Coche del día: Peugeot 605

Coche del día: Peugeot 605

A pesar de ser un coche objetivamente atractivo para su segmento, el hecho de que fuera un Peugeot le impidió vender más


Tiempo de lectura: 4 min.

En cierta medida, la aparición en 1989 del Peugeot 605 fue seguir con el regreso al segmento E iniciado en 1975 con la llegada del 604. Dicho así, obviamente puede chocar que aquello no estuviera del todo asentado después de tantos años, pero es que aún más tiempo pasó la marca sin fabricar este tipo de berlinas, teniendo que irnos hasta antes de la Segunda Guerra Mundial para ver automóviles comparables. Además, el 605 tenía otros elementos en común con el 604. Especialmente el compartir piezas clave con otras marcas.

De esta manera, mientras el 604 montó motores V6 PRV desarrollados junto a Volvo y Renault, el 605 se basó en la misma plataforma empleada por el Citroën XM. De esta manera, estas “ joint venture “ empresariales que empezaron a popularizarse en los ochenta daban un paso más en lo que se refiere a producir coches que, aún a priori muy diferentes entre sí, no dejan de ser variantes a partir de elementos comunes dando a cada una la personalidad requerida por la marca a la que va destinada.

De hecho, el propio Peugeot 605 también estiró la vida de los motores PRV, siendo por tanto un modelo con puentes evidentes hacia otros vehículos de la época. Además, la llegada de esta berlina a la gama de Peugeot sirvió para reordenar a la misma, superando a los 505 para dar el lugar del tope de gama a nuestro protagonista y el de una berlina media del segmento D al 405. Así las cosas, se podría pensar que el Peugeot 605 tradujo su aparición en un buen éxito de ventas. Sin embargo esto no fue del todo así. ¿Por qué?

peugeot 605 (2)

Con este modelo la marca francesa consolida los proyectos comunes con otras marcas, compartiendo base con el Citroën XM

Peugeot 605, la imposibilidad de entrar al segmento del lujo

Centrada como estaba en los automóviles de producción masiva de los segmentos B, C y D Peugeot tuvo que hacer un gran esfuerzo para llamar la atención sobre el que iba a ser su tope de gama en los noventa. De esta manera, encargó los últimos retoques del diseño a la mismísima Pininfarina, la cual entregó un diseño elegante, proporcionado y fluido. Sin embargo, éste se asemeja bastante al del popular 405.

Punto en el que tenemos el primer problema comercial, ya que cuando un comprador accede a un segmento tan costoso como el E no desea adquirir un coche que se relacione demasiado con modelos populares. Y es que, como ya hemos tratado en otros casos, según en qué nichos de mercado hay más conductores preocupados por la proyección de una imagen social que los que podemos contar como racionales seguidores de la ingeniería.

Respecto a la tecnología, al tener el Peugeot 605 una oferta de motores más bien continuista – con ocho ingenios de gasolina y tres de diésel, destacando un V6 con inyección directa y 24 válvulas capaz de acercarse bastante a los 200 CV – hizo que la marca se quisiera diferenciar por otros aspectos. Principalmente el referido al sistema eléctrico.

peugeot 605 (1)

Para una marca popular siempre es difícil trascender su imagen masiva a la hora de entrar al mundo de las berlinas del segmento E

Tan moderno como complejo, dando no poco quebraderos de cabeza al fabricante teniendo que hacer diversas llamadas a fábrica para las primeras unidades del Peugeot 605. Es decir, más gastos no previstos sobre el ya de por sí costoso desarrollo de un modelo así. Si además se le suma lo dicho en primer lugar sobre cómo el Peugeot 605 no consiguió proyectar una imagen de berlina ejecutiva se tiene un serio problema respecto a la competencia. Llegados a este punto, lo cierto es que Peugeot no consiguió vender todo lo deseado este modelo. Una pena, pues en verdad resulta un automóvil más que interesante para largos viajes como más de un aficionado a los preclásicos podrá constatar. De esta manera, se vuelve a confirmar la dificultad que las marcas populares tienen a la hora de entrar en ciertos segmentos exclusivos. Algo que no ocurre tanto por falta de calidad en el diseño sino por razones que tienen que ver el estatus que el público adjudica a la marca. En fin, contradicciones de un mundo donde, aparte de lo racional, también existe la vanidad.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
sergio
Invitado
sergio

En la película de taxi 3 supuestamente le plantan un motor V12, efectivamente no llego a a existir


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.