Honda Mean Mower, de nuevo a por el récord mundial

Honda Mean Mower, de nuevo a por el récord mundial

Quiere ser el cortacésped más rápido del mundo


Tiempo de lectura: 3 min.

Honda es una compañía con muy mal perder. No solo construye coches y motos rápidas, también hace maquinaria aérea, náutica y del hogar. Y es que Honda también es capaz de hacer algo emocionante con un cortacésped. Este el caso del Honda Mean Mower, y aunque por fuera parezca una aburrida máquina para cortar el césped como otra cualquiera, no lo podrás comprar en tu ferretería local.

Allá por 2014 y aliándose con el equipo de Top Gear, la firma tokiota decidió que era buen momento para hacerse con el récord mundial del cortacésped más rápido del mundo. Logró conseguir una velocidad promedio de 187,6 km/h y, con el pedal derecho hundido hasta el fondo, alcanzó una punta de 209 km/h. Una puesta a punto específica y un motor de cuatro cilindros de 999 cm3 ayudaron a conseguir este hito. Así, se convirtió en la máquina de cortar césped más rápida sobre la faz de tierra.

Sin embargo, ni los neumáticos de alto rendimiento, ni el chasis construido ad hoc han logrado mantener el récord intacto. En 2016, un equipo noruego consideró más que factible superar la marca. Cogió un cortacésped STIHL Vicking, y sustituyó su eficiente motor por un V8 estadounidense. En concreto una unidad LS1 (sí, aquella montada coches como el Chevrolet Camaro o Corvette) de 410 CV de potencia con caja de cambios de Fórmula 1.

Hona Mean Mower V2 0

Con un potente propulsor de ocho cilindros estadounidense bajo el capó, el cortacésped austriaco logró obtener una velocidad promediada de 215,6 km/h, suficiente para robarle el título al Honda Mean Mower. Sí, es impresionante ver como unas máquinas enfocadas al cuidado de los jardines pueden dejar con el culo al aire a muchos coches que pueblan nuestras queridas carreteras. Y no, este récord no tiene ninguna utilidad práctica.

Sin embargo, Honda ha estado desarrollando durante los tres últimos años un Mean Mower más capaz, con más garra, que ya vimos en el festival de Goodwood del año pasado. Los encargados de construirlo han sido Team Dynamics, los socios de Honda en el BTCC, el campeonato de turismos inglés. El propulsor deriva de una superbike de la casa, la Honda Fireblade SP.

Vale, no es bloque V8 de gran cilindrada, pero con un cuatro cilindros en línea de un litro con casi 200 CV de potencia a 13.000 RPM, la casa del Sol Naciente prevé sobrepasar los 240 km/h (150 mph), una velocidad increíblemente absurda e impresionante para una segadora “normal y corriente”.

Pero claro, no vale montar un gran motor si la máquina no es capaz de cumplir con la función que fue concebida: cortar el césped. Para ostentar en récord Guinness de cortacésped más rápido del mundo, el Honda Mean Mower deberá ser capaz de circular a velocidades de infarto a la vez que dejar el jardín de nuestra casa como una patena. Bajo su chasis, un conjunto de cuchillas de fibra de carbono se encargará de cumplir con su cometido.

Desde luego, por muy absurdo que sea el récord, siempre llama la atención como los fabricantes se esfuerzan por ser lo más de lo más. ¿Quién en su sano juicio conduciría un cortacésped tan loco como este? Pequeño, ligero y muy, muy rápido. Es como un kart diseñado por (o para) Eduardo Manotijeras.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.