Mercedes-AMG G 63 preparado por StretchCars, no apto para cualquier mortal

Mercedes-AMG G 63 preparado por StretchCars, no apto para cualquier mortal

Además de 75 centímetros extras, también te llevas mucho lujo a bordo


Tiempo de lectura: 3 min.

Si te puedes permitir el lujo de salir todas los fines de semana a invitar a una mariscada, entonces es probable que tengas la mira puesta en enormes y opulentos vehículos como el Lamborghini Urus, el Aston Martin DBX, el Rolls-Royce Cullinan o este Brabus Maybach 57S. Pero estos coches son para los mundanos ricos de a pie. Si realmente quieres destacar entre tanto SUV de lujo, échale un vistazo a este Mercedes-AMG G 63 preparado por StretchCars.

Nacido como un Clase G con un motor V8 biturbo firmado por AMG en 2017, StretchCars extendió su batalla en 75 centímetros y lo convertirlo en una limusina rodante. Fue mostrado públicamente en el Salón del Automóvil de Ginebra de ese mismo año rebautizado como “Big One”, por razones obvias. Una mayor distancia entre ejes, inevitablemente, conlleva a la instalación de puertas delanteras y traseras de mayor tamaño, un techo más largo y otras tantas partes más.

A cambio, los ocupantes de la segunda fila de asientos (auténticas butacas personalizadas) gozan de un inmenso espacio. Por supuesto, todo está recubierto de cuero con un patrón diamantado de primerísima calidad, mejor aislamiento e incluso se instaló una mampara para separar la sección delantera de la trasera. También se dispuso una moldura a modo de salpicadero inspirada en las berlinas de la casa de la estrella más modernas, con toberas de aire independientes, mesas plegables y mucho espacio.

2017 StretchCars Mercedes AMG G 63 Big One (8)

Tampoco faltan una pareja de tablets, auriculares integrales con cancelación de ruido, un sistema de sonido premium o un portavasos y un reloj de primer nivel

A nivel mecánico, StrechtCars no metió mano ni al motor ni a la transmisión. Eso quiere decir que en el vano nos encontramos con un bloque de ocho cilindros en uve de 5,5 litros doblemente turboalimentado, con 517 CV y 760 Nm. Mediante una caja de cambios automática de siete relaciones, la potencia se transmitía al asfalto a través de un sistema de tracción total. El G 63 estándar conseguía hacer el 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanzar los 210 km/h de velocidad máxima.

Exteriormente, el Mercedes-AMG G 63 de StretchCars recibió nuevos parachoques, faldones y guardabarros, así como unas enormes llantas de aleación de 23 pulgadas. Solo se han fabricado 10 unidades de esta pudiente limusina y, si estás dispuesto a pagar por ella, la tienes a la venta ahora mismo. Si estás interesado en aprovechar la oferta de 499.800 euros brutos en este todoterreno asfaltico (antes 593.810 euros), pásate por la web alemana de Auto Seredin y llámalos.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!