Dodge Double Header: ¿dónde está el maletero?

Dodge Double Header: ¿dónde está el maletero?

Cuando sabes que siempre hay que ir de frente por la vida


Tiempo de lectura: 3 min.

Parece que hubiese un espejo gigante cortando la mitad del coche, pero lo cierto es que son dos coches. Anunciado como un Dodge Double Header Custom de 1981, podemos afirmar que una mitad es de un Plymouth Champ y la otra de un Dodge Colt, ambos siendo remarcados del Mitsubishi Mirage/Colt de cuarta generación. Mecum Auctios lo sacará a subasta el próximo mes, y no es algo que suela tener entre su habitual inventario de coches de ensueño.

Desafortunadamente para nosotros, la casa de subastas no ha ofrecido demasiada información acerca de este espécimen. Aunque este vehículo no goza de una belleza a primera vista, si se mira de forma detenida, se puede apreciar que hay se han cuidado (hasta cierto punto) los detalles en los acabados. La unión de ambas partes es milimétrica. El pilar B tiene las dimensiones que bien podría tener un modelo de producción en serie con una simetría perfecta.

Unificando el exterior hay una capa de pintura roja (aunque no cubriendo toda la chapa) y otra de vinilo negro en el techo. Las llantas de aleación del mercado de accesorios aportan un toque más moderno, aunque yo soy partidario de montar las originales. En el interior, lo que uno lo tiene teñido de rojo, el otro lo tiene en negro. Aunque hay algunos detalles que se pueden pulir, el conjunto luce bastante bien rematado, tan solo necesita un poco de pintura roja en el capó y listo.

1981 Dodge Double Header (7)

Sabemos que bajo el capó se esconden dos motores de cuatro cilindros y 1,6 litros. En su día, este propulsor entregaba 73 CV y 115 Nm. Sin llegar a los 900 kilos de masa, alcanzaba los 100 km/h en 13,4 segundos y una velocidad máxima de 153 km/h. Si la relación de la marcha atrás fuese lo suficientemente larga y resistente como para actuar de apoyo desde un lado del coche, tienes casi el doble de potencia, y tracción y dirección a las cuatro ruedas si lo afinas mucho.

Independientemente de la potencia, ambos motores están emparejados a una sola caja de cambios manual de cuatro velocidades con tracción delantera en ambos ejes

Como probablemente ya haya adivinado, el Dodge Double Header puede ser conducido desde ambos lados. Lamentablemente, Mecum Auctions no ha proporcionado un precio estimado, pero sabemos que es parte de la gran colección de Dallas Hawkins (23-28 junio), compuesta por unos pocos clásicos estadounidenses de gran atractivo. Si quieres destacar entre la multitud, es mejor opción que el “BugAudi” o el “KanigV12”, aunque no tenga un maletero como tal.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.