Coche del día: Santana Aníbal

Coche del día: Santana Aníbal

Un todoterreno de Santana que pudo ser y no fue


Tiempo de lectura: 4 min.

La historia del Santana Aníbal es cuando menos rocambolesca. Allá por el año 1995 en Suzuki, que era el propietario de Santana, estaban hasta los cojinetes desesperados por la baja productividad de la fábrica de Linares (Jaén). Con el pensamiento de no cerrarla negociaron con la Junta de Andalucía y esta compró la fábrica y la patente de unos modelos que ya eran obsoletos para fabricarlos hasta que muriesen por falta de unas actualizaciones decentes.

Después de cinco años chupando ayudas para i+D por parte de la Junta, Santana desarrolló un prototipo y en el 2003, tres años después, comenzó su producción. Y el revolucionario y maravilloso producto final de esta ingente inversión de tiempo y dinero público era… el Santana 2500 redecorado.

Santana fabricó en su factoría de Linares hasta 1989 unidades con licencia de Land Rover, y durante diez años más un montón de “Santanas” pero sin soporte técnico por parte de Land Rover. Después de 13 años sacaron el mismo vehículo sin modernizar, y por el módico precio de 30.000 euros del año 2003. Con semejante precio a ver quién es el guapo que lo compra, a no ser que hubiese “voluntarios” como el Ejército Español e Iberdrola.

Al concurso del Ejército se presentaron también Land Rover con el Defender, y Urovesa, una empresa gallega que fabricaba el Reveco -un Hummer a la española-. Ambos vehículos son infinitamente mejores que el Aníbal, pero no se eligieron ninguno de los dos. Siendo políticamente incorrectos, la Junta de Andalucía, con Manuel Chaves a su cabeza, y el Gobierno español, con José Bono como ministro de Defensa, obligaron a comprar el Aníbal a cambio de untadas vaya usted a saber por qué.

A poco de estar en uso el Ejército español se deshizo de muchos de ellos, tuvieron varios accidentes en 2008 y decidieron inmovilizarlos. De hecho Santana los regalaba a la Policía Local o al Ejército con tal de perderlos de vista. Todavía sobreviven unas 1.000 unidades en servicio

¿Pero realmente eran tan malos? Pues entre otras menudencias tenía graves defectos en la transmisión, aflojamiento de la tuerca de autofrenado de la salida de la caja transfer y aflojamiento de las tuercas de la brida de arrastre, fatiga prematura de sus materiales por su mala calidad o el gripado de los cojinetes de los bujes.

La solución que dio Santana fue el uso de Loctite 270 en las tuercas de autofrenado. ¡Qué solución tan fantástica y profesional! Y no lo hicieron en todas las unidades afectadas, ejemplo de lo que NO se debe hacer bajo ningún concepto. También adolecía de un sistema de amortiguación con ballestas asociado a unos amortiguadores de risa que se rompían ante el menor bache serio.

Con toda esta información no se entiende que en julio de 2005 fuera nombrado como el mejor todoterreno del mundo por la revista británica 4×4 Magazine, por delante de pesos pesados como el Nissan Patrol, el Land Rover Discovery o el Defender, ¿nos estaban tomando el pelo? Se puede comprobar en esta web, donde también se comentan las mejoras y virtudes de su sucesor, el Iveco Massif, amén de un extenso recopilatorio de recortes de prensa a ese respecto.

Iveco Massif

Volviendo al malogrado PS10, monta un motor Iveco diésel de cuatro cilindros y 2.798 cc de inyección directa y turbocompresor, 125 CV a 3.600 RPM y un par máximo de 275 Nm a 1.800 RPM, con un comportamiento bastante elástico a pesar de la primera marcha muy larga. Puede mantener medias por encima de los 105 km/h y puntas de 140 km/h llaneando, a cambio el consumo no baja de los 15 litros a los 100 km. El único extra que tenía era el aire acondicionado, por un precio de 1.381 euros, no existiendo ninguna concesión al confort ni a la seguridad.

En el año 2006, aprovechando el Salón del Automóvil de Madrid, Iveco y Santana llegaron a un acuerdo para suministrar un vehículo todoterreno revisado por Iveco y su aspecto mejorado por Italdesign. A partir de entonces Santana desapareció del nombre del vehículo para pasar a denominarse Iveco Massif, produciéndose hasta 2011, año en que dejó de fabricarse por el cierre de la fábrica de Linares.

Es la única fábrica que cerró en España durante la crisis, además de la de Irisbus en Barcelona. Entre las consecuencias del cierre, un paro que roza el 50% y la depresión económica de la zona. Si queréis profundizar, La Sexta le dedicó unos minutos.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

20
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Juan
Invitado
Juan

Vaya sarta de despropósitos juntos. Vaya por delante que efectivamente la fábrica era últimamente un desastre y que los vehículos que recibió el ejercito tenían defectos gravísimos (habría que ver por qué), pero diciendo las burradas del artículo, dejando ver solo lo que se quiere y ocultando otras realidades, se demuestra el perfil profesional, tanto ético como técnico. “Santana 2500 redecorado”: Ni pu*a idea de lo que estás hablando, así, punto. Tu no te has acercado a un anibal y lo has mirado por dentro en tu vida. Y si lo has hecho, no distingues un pepino de un pimiento,… Leer más »

Pablo Mayo
Editor

Estimado Juan, Lo primero de todo, te ruego te dirijas al autor y a este medio con el mismo respeto que yo me dirijo a tí, porque algo de idea de lo que hablamos sí tenemos. Lo segundo, si hay algún error o imprecisión en el texto, estaremos encantados de que nos lo indiques para corregirlo, porque de tu comentario no se deduce tal cosa. Lo que sí se deduce es que tienes un gran aprecio por el Santana Aníbal, bien por ser propietario de alguno, bien por haber trabajado en Santana, por lo que tu opinión en ese caso… Leer más »

Juan
Invitado
Juan

¿Se aprecia algún respeto en todo el articulo hacia la marca (y los profesionales que durante años trabajaron allí)? No es criticar lo criticable (la calidad de fabricación de las unidades militares), sino ya que aquello era todo un desastre, parece que nos quieren decir, que el concurso estaba amañado… Y además ahora sacamos otros temas que no tienen nada que ver con Paco o Pepillo. Vertéis esas opiniones libremente y ahora os hacéis los dignos y pedís respeto… Por cierto, no creo haber faltado al respeto, pero si os habéis ofendido, os pido disculpas. Ya comenté antes alguno de… Leer más »

AMiguelZ
Invitado
AMiguelZ

Te lías un poco y creo que no tienes la historia nada clara. Metalurgica Santana nunca fabricó ni obtuvo licencia para fabricar un Defender. La empresa Española desarrolló algunos modelos propios como el 1300, 2000 y Ligero. En cuanto a los motores desarrolló el seis cilindros y las versiones Turbo. Los modelos españoles e ingleses eran parecidos, pero no iguales. Cambian levemente algunas cotas. Las ballestas parabólicas fué una solución que dio Santana y que no se les ocurrió a los ingleses. Las ballestas tienen algunas ventajas sobre el sistema de muelles. Más incomodas, pero se pueden sobrecargar, ofrecen más… Leer más »

Pablo Mayo
Editor

Claro, claro, tienes razón. Todos sabemos que eres un experto de reputado prestigio.

AMiguelZ
Invitado
AMiguelZ

Cada uno se retrata con lo que escribe.

Anonimo
Invitado
Anonimo

No es por nada pero lo de inmovilizarlos te lo has inventado en 2019 sigue siendo el ligero que usa el ejercito de tierra para pesadilla de los mecanicos

Javier Costas
Editor

Sí, sigue en servicio: http://www.ejercito.mde.es/materiales/vehiculos/Anibal.html

Lo que queríamos decir es que el Ejército de deshizo de las unidades más problemáticas, las que habían sufrido accidentes.

Santana Massif
Invitado
Santana Massif

Menudo desconocimento mas profundo del tema y del producto. Soy el feliz propietario de un Santana (Iveco) Massif y anteriormente a este un Santana 2500, y la evolucion de uno a otro es muy grande, hay muchas piezas que valen pero muchas otras que no. El 2500 tenia alguna cosa que el Massif no tiene, pero el Massif gana en este sentido, lo mismo que comparado con un Defender. El que diga que el Massif es un trasto y el Defender una maravilla, no conoce ni el uno ni el otro. Una cosa es cierta, tanto Defender como Massif son… Leer más »

Jose
Invitado
Jose

¿Alguien se acuerda del chiste sobre el acrónimo de S.E.A.T.?, siempre estarás apretando tornillos… Se finaliza el acuerdo con F.I.A.T. y se queda sola, ayudas estatales, falta de iniciativa, falta de gama propia, se vende al grupo V.A.G.,volks waguen vamos, estos hacen una inversión brutal, los resultados no llegan, se ven obligados a dar un puñetazo en la mesa, echan a toda la pandilla de enchufados, sindicalistas y vagos, nueva dirección y los resultados empiezan a llegar. Hacemos el paralelismo con Santana… va si. Rover retira su participación en santana, la empresa se queda sola, ayudas estatales, mucho dinero publico,… Leer más »

Javier Costas
Editor

La comparación de Santana con SEAT es muy desafortunada: https://espirituracer.com/reportajes/seat-lanzara-seis-hibridos-electricos-en-el-plazo-de-dos-anos/

Los SEAT se vendían muy bien y los Santana no. Las matemáticas explican mucho mejor lo que pasó.

Ramon
Invitado
Ramon

Cómo que el ejército se deshizo de ellos si aún hoy siguen en servicio alrededor de 1000 unidades?

Pablo Mayo
Editor

Hola Ramón. Es posible que hayamos cometido algún error de documentación. En la web del ejército es cierto que aparece en el parque móvil, pero no sabemos si aún sobrevive alguna unidad. Si nos dices tu fuente para corroborarlo, lo corregiremos de inmediato.

AMiguelZ
Invitado
AMiguelZ

Pues infórmate o dedícate a otra cosa wink

En el siguiente enlace tienes un poco de ayuda

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2020/03/18/ejercito-comienza-patrullar-centro-palma/1495350.html
Pablo Mayo
Editor

Gracias por tus consejos de “cuñao”, pero es mejor que te los apliques a ti mismo.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!