Menu

Coche del Día: Fiat Stilo Multi Wagon Uproad

Adelantado a la moda

Coche del Día: Fiat Stilo Multi Wagon Uproad

Hace un par de semanas escribí sobre el Peugeot 307 SW, uno de los familiares más populares de la década pasada. El coche de hoy es otro break compacto mucho menos conocido. De hecho, ni recordaba que existió, pero ayer me topé con uno al salir del trabajo y me ha picado la curiosidad.

El Fiat Stilo Multi Wagon Uproad fue presentado en el salón de París de 2004 y trasladaba al segmento de los familiares compactos los rasgos que, con mayor o menor éxito, habían hecho únicos a coches como el Audi Allroad o Volvo V70 XC Cross Country. La moda de camperizar turismos normales se estaba extendiendo, y cuando el Uproad llegó al mercado ya existían los Volkswagen Polo Soho, Rover Streetwise o Citroën C3 XTR. Con el tiempo, este Multi Wagon podría haberse encontrado con rivales como el Ford Focus X-Road (2009), Volkswagen Golf Alltrack (2014) o SEAT Leon X-Perience (2015).

Al contrario que los del Grupo VAG, el modelo de Fiat se quedaba en lo estético, pues no contaba con tracción total ni ningún otro sistema que mejorara sus capacidades offroad. Basado en el práctico Multi Wagon, el Uproad aumentaba su altura ligeramente, mientras que los bajos de su carrocería “se forraban” de plástico negro y alguna moldura plateada para potenciar su imagen campera. Eran también distintivas las barras del techo bicolor que remataban el pilar D con un plástico negro de original aspecto. Completaban su imagen unas preciosas llantas de cinco radios y 16 pulgadas.

Como era de esperar, el Uproad mantenía las virtudes de la carrocería familiar Multi Wagon

No resultaba tan práctico o versátil como aquel 307 SW, pero sí contaba con algún detalle que le diferenciaba de la competencia en este aspecto. Por un lado tenía la ventaja de una banqueta trasera deslizante con la que poder priorizar maletero o espacio en las plazas traseras. La capacidad de carga podía alcanzar 580 litros, una cifra bastante buena. En caso de retrasar el asiento el hueco para las rodillas resultaba más propio de segmentos superiores. Otro gadget era su luneta trasera practicable, ideal para meter o sacar bultos en espacios limitados en los que el portón no pudiera abrirse.

La gama mecánica no era, sin embargo, tan amplia como en el Multi Wagon “a secas”. El Uproad se asoció únicamente al bloque Diésel 1.9 JTD, primero con 115 CV, y tras el restyling potenciado a 120 caballos; un motor ideal para mover esta carrocería dignamente manteniendo unos consumos aceptables. El 115 alcanzaba 190 km/h de velocidad máxima, aceleraba de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos y homologaba 5,6 litros cada 100 km. El 120 perdía una décima en aceleración, ganaba 3 km/h de punta y mantenía la cifra media de consumo. En cualquier caso eran valores similares a los del Multi Wagon sin apellidos.

Fiat Stilo Multi Wagon Uproad 4

La ventaja del Uproad era, por tanto, estética, pues tampoco aportaba un equipamiento superior. El Fiat Stilo en general se caracterizó por ofrecer detalles no muy extendidos en el segmento, y el Uproad no fue una excepción. Así, los faros de xenón, techo panorámico de láminas o llantas de aleación de 17 pulgadas formaban parte de su equipamiento opcional. En el Uproad también había que pagar por el climatizador bizona, control de crucero o sensor de lluvia y luces.

El Fiat Stilo acabó siendo un fracaso para la marca y entró a formar parte de la lista de coches menos rentables al no superar las expectativas de ventas. Una versión tan minoritaria como este Uproad no iba a ayudar a solventar las pérdidas y tampoco reforzó su imagen. Al menos podía presumir de personalidad al igual que el cinco puertas, quizá el verdadero culpable de que el público no lo viera con buenos ojos (literalmente).

Calcula cuánto cuesta asegurar un Fiat Stilo con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.