Menu

Coche del día: Honda NSX

El ninja antiferrari

Coche del día: Honda NSX

El NSX de primera generación es un precioso deportivo biplaza y motor central que se fabricó en versiones coupé y targa. En su día fue punta de lanza tecnológica de Honda, ya que llevaba un chasis monocasco íntegramente fabricado en aluminio, dirección asistida electrónica y un corazón con bloque de titanio y platino que podía subir hasta las 8.000 vueltas gracias al por entonces novedoso sistema de distribución variable VTEC.

Su diseño tuvo en cuenta una serie de aspectos enfocados en hacer del NSX un auténtico Ferrari killer, tales como ligereza, un motor compacto y una gran visibilidad desde el puesto del conductor (311,8 grados de ángulo de visión para ser exactos). Se basaron para su diseño en la cabina del avión de combate F-16 Fighting Falcon además de tener influencias de Pininfarina, antiguo colaborador de la marca nipona. En 1990, año de su lanzamiento, tuvo calificativos como «automóvil del año», «diseño del año» o «el mejor deportivo construido del mundo». Bien es cierto que tiene una pureza de líneas y un equilibrio visual que enamora y, aunque no tengas ni pajolera idea de coches, si admiras la belleza, este es un ejemplar digno de contemplación.

A Europa, incluida España, llegó en 1991, y costaba la friolera de 11.554.528 de pesetas de entonces, ¡más de 69.000 euros sin contar inflación! En 1992 apareció la versión R, una edición limitada a 300 unidades sólo para el país del sol naciente que estaba aligerada en 140 kg hasta los 1.230 kg. Esta reducción de peso la consiguieron quitando aislante, la instalación del aire acondicionado o incluso el equipo de audio, entre otras cosas. En 1996 apareció la versión targa (NSX T) con una nueva caja de cambios automática y una capota rígida que se guardaba sobre la cubierta del motor. Costaba el equivalente a 6.000 euros más que la versión de techo cerrado. Una de sus curiosidades es que podías rodar a 140 km/h descapotado sin que un solo pelo se moviese de su lugar a causa del viento y las turbulencias.

Este ninja llevaba inicialmente un motor central transversal de seis cilindros en V con 3 litros de desplazamiento y 274 CV unido a una caja de cambios manual de cinco velocidades. En 1997 la cilindrada aumentó hasta los 3.2 litros, la potencia hasta los 280 CV y la caja de cambios pasó a ser de seis velocidades, todo ello en un conjunto de 1.370 kg que permitía al NSX alcanzar los 270 km/h y llegar a los 100 km/h desde parado en apenas 5,7 segundos. El resultado final era el de un comportamiento exento de sorpresas en cualquier suelo o trazado, ayudado por una niñera mágica: un control de tracción puesto a punto por Ayrton Senna y Satoru Nakajima, el primer piloto de Fórmula 1 japonés. Para que nos hagamos una idea de las prestaciones de los deportivos de la época, el Ferrari 348 TB tardaba 6,1 segundos en alcanzar los 100 km/h con 300 CV.

Aunque desde 2015 existe su sucesor, una maravilla visual y tecnológica que redefine el concepto de superdeportivo moderno, ojalá podamos seguir soñando con maravillosas máquinas como esta y destapar nuestras emociones más profundas. Como esta entrada está dedicada al modelo original, qué menos que deleitarnos con verlo en acción, pilotado por el brasileño Ayrton Senna en el circuito de Suzuka. Oro puro.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Fco. Xabier Pereira
Invitado
Fco. Xabier Pereira

Aparte del coche, precioso, menudo genio el Senna, con un coche con el cambio a la izquierda (en Japón conducen por la izquierda) y con ‘castellanos’ haciendo punta-tacón como quien va a pillar pan

Javier Costas Franco
Invitado

Y con calcetines blancos…

Vic
Invitado
Vic

Son casi más míticos los zapatos que el propio vídeo.

Vic
Invitado
Vic

Se dice que el 3.2 estaba más cerca de los 320cv que de los 280 que declaraba, por aquel pacto de caballeros.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.