Menu

«Need for Speed» ruso en la vida real, segunda parte

Una experiencia inmersiva realmente bien conseguida

«Need for Speed» ruso en la vida real, segunda parte

Hace algún tiempo os trajimos una creación un tanto inusual a la par que atractiva, una especie de Need For Speed extrapolado al mundo real. Apenas duraba un minuto, pero la alegría y las ganas de echar unas carreritas se han mantenido desde entonces. Ahora, la segunda parte está ha llegado, y dura casi cinco minutos. Creedme cuando digo que el resultado merece la pena.

Владислав Чекунов está de vuelta, aparentemente justo después de la carrera del Toyota Celica azul de la primera entrega. Con esa carrera ganada, hay nuevo coche desbloqueado, el Toyota Supra (A80). Sin tiempo que perder en modificaciones, nuestro protagonista aborda directamente la carretera con el objetivo de competir. La producción esta vez se mejora: hay destellos de mapas de carrera, porcentaje de progreso e incluso una calle cortada.

El Supra plateado compite inicialmente en una carrera de resistencia contra un Nissan Skyline GT-R (R34), un Mazda RX-7 (FD) y un Volkswagen Golf (1J). Con un chute rápido de óxido nitroso, el Supra alanza rápidamente a la victoria. El segundo vehículo presentado es un Mitsubishi Lancer Evolution VIII con una escritura de neumáticos que dice hilarantemente “Fucking Quick”. Una serie de cambios de marcha perfectos y un poco de nitroso lo ayudan a ganar.

Eastsiders Nissan Skyline GT R (R34)

La nueva entrega del Need For Speed ruso en la vida real no se olvida de incluir el famoso Nissan Skyline GT-R de Eastsiders

Si bien tanto el Supra como el Lancer Evolution VIII mostrados son geniales, es el tercer y último coche es el más destacado: un Skyline GT-R (R34) pintado de azul y equipado con ruedas Nismo acabadas en negro brillante. No menos de dos carreras de tipo sprint se organizan con coupé japonés. Lógicamente, consigue la victoria en ambas competiciones. Tanto el sonido de los motores, como la banda sonora de fondo y demás efectos especiales están fielmente replicados.

Al igual que el vídeo anterior, las velocidades de conducción reales parecen legales, pero los efectos de la cámara hacen que la producción se sienta como el auténtico Need For Speed. El clip ha sido filmado por expertos e imita perfectamente a las ediciones Underground y Underground 2. Si creciste jugando con estos clásicos, te encantará este vídeo. Es un excelente trabajo, y la verdad es que se hará difícil esperar para ver la tercera entrega.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.