Si no hay puntos de recarga para mi Tesla Model 3, le robo la electricidad a un desconocido

Si no hay puntos de recarga para mi Tesla Model 3, le robo la electricidad a un desconocido

12 horas en el jardín de un vecino de Florida y ni una sola disculpa


Tiempo de lectura: 4 min.

¿Cuál es la relación entre tener un coche premium y rápido y ser un completo capullo maleducado? Objetivamente hablando, parece que ninguna. Dinero, estupidez y prepotencia son factores que, a veces, están demasiado relacionados. Y si no que se lo digan al propietario de este Tesla Model 3, porque se ha cubierto de gloria.

Pongámonos en una situación: vamos con la última flamante berlina eléctrica de Tesla recién adquirida de camino a la casa de un amigo. ¡Vaya! La batería no me va a dar la autonomía que necesitaba. ¿Es que la casa de nuestro amigo está a más 400 kilómetros? ¿Es que no me ha dado tiempo a echarle una carga rapidita antes de salir? Bueno, son cosas que pueden pasar, ¿no? Un despiste o la falta de tiempo (y/o previsión) son factores inherentes en la vida del ser humano.

De igual manera. El coche nos va a dejar tirados a unos pocos kilómetros de nuestro destino y no hay ningún punto de recarga a mano. ¿Qué hago? Podría llamar a una grúa. O espera, si resulta que tengo todo lo necesario para enchufar mi Model 3 a una toma de corriente doméstica. ¿Le pido a algún vecino de las cercanías que me eche un cable? Tal vez le siente mal… Mejor lo aparco sin que se pispe en su jardín, le tomo prestada su red eléctrica, y lo dejo cargando.

Tesla Model 3 Repostaje por la cara (1)

Puede que esta fuese la intrínseca situación a la que tuvo que enfrentarse el dueño de este Tesla Model 3 la pasada noche del jueves-viernes en Lake Worth, Florida. De acuerdo con la cadena de televisión estadounidense WPBF 25 (vía Business Insider), Phil Fraumeni se encontró al susodicho vehículo estacionado en su jardín. Bueno, para ser más certeros, fue el chico al cuidado del césped de este vecino quien se percató primero.

El joven trabajador solicitó a Fraumeni retirar su Model 3 la mañana del viernes. Desconcertado porque él no era propietario de ningún coche de la compañía californiana, esperó pacientemente al dueño del susodicho. Estaba ocupando medio jardín y media acera, atado a su casa a través de un cable enchufado a toma de corriente externa de 120 V (lo que en mi barrio se viene diciendo de toda la vida robar).

Fraumeni esperó unas horas antes de llamar a la policía, quien determinó que el coche no fue robado, y encontró el nombre del propietario. Alrededor del mediodía, los dueños, un hombre y una mujer, regresaron y se fueron, tan panchos. Según las declaraciones de los vecinos, había estado allí aparcado a sus anchas al menos desde la medianoche del día anterior, dejando el tiempo total de carga en, aproximadamente, 12 horas.

Tesla Model 3 Repostaje por la cara Fraumeni

Los dueños de este blanquecino Tesla Model 3 dejaron el coche enchufado en el jardín de Fraumeni durante 12 horas, mientras estaban de fiesta “para hacer tiempo”

Veamos la defensa de los acusados. De acuerdo con una publicación de Facebook de la esposa de Fraumeni, estaban de camino a hacer una visita a un amigo cuando se dieron cuenta de que estaban fuera de autonomía, y no ofrecieron compensación alguna, ni una mísera disculpa si quiera. Fraumeni se negó a presentar cualquier cargo que pudiera tener contra el propietario y no exigió una contraprestación económica; un santo vamos.

No todo el mundo habría respondido así. Un servidor mismamente habría apostado por un pinchazo de ruedas (accidental) o por una subida de tensión con el coche conectado (también accidental) que friese las baterías. Señores, esta noticia nos muestra el ying y el yang. Estamos hablando de educación y respeto, dos máximas que sí deberían de ser inherentes en ser humano. Fraumeni ha demostrado tener ambas cosas, los propietarios del Model 3 no.

Con personas que compran vehículos eléctricos para querer aparentar ser amigables con el medio ambiente, o simplemente aquellos que van con una insignia premium sobre el capó y el ego les supone una carga demasiado grande, surgen los malos estereotipos. ¿Civismo? Parece que el dinero compra muchas cosas, pero no neuronas. Si crees que todo ser humano tiene la capacidad de ser una persona educada y respetuosa, no seas un capullo como estos señores.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

5
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Sr_Verde
Invitado
Sr_Verde

El auténtico ecolojeta.

Y el señor Fraumeni, una sangre de horchata granizda.

Jose
Invitado
Jose

Pues según vaya habiendo más coches eléctricos nos vamos a hinchar a ver cosas de estas.

Javier Costas
Suscriptor

Tiene gracia leer esto, considerando que en el Estado de Florida es bastante legal pegar un tiro a un extraño dentro de tu propiedad si entra sin permiso, aunque el arma ofensiva sea un conector eléctrico: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/07/130715_eeuu_zimmerman_defensa_propia_cch

Si llega a ocurrir, alguien habría optado al premio Darwin de este año.

Solo hay algo peor que un maleducado, un maleducado con dinero.

Rest
Invitado
Rest

Hola, Javier; se podría tratar de una casa típica de peli, de esas con parcela sin vallar. Suponiendo por bueno este contexto, nuestro santo y amigo Fraumenis tendría, seguramente, un enchufe en el “exterior” de su vivienda, y por lo tanto, sostener un “allanamiento de morada”, sería, a mi parecer, impreciso y desproporcionado, dicho lo cual, no estaría justificado tal disparo. Por contra, en Spain, sí pudiera haberse consumado dos delitos: “usurpación de derechos reales inmobiliarios” y “defraudación de fluido eléctrico”. Ojo, lo mismo en Florida esto se castiga con mono naranja y tesla-silla del tirón. Solo hay algo peor… Leer más »

Rest
Invitado
Rest

Muy mal Fraumeni, así vamos mal. Quedaban solo 8 cervezas (y no muy frías, por cierto) y las lonchas de jamón no se reproducen por sí mismas en tu maldita nevera, ¿verdad?. Cuando nos conozcamos te haré saber mis preferencias, aunque tronco, tampoco son de otro mundo.

¡Y corta bien el césped, *oño! Esto está to áspero. Espabilaaaa Fraumeniiii, espabilaaaa. Jajajajajaja!!


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.