¿Un motor de dos tiempos patentado por Mazda?

¿Un motor de dos tiempos patentado por Mazda?

Se han filtrado unas patentes de un motor de ese tiempo, que además cuenta con turbo y culata con válvulas para admisión y escape


Tiempo de lectura: 3 min.

En el mes de febrero de este mismo año, aparecieron unas supuestas filtraciones, de lo que parecía ser un motor “dos tiempos” sobrealimentado, unas patentes que según las fuentes eran propiedad de Mazda. Además, el motor incluía encendido por compresión y encendido por chispa, es decir, tecnología Skyactiv-X, pero no se indicaba en la patente nada relacionado con las emisiones, el punto débil (muy débil) de los motores “de agujeros”, pues por su diseño quema aceite.

Patentar un motor de dos tiempos (en realidad son dos carreras, como dicen los británicos, “two stroke”) en los tiempos actuales no parece muy lógico, estos propulsores han acabado casi en el olvido (alguna motocicleta de enduro y cross todavía los usan, al igual que en trial) por sus altos niveles de consumo y por sus altos niveles de emisiones. Su funcionamiento, caracterizado por la ausencia de válvulas y por completar todo el ciclo de combustión en solo dos carreras del pistón, logra muchísima potencia específica pero se escapa por las lumbreras gasolina y aceite sin quemar, pero también restos de la combustión del aceite. Es decir, no supera las normativas de emisiones ni haciendo un pacto con el diablo.

Sin embargo, las patentes filtradas en febrero siguen dando que hablar, sobre todo porque aparece una culata de un motor de cuatro tiempos, es decir, con válvulas y sus correspondientes árboles de leva. Hay un motor de dos tiempos que funciona con culata y válvulas, el dos tiempos diésel, un motor que no se usa en automoción, sino en maquinaria de obras como los típicos bumper que se pueden ver en casi cualquier obra.

En el caso del motor de Mazda, incluye también distribución variable y hay válvulas para la admisión, como en un motor de cuatro tiempos. La alimentación se realiza mediante inyección directa.

Según cuenta Mazda en la patente, el motor funciona por compresión a bajas revoluciones, momento en el cual el turbo llenaría el vacío en la compresión que se produce al tener las válvulas de admisión y escape abiertas al mismo tiempo. De esta forma, también se reduce la posibilidad del retorno de gases de escape a la cámara de combustión y del a salida de gases sin quemar por el escape, como ocurre en un “2t” convencional. Bajo altas cargas y a elevadas revoluciones, el encendido se realizaría mediante chispa y cambiaría el diagrama de distribución.

¿Cuál podría ser el uso de este motor? Es evidente que no debería llegar a sus coches, ni siquiera como parte de sus motores híbridos en serie (eléctricos con autonomía extendida, como también se les conoce). Para eso ya cuentan con una nueva generación de motor rotativo y este motor de dos tiempos parece no tener lugar en su producción.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.