Coche del día: Skoda Felicia Combi 1.6

Coche del día: Skoda Felicia Combi 1.6

Un familiar de bolsillo


Tiempo de lectura: 4 min.

El Skoda Felicia Combi se presentó en el Salón del Automóvil de Brno (República Checa) de 1995, y vino a suceder al Forman, la versión familiar del Favorit. Fue una creación más del carrocero Bertone, y ya se empezaban a visualizar las conocidas soluciones prácticas simply clever de la casa checa. Fue el primer modelo fabricado por Skoda después de su absorción por parte de Volkswagen.

Este Felicia Combi compartía la misma plataforma de su hermano de cinco puertas, conservando los 2.450 mm de distancia entre ejes. Lo que sí creció fue la longitud total en 350 mm, alcanzando los 4.237 mm, todos destinados al voladizo trasero y ofrecer un generoso maletero de 447 litros. También conservaba la anchura de 1.635 mm, y la altura hasta los 1.420 mm, sin contar con las barras longitudinales en el techo.

El Skoda Felicia Combi sustituyó al modelo Forman, la versión familiar del Favorit. Utilizaba misma plataforma que el fastback de cinco puertas, pero con un mayor voladizo trasero para ofrecer un generoso maletero de 447 litros

La mitad del coche, hasta el pilar B, era idéntico al fastback de cinco puertas. A partir de este pilar B la estructura resultaba totalmente nueva, estirándose hasta crear un familiar compacto y agraciado de aspecto. Su superficie acristalada era muy generosa, antes de que se impusiesen las nuevas líneas de diseño de 1/3 de cristal y 2/3 de chapa que dotan a los modelos actuales de una mayor dinámica visual.

Skoda Felicia Combi GLXi 1995 2

Skoda Felicia Combi GLXi (1995)

El carácter práctico propio de este tipo de carrocería se ve reflejado en la posibilidad de abatir la banqueta trasera de forma asimétrica, e incluso desmontarla completamente mediante un sencillo e ingenioso mecanismo. De esta forma se consiguen alcanzar hasta los 1.366 litros de capacidad de maletero, que contaba además con unos ingeniosos huecos en los laterales para guardar herramientas. El portón del maletero se podía abrir desde una palanca accesible al conductor.

El Felicia en general, tanto con cinco puertas como la versión combi, es un ejemplo de las grandes ambiciones que empezaba a tener Skoda como fabricante de vehículos prácticos y con una gran relación calidad/precio. Según la versión podía incorporar elementos como airbags delanteros, ABS y dirección asistida. Además, sus estándares de calidad se acercaban cada vez más a los del resto de generalistas europeos.

Para los amantes de los motores de gasolina este Skoda Felicia Combi estrenaba el nuevo motor de cuatro cilindros de Volkswagen de 1,6 litros. Era un motor muy, muy tranquilo, pues generaba unos discretos 75 CV a 4.500 RPM y un par motor de 135 Nm a 3.750 RPM. Se conformaba con dos válvulas por cilindro y una novedosa inyección multipunto de gasolina.

Skoda Felicia Combi SLXi 1995 2

Skoda Felicia Combi SLXi (1995)

Iba asociado a una caja de cambios manual de cinco marchas, que transmitían la potencia al eje delantero. Aunque su peso no era elevado, pues marcaba 1.005 kg en báscula, la carencia de dirección asistida no facilitaba mucho su manejo sobre todo en ciudad. Además, la posición del volante, más cercana a una furgoneta que a un turismo por su horizontalidad, tampoco colaboraba a su uso cómodo.

Fue el primer vehículo fabricado por Skoda después de su absorción por parte del gigante Volkswagen. Estrenó un nuevo motor atmosférico de 1,6 litros y 75 CV, con prestaciones suficientes para moverse con dignidad

Para controlar su escasa tonelada de peso no necesitaba un equipo de frenos excepcional; ofrecía discos en el eje delantero y tambores en el trasero. El esquema de las suspensiones era independiente delante y semiindependiente detrás. Las prestaciones eran decentes, sin más; la velocidad máxima era de 160 km/h y se tomaba sus 15 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado. Los consumos oscilaban entre los 5,6 l/100 km a 90 km/h, los 7,5 l/100 km a 120 km/h y los 8,5 l/100 km por ciudad.

En 1998 recibió un rediseño exterior, al igual que su versión de cinco puertas. Se rediseñó la parrilla del radiador y los paragolpes se sustituyeron por otros más grandes, además de unos cambios menores en el bastidor para mejorar su seguridad en caso de choque. En junio de 2001 cesó su producción, habiendo fabricado un total de 1.416.939 unidades entre todas sus versiones, en sus casi siete años de actividad en las líneas de montaje.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Skoda Felicia con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.