Menu

Porsche 911 by Ludic, o cómo hacer un 996 más atractivo

Basado en un Carrera de 1999, aporta una estética distintiva al "patito feo"

Porsche 911 by Ludic, o cómo hacer un 996 más atractivo

He de confesar que nunca he sido un gran enamorado de los Porsche 911. Es decir, es un fantástico deportivo y tiene un gran encanto, pero nunca me ha llegado a encandilar del todo. Aunque sí que es verdad que las dos primeras generaciones me atraen más, la que menos –y seguramente a la gran mayoría– es la quinta, conocida como 996 o “el patito feo”. Sin embargo, este ejemplar es un poco diferente.

En un intento de Porsche a finales de los 90 de traer a su icónico coche al futuro, el 996 se ha ganado el honor de ser el 911 menos agraciado estéticamente y más propenso a las fallas mecánicas. Consecuentemente, su valor en el mercado de ocasión ha sido realmente bajo durante muchos años, aunque la gente empieza a verlos con mejores ojos y cada vez es más difícil hacerse con uno a buen precio, aunque siga siendo la iteración más “accesible”.

Si bien la mecánica permanece intacta, es el apartado estético el que cambia al completo en este peculiar ejemplar. Concebido por Porsche by Ludic Retro Evolution, con sede en Riudarenas, Cataluña, este 911 es un tanto intrigante: en vez mirar hacia el futuro como hizo la casa de Stuttgart en su día, se ha optado por echar la vista atrás. Tanto el frente como la zaga lucen un aspecto vintage, junto con unas llantas de estilo “Fuch” de 18 pulgadas y aletas ensanchadas.

Porsche 911 by Ludic Calle (2)

 El equipo de Porsche by Ludic se ha inspirado en el 911 RSR de 1973, y lo han bautizado como “Retro Evolution”

Incontables horas de trabajo de carrocería han sido necesarias para obtener el resultado final. De hecho, el proyecto comenzó con en diciembre de 2015 cuando la empresa se adjudicó un Porsche 911 (996) de 1999, aparentemente rematriculado. La longitud del coche ha aumentado en casi 20 centímetros para que sea menos redondeado, pero ha hecho que la parte trasera y frontal se vean algo “pequeñas” en proporción con el resto del coche.

No hay ninguna imagen del interior, por lo que intuimos que se mantiene inalterado frente al modelo original. Lo cierto es que me gustaría ver como Porsche by Ludic podría resolver este aspecto, dado que el habitáculo de la generación 996 tampoco es considerado como el mejor de las ocho reinterpretaciones del 911. Tras el eje posterior, un motor bóxer de seis cilindros y 3.387 cm3 bombea 300 CV y 350 Nm a las ruedas traseras.

Porsche 911 by Ludic Calle (5)

¿Es tan bonito como los Porsche reinventados por Singer? No. Pero una cosa es segura: mejora, con creces, la estética del 911 (996) estándar. Y también lo hace mucho más interesante. Es innegable el trabajo que hay detrás de esta creación artesanal. Esperemos que sea disfrutado y pueda lucirse con orgullo por las calles y carreteras del país. Si quieres este aspecto para tu 911 (996), Porsche by Ludic está desarrollando un kit de fibra de vidro para la venta al público.

Si quieres ver más imágenes del coche, hay unas pocas más en la cuenta de Instagram y de Facebook del preparador. Bajo estas líneas puedes un vídeo (en inglés) del proceso de transformación.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.