”, dijo Saleen. “Nuestra empresa se fundó con el ADN de las carreras y es en la pista donde demostramos nuestra reputación. Esperamos completar el proceso de homologación con SRO y ver a estos coches competir en los eventos de GT4 en todo el mundo”.

El nuevo modelo conceptual de Saleen se construirá en las instalaciones de marca en Corona, California, a partir de noviembre de 2019. El precio esperado para cada automóvil será de 225.000 dólares, algo más de 200.000 euros al cambio.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.