Coche del día: Renault 5 Triana

Coche del día: Renault 5 Triana

Esta curiosa serie limitada ilustra algunas de las características del mercado automovilístico de los años ochenta


Tiempo de lectura: 4 min.

Aunque fue una simple serie limitada sólo vendida en España, el Renault 5 Triana de 1988 es más ilustrativo de lo que pudiera parecer. Y para ello, vamos a irnos hasta mediados de los años setenta de cara a explicar sus razones. Veamos. Muerto Franco en 1975, resultaba inevitable un proceso de cambio que debiera conducir al aperturismo político. Obviamente aquello no iba a ser fácil en absoluto, teniendo que poner de acuerdo no pocas desavenencias y desacuerdos históricos con el telón de fondo de la contracción económica derivada de la reciente Crisis del Petróleo. Además, había que sumar la constante amenaza violenta procedente tanto desde el espectro militar más inmovilista como desde el terrorismo que parecía no querer cambiar las balas por los votos.

Así las cosas, el evidente signo de los tiempos apuntaba a la incorporación en la Unión Europea como el camino inevitable si se quería anclar el nuevo sistema constitucional a la normalidad democrática occidental. Eso sí, aquello pasaba por una serie de condiciones económicas entras las cuales se encontraban al menos dos muy sensibles para el automovilismo español. En primer lugar, cualquier estado que desease entrar a la Unión Europea durante la década de los ochenta debía emprender una senda de reconversiones reduciendo el sector público productivo. Dicho de otra manera, debía encarar privatizaciones de empresas públicas que, en el caso de España, se materializaron con el abandono del capital estatal en SEAT y Pegaso.

Además, en segundo lugar también se debían relajar los cupos de importación, aumentando así la competencia de los modelos extranjeros a los fabricados dentro del país. Todo ello como un paso previo a la entrada efectiva en el mercado común, donde desaparecerían los aranceles impuestos a los productos provenientes del tejido industrial europeo. En suma, España se abría a Europa y esto afectaba de plano a su industria automovilística, la cual tenía que encarar un serio de proceso de modernización y puesta al día. Proceso en el que, evidentemente, la publicidad cobró un papel esencial con el objetivo de estimular al mercado con constantes novedades y especificaciones muy originales.

Renault 5 Triana, una de las muchas ediciones especiales de la época

Con todo lo que hemos explicado anteriormente, no cuesta entender cómo muchas de las marcas generalistas más importantes se lanzaron durante los años ochenta y noventa a presentar una larga sucesión de versiones especiales. Versiones que no aportaban ninguna novedad respecto a la mecánica, sino que, con unos simples retoques estéticos, conseguían poner encima de la mesa una excusa con la que emprender una nueva campaña de publicidad.

Así las cosas, desde el Golf Rolling Stones hasta el Panda Jeans – con su tapicería vaquera – pasando por el 106 Pepsi Max o el Clío Mecano casi todos los fabricantes masivos tuvieron series limitadas en sus modelos más populares. Especialmente si hablamos de los urbanos englobados en el segmento B. En fin, coches con una imagen fresca, juvenil, unidos en su imagen a bandas de música o marcas de ropa.

Eso sí, todo ello muy alejado de las variantes con verdaderos cambios significativos en el equipamiento como, precisamente en el caso de Renault, podían ser las unidades Baccara. Y es que, en casos como el Renault 5 Triana, estamos hablando de pequeñas series limitadas con cambios muy pequeños para lograr, un verdad, un toque diferenciador bastante interesante. En este caso, la versión Triana rendía homenaje al popular y muy flamenco barrio sevillano ofreciéndose en un color blanco sólo disponible para ella, recorrido en el lateral por una sutil banda verde.

r5 triana

Es decir, los colores de la bandera andaluza, complementados aquí con una nueva tapicería. Además, la campaña de lanzamiento no pudo ser más acertada, con un par de anuncios donde figuras del cante como Enrique Morente o José Menese interpretaban su cante antes de aparecer la visión del Renault 5 Triana bajo el lema de “ poderío “. Algo muy llamativo desde el punto de vista del hacerse ver, haciendo que ahora ésta sea una escasa y exótica variante con un punto extra para cualquier coleccionista. Eso sí, recordemos cómo estas versiones de serie limitada han creado no pocos problemas en el mercado de segunda mano, despertando polémicas sobre sus cotizaciones en base a los elementos diferenciadores. En fin, cosas de aquella liberación económica que despegó en los no tan lejanos años ochenta.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.