Menu

El McLaren P1 XP05 es el prototipo de Woking que querrías comprar

Uno de los cinco Mclaren P1 experimentales que sobrevivieron al desguace

El McLaren P1 XP05 es el prototipo de Woking que querrías comprar

El McLaren P1 es un coche bastante exclusivo. Tan solo se fabricaron 375 unidades desde que hiciese su debut público en el Salón del Automóvil de París de 2012. Como pasa con todos los coches antes de hacer su estreno definitivo en las carreteras, hubo varios vehículos experimentales de preproducción. El ejemplar que traemos hoy es el McLaren P1 XP05, el quinto de ellos.

Solo se construyeron 14 modelos “XP” del McLaren P1, y la mayoría se destruyeron en las pruebas de choque. Eso hace de XP05 un coche muy especial, ya que solo otros cuatro más pudieron sobrevivir. Tras haber estado en manos de su primer propietario hasta finales de 2017, el McLaren P1 XP05 ha sido otra vez puesto en venta a través del compraventa de lujo Tom Hatley JNR en Reino Unido. Dado que no es un P1 cualquiera, es un ejemplar perfecto para los más sibaritas.

El McLaren P1 XP05 es uno de los prototipos que la empresa de superdeportivos inglesa utilizó para poner a punto y afinar el P1 que acabaría llegando a los clientes. La idea es probar su resistencia y el correcto funcionamiento de todos sus componentes ante las situaciones más exigentes. Es por ello que algunos tuvieron que soportar el infernal calor del Valle de la Muerte, Californa, o probar la capacidad de adherencia en los lagos congelados del Ártico.

McLaren P1 XP05 (22)

En 2015, el McLaren P1 XP05 se mostró en Ginebra y Nueva York junto con el GTR, la versión de circuito del P1

Esta unidad en particular fue usada para pruebas de transmisión e inyección de combustible. La mayoría de ellos acabaron destruidos en distintas pruebas de choque, pero, aquellos que lograron salvarse de ese fatal destino, fueron desarmados al completo y reconstruidos según los estándares de la fábrica de Woking. Lo único que se mantuvo intacto fueron las insignias de prototipo en la carrocería y en el tren motriz. Este solo tiene 568 kilómetros.

El propietario anterior, al recibir la entrega, decidió pintar el superdeportivo híbrido en el tradicional McLaren Orange. El XP05 también cuenta con numerosas opciones del departamento de Operaciones Especiales de McLaren (MSO), aunque esas no están compartidas en el anuncio. Cuenta con su propio diario (con notas de prueba del proceso de desarrollo), un modelo a escala e historial documentado.

Además de ser un vehículo muy especial por su condición de prototipo, tampoco es menos importante que te llevas un coche con un sistema híbrido que alcanza una potencia conjunta de 916 CV y 900 Nm para mover poco más de una tonelada de peso. Con semejantes cifras, puede alcanzar los 100 km/h desde parado en 2,8 segundos y una velocidad máxima de 350 km/h. Hasta la llegada del Mclaren Senna y el Speedtail, el P1 ha sido el referente de Woking.

Teniendo en cuenta el pedigrí de este P1, no esperes que sea barato. Tom Hartley JNR lo tiene en venta por 1.350.000 libras esterlinas en su sitio web, alrededor de 1,5 millones de euros. Con los precios normales P1 bajo kilometraje flotando en un rango de entre uno y dos millones de euros, diríamos que es un precio justo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.