Coche del día: Skoda Felicia Combi 1.6

Coche del día: Skoda Felicia Combi 1.6

Un familiar de bolsillo


Tiempo de lectura: 4 min.

El Skoda Felicia Combi se presentó en el Salón del Automóvil de Brno (República Checa) de 1995, y vino a suceder al Forman, la versión familiar del Favorit. Fue una creación más del carrocero Bertone, y ya se empezaban a visualizar las conocidas soluciones prácticas simply clever de la casa checa. Fue el primer modelo fabricado por Skoda después de su absorción por parte de Volkswagen.

Este Felicia Combi compartía la misma plataforma de su hermano de cinco puertas, conservando los 2.450 mm de distancia entre ejes. Lo que sí creció fue la longitud total en 350 mm, alcanzando los 4.237 mm, todos destinados al voladizo trasero y ofrecer un generoso maletero de 447 litros. También conservaba la anchura de 1.635 mm, y la altura hasta los 1.420 mm, sin contar con las barras longitudinales en el techo.

El Skoda Felicia Combi sustituyó al modelo Forman, la versión familiar del Favorit. Utilizaba misma plataforma que el fastback de cinco puertas, pero con un mayor voladizo trasero para ofrecer un generoso maletero de 447 litros

La mitad del coche, hasta el pilar B, era idéntico al fastback de cinco puertas. A partir de este pilar B la estructura resultaba totalmente nueva, estirándose hasta crear un familiar compacto y agraciado de aspecto. Su superficie acristalada era muy generosa, antes de que se impusiesen las nuevas líneas de diseño de 1/3 de cristal y 2/3 de chapa que dotan a los modelos actuales de una mayor dinámica visual.

Skoda Felicia Combi GLXi 1995 2

Skoda Felicia Combi GLXi (1995)

El carácter práctico propio de este tipo de carrocería se ve reflejado en la posibilidad de abatir la banqueta trasera de forma asimétrica, e incluso desmontarla completamente mediante un sencillo e ingenioso mecanismo. De esta forma se consiguen alcanzar hasta los 1.366 litros de capacidad de maletero, que contaba además con unos ingeniosos huecos en los laterales para guardar herramientas. El portón del maletero se podía abrir desde una palanca accesible al conductor.

El Felicia en general, tanto con cinco puertas como la versión combi, es un ejemplo de las grandes ambiciones que empezaba a tener Skoda como fabricante de vehículos prácticos y con una gran relación calidad/precio. Según la versión podía incorporar elementos como airbags delanteros, ABS y dirección asistida. Además, sus estándares de calidad se acercaban cada vez más a los del resto de generalistas europeos.

Para los amantes de los motores de gasolina este Skoda Felicia Combi estrenaba el nuevo motor de cuatro cilindros de Volkswagen de 1,6 litros. Era un motor muy, muy tranquilo, pues generaba unos discretos 75 CV a 4.500 RPM y un par motor de 135 Nm a 3.750 RPM. Se conformaba con dos válvulas por cilindro y una novedosa inyección multipunto de gasolina.

Skoda Felicia Combi SLXi 1995 2

Skoda Felicia Combi SLXi (1995)

Iba asociado a una caja de cambios manual de cinco marchas, que transmitían la potencia al eje delantero. Aunque su peso no era elevado, pues marcaba 1.005 kg en báscula, la carencia de dirección asistida no facilitaba mucho su manejo sobre todo en ciudad. Además, la posición del volante, más cercana a una furgoneta que a un turismo por su horizontalidad, tampoco colaboraba a su uso cómodo.

Fue el primer vehículo fabricado por Skoda después de su absorción por parte del gigante Volkswagen. Estrenó un nuevo motor atmosférico de 1,6 litros y 75 CV, con prestaciones suficientes para moverse con dignidad

Para controlar su escasa tonelada de peso no necesitaba un equipo de frenos excepcional; ofrecía discos en el eje delantero y tambores en el trasero. El esquema de las suspensiones era independiente delante y semiindependiente detrás. Las prestaciones eran decentes, sin más; la velocidad máxima era de 160 km/h y se tomaba sus 15 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado. Los consumos oscilaban entre los 5,6 l/100 km a 90 km/h, los 7,5 l/100 km a 120 km/h y los 8,5 l/100 km por ciudad.

En 1998 recibió un rediseño exterior, al igual que su versión de cinco puertas. Se rediseñó la parrilla del radiador y los paragolpes se sustituyeron por otros más grandes, además de unos cambios menores en el bastidor para mejorar su seguridad en caso de choque. En junio de 2001 cesó su producción, habiendo fabricado un total de 1.416.939 unidades entre todas sus versiones, en sus casi siete años de actividad en las líneas de montaje.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Skoda Felicia con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.