Coche del día: Tesla Model S

Coche del día: Tesla Model S

La berlina que ha situado al coche eléctrico en el mapa


Tiempo de lectura: 2 min.

El Tesla Model S ha hecho volver la vista, el gusto y la apetencia del consumidor de alta gama hacia el coche eléctrico puro. Su lanzamiento en 2012 estuvo precedido de una hábil campaña de marketing, que primero generó gran expectación antes de desvelar qué era exactamente el producto y tras su presentación generó la locura del “yo quiero tener uno”. Tanto es así que la producción íntegra de 2012 estaba vendida en 2011, no sin antes adelantar los interesados más de 4.000 dólares cada uno.

La historia del automóvil propulsado por energía eléctrica dista de ser reciente, de hecho precede en el tiempo a la del motor de cuatro tiempos. En la primera mitad del Siglo XIX ya había coches eléctricos puros y poco antes de entrar en el Siglo XX ya habían roto la barrera de los 100 km/h. Su coste y la precariedad tecnológica de las baterías enterraron la idea en el olvido. Las diversas crisis energéticas ocurridas durante la segunda mitad del Siglo XX desenpolvaron el concepto, y hubo varios intentos de popularizar nuevamente el asunto, que no alcanzaron el impacto que ha tenido el fabricante norteamericano con el lanzamiento del Tesla Model S en la parte alta del mercado.

Los problemas que rodean a los coches eléctricos actuales son casi los mismos que los ahogaron hace un siglo: el factor económico y la duración de las baterías, aunque ahora cuentan con un par de alicientes que antes no tenían: el petróleo no es infinito ni barato, y la constante preocupación por el medio ambiente. El Tesla Model S es un coche caro, cierto, pero la distancia que lo separa de otro de combustión de similares características ya no es tan grande. El otro “inconveniente”, la duración de las baterías, ya no es tan crítico; superar 500 km de autonomía -en su versión P100- es razonable. Si a esto añadimos el marketing, prestaciones brillantes, un diseño actual y elegante, gran habitabilidad y se incluye el despliegue de tecnología que acompaña al coche, se entiende el cambio que ha obrado este modelo en el mercado.

COMPARTE
Sobre mí

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Mesi Ta
Invitado
Mesi Ta

Es un coche bonito, aunque me gustaba muchísimo muchísimo más cuando tenia la “parrilla” negra.

Un saludo!


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!