Coche del día: Volvo 121/122S/Amazon (P120)

Coche del día: Volvo 121/122S/Amazon (P120)

El primer modelo de Volvo con vocación internacional


Tiempo de lectura: 6 min.

El Volvo 121/122S/Amazon (P120), conocido en Suecia como Volvo Amazon “a secas”, se presentó como prototipo en 1956. En los mercados de exportación se conocía como 121 o 122S; esta última se refería a la versión dotada con un motor más potente que la 121. Se fabricó entre 1956 y 1967, con una producción total de más de 667.000 unidades, de las cuales 234.208 unidades se vendieron en Suecia.

Hasta 1950 Volvo Cars carecía de una figura importantísima en la fabricación de automóviles: el jefe de diseño. Este cargo recayó sobre el joven ingeniero Jan Wilsgaard, con el correspondiente nombramiento por parte de uno de los fundadores de la marca, Assar Gabrielsson. El Amazon estaba inspirado en el americano Kaiser Manhattan, vehículo que le dejó asombrado cuando lo vio desembarcar un día en el puerto de Gotemburgo.

Este hecho dio lugar al nacimiento de una de las series más vendidas de la historia de Volvo hasta el momento, cuyos códigos internos eran P120 (cuatro puertas), P130 (dos puertas) y P220 (familiar). A partir de 1956 todos los modelos eran diseñados o supervisados por su diseñador jefe, Jan Wilsgaard.

Volvo 122 Amazon

Se consideró el sucesor del PV444 -fabricado entre 1946 y 1958-, comenzando su producción en 1957. Era un vehículo de mayor tamaño debido fundamentalmente a que ofrecía una carrocería de tipo sedán de cuatro puertas. Su diseño era moderno y fue el primer Volvo en ofrecer una carrocería autoportante -la marca lo denominaba “flotante”-.

Fue el primer modelo de Volvo en diseñarse con la figura del jefe de Diseño, puesto que recayó en el joven ingeniero Jan Wilsgaard. Desde 1956 todos los modelos fueron diseñados bajo su supervisión

El origen de su nombre es cuando menos curioso. En un principio se quiso denominarlo “Amason”, una diosa guerrera escandinava, pero posteriormente se decidió cambiarle el nombre por “Amazon”, más internacional y con vistas al mercado norteamericano, en el que apenas tenía presencia. Pero dio la casualidad de que existía una moto alemana llamada Kreidler Amazone.

Se llegó a un acuerdo con la empresa motera para venderse como “Amazon” en los países nórdicos y comercializarse en el resto del mundo como una serie de tres números. Así, el cuatro puertas se conocía como 121 (1956), el Station Wagon como 221 (1962) y el coupé de dos puertas como 123GT (1967).

Volvo 121 fabricacion 2

Uno de sus elementos distintivos eran las dos tomas de aire que ocupaban toda la parrilla, de diseño oval/trapezoidal. Los alerones traseros sufrieron un aumento de tamaño y se remataron con una especie de aleta, siendo un elemento de diseño de gran aceptación en su época. Solía ofrecerse con la carrocería en pintura bicolor, con los pilares y el techo de un tono y el resto de ella en otro color.

Contaba con una amplia gama de motores de cuatro cilindros, desde un 1.6 con 60 y 85 CV, pasando por un 1.8 con 75, 90 y 95 CV, hasta llegar a un 2.0 de 105 CV

Los cromados también eran abundantes, presentes en los paragolpes, la doble parrilla cromada, los aros de los faros, los marcos de las ventanillas y lunas, molduras laterales y tapacubos de las ruedas. El capó presentaba el típico saliente triangular tan de moda por entonces, e iba flanqueado por dos faros redondos con unos intermitentes rectangulares debajo.

En el lateral se veían con claridad sus tres volúmenes, con una larga moldura cromada que recorría todo el lateral y que le aportaba linealidad. También llamaban la atención los neumáticos pintados de blanco. La trasera se remataba con una suave caída de la luneta y el maletero, flanqueados por las aletas.

Volvo 122S 1965

En la zaga destacamos los pilotos en disposición vertical, colocados en los extremos para acentuar su anchura, rematado visualmente por un paragolpes cromado. El tapón del depósito de combustible se situaba entre el portón del maletero y el paragolpes, en el lado derecho.

Como podemos imaginar, varios elementos de seguridad estaban presentes en el Amazon 121/122S. Incluía entre ellos la parte superior del salpicadero almohadillada, un parabrisas laminado y cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje en ambas filas de asientos.

En el diseño del habitáculo predominaban las líneas horizontales, con un salpicadero igualmente de diseño horizontal, con un velocímetro lineal, volante con dos radios dobles o tres simples, mandos periféricos muy sencillos y los mandos de la calefacción/ventilación en la consola central.

Volvo 121 Amazon interior

Volvo 121

Debajo del velocímetro se situaban los indicadores de nivel de combustible, temperatura del líquido refrigerante y el cuentakilómetros. En la versión 123GT se instaló un cuentavueltas circular en el centro del salpicadero para remarcar su carácter deportivo. El espacio era generoso incluso para cinco personas, al igual que el maletero.

Su preocupación por la seguridad ya era patente, pues ofrecía un parabrisas laminado, un salpicadero con su parte superior almohadillada y cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje

En cuanto a su mecánica, estaba propulsado por un motor de cuatro cilindros en línea (B16), con 1.583 cm3, que entregaba 60 CV a 4.500 RPM en el caso del 121 y 85 CV en el 122S. En 1961 se aumentó su cilindrada hasta los 1.778 cm3 (B18), también con dos niveles de potencia: 75 CV a 4.500 RPM y 90 CV a 5.000 RPM para el 121 y 122S, respectivamente. Esta última versión aumentó su potencia en 1965 hasta los 95 CV. El 123GT de dos puertas llegó a disfrutar de un motor de dos litros (B20) y 105 CV.

Se complementaba con diferentes cajas de cambio. Podían ser manuales de tres (M30) o cuatro marchas, con o sin overdrive o superdirecta (M41), con la palanca de cambios en el piso en ambos casos; o automático fabricado por Borg-Warner, con tres marchas y la palanca de cambios situada en la caña del volante.

Volvo 122 USA

Volvo 122S

Hasta 1961 el equipo de frenos contaba con cuatro tambores, siendo sustituidos los delanteros por discos en las versiones S de 90 CV; a partir de 1964 se incorporaron a todas las versiones (P1200 V, P1200 H, P121 y P122S). La suspensión montaba un doble brazo delante y un eje rígido detrás, con dos barras longitudinales a cada lado y una barra Panhard.

En otoño de 1961, aparte de la introducción del nuevo motor B18, contaba con un novedoso sistema eléctrico de 12 voltios y una nueva rejilla de radiador. Se mantuvo en producción hasta el otoño de 1966, momento en el que fue sustituido por un modelo totalmente novedoso, el Volvo 144.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Volvo 121 o Volvo 122con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.