Mercedes-AMG G 63 preparado por StretchCars, no apto para cualquier mortal

Mercedes-AMG G 63 preparado por StretchCars, no apto para cualquier mortal

Además de 75 centímetros extras, también te llevas mucho lujo a bordo


Tiempo de lectura: 3 min.

Si te puedes permitir el lujo de salir todas los fines de semana a invitar a una mariscada, entonces es probable que tengas la mira puesta en enormes y opulentos vehículos como el Lamborghini Urus, el Aston Martin DBX, el Rolls-Royce Cullinan o este Brabus Maybach 57S. Pero estos coches son para los mundanos ricos de a pie. Si realmente quieres destacar entre tanto SUV de lujo, échale un vistazo a este Mercedes-AMG G 63 preparado por StretchCars.

Nacido como un Clase G con un motor V8 biturbo firmado por AMG en 2017, StretchCars extendió su batalla en 75 centímetros y lo convertirlo en una limusina rodante. Fue mostrado públicamente en el Salón del Automóvil de Ginebra de ese mismo año rebautizado como “Big One”, por razones obvias. Una mayor distancia entre ejes, inevitablemente, conlleva a la instalación de puertas delanteras y traseras de mayor tamaño, un techo más largo y otras tantas partes más.

A cambio, los ocupantes de la segunda fila de asientos (auténticas butacas personalizadas) gozan de un inmenso espacio. Por supuesto, todo está recubierto de cuero con un patrón diamantado de primerísima calidad, mejor aislamiento e incluso se instaló una mampara para separar la sección delantera de la trasera. También se dispuso una moldura a modo de salpicadero inspirada en las berlinas de la casa de la estrella más modernas, con toberas de aire independientes, mesas plegables y mucho espacio.

2017 StretchCars Mercedes AMG G 63 Big One (8)

Tampoco faltan una pareja de tablets, auriculares integrales con cancelación de ruido, un sistema de sonido premium o un portavasos y un reloj de primer nivel

A nivel mecánico, StrechtCars no metió mano ni al motor ni a la transmisión. Eso quiere decir que en el vano nos encontramos con un bloque de ocho cilindros en uve de 5,5 litros doblemente turboalimentado, con 517 CV y 760 Nm. Mediante una caja de cambios automática de siete relaciones, la potencia se transmitía al asfalto a través de un sistema de tracción total. El G 63 estándar conseguía hacer el 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanzar los 210 km/h de velocidad máxima.

Exteriormente, el Mercedes-AMG G 63 de StretchCars recibió nuevos parachoques, faldones y guardabarros, así como unas enormes llantas de aleación de 23 pulgadas. Solo se han fabricado 10 unidades de esta pudiente limusina y, si estás dispuesto a pagar por ella, la tienes a la venta ahora mismo. Si estás interesado en aprovechar la oferta de 499.800 euros brutos en este todoterreno asfaltico (antes 593.810 euros), pásate por la web alemana de Auto Seredin y llámalos.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez