Coche del día: Lotus Europa

Coche del día: Lotus Europa

El Lotus más europeo de la casa


Tiempo de lectura: 5 min.

Como su nombre indica, el Lotus Europa fue el más europeo de la marca, y más concretamente su versión Europa S1. Nos tenemos que remontar a 1966 para situarnos en contexto, siendo uno de los primeros coupés GT con motor central que se produjeron en serie. Derivaba del Elan y se eligió un motor de origen Renault 1.5, que entregaba 82 CV a las ruedas traseras mediante una caja de cambios manual de cuatro velocidades.

Aparte de venderse muy bien, su comportamiento netamente deportivo le sirvió para ser denominado como el coche de carretera más parecido a un Fórmula 1, que ya es decir mucho de su naturaleza. Su tarjeta de visita básica mostraba un peso de 610 kg, una velocidad máxima de 180 km/h y 10 segundos para alcanzar las 60 mph (96 km/h).

En este mismo año de 1966 presentaron en sociedad una versión específica para correr en circuito modificada por Team Lotus, conocido como Type 47. En un trabajo conjunto entre Lotus, Cosworth y Ford se le instaló un propulsor que llegaba a entregar 165 CV. De su carrocería nos llamaban la atención dos espacios colocados en la parte trasera del techo destinada a la ventilación. Llegó a tener un papel honorable en competiciones del nivel de las 24 Horas de Le Mans.

Lotus Europa S1

Lotus Europa S1

En 1968 salió al mercado una versión más funcional y práctica para su uso diario, conocida como Europa S2. La parte mecánica no cambiaba y seguía llevando el propulsor 1.5 (1.470 cm3) con 78 CV, y se le añadieron elementos orientados al confort como asientos ajustables, ventanillas eléctricas y algunos elementos de madera.

Se pensó en crear una versión específica para el mercado estadounidense, conocido como Type 65, poniéndose a la venta entre 1969 y 1970. Se partió del bloque Renault, pero aumentado hasta los 1,6 litros y mejorando sus prestaciones, aumentando su velocidad punta en 10 km/h, hasta los 190 km/h.

En 1974 salió a la venta el Europa Type 74 Twin Cam (TC), con un propulsor desarrollado por Lotus y Ford de 1.558 cm3 que desarrollaba 106 CV, suficientes para empujar sus 740 kg hasta los 200 km/h y recorrer 400 metros desde parado en 15 segundos. Tanto este TC como el S2 tenían una carrocería fabricada en fibra de vidrio.

Lotus Europa Special 4

Lotus Europa Special

La versión Twin Cam (TC) se sustituyó por la llamada Lotus Europa Special. Como ocurre con todos estos pequeños y bajitos coupés deportivos (1.070 mm de altura), el acceso a su interior era complicado, si bien una vez instalado los asientos recogían bien la espalda. El conjunto pedales/caja de cambios requerían un duro trabajo por parte del conductor, con unos pedales muy cercanos entre sí y con una dureza de accionamiento apreciable al igual que la palanca de cambio, con un funcionamiento tosco y sus cinco marchas duras de engranar.

La dirección del Europa Special ofrecía una respuesta muy rápida, con tan solo 2,25 vueltas de volante de tope a tope

Resultaba muy sensible a las irregularidades del firme. La principal diferencia respecto al S2 y al TC radicaba en el motor, si bien conservaba la misma cilindrada -1.558 cm3– la potencia pasaba de los 106 hasta los 126 CV gracias a unas válvulas de admisión de mayor diámetro.

Con estos valores las prestaciones eran más que dignas, alcanzando los 100 km/h desde parado en prácticamente 8 segundos, acompañados de unos consumos de 11,6 l/100 km de gasolina, mencionando su elevado consumo de aceite, pues se bebía un litro de lubricante cada 1.000 km.

Damos un salto de 31 años hasta que volviésemos a ver un Lotus con el apellido Europa, en el año 2005. Al año siguiente se presentó el Europa S, de muy similar diseño al Elise pero con unas líneas suavizadas. Se empezó a comercializar en 2006.

Ahora hablamos de motor y prestaciones más serias, con un propulsor de 2 litros y 200 CV con una respuesta típica de “turbopatada”. Con esta caballería el Europa S alcanzaba los 230 km/h y los 100 km/h desde parado en menos de seis segundos. Conservaba sus compactas medidas, con 3.900 mm de largo, 1.714 mm de ancho y 1.120 mm de alto. Ya contaba con una caja de cambios manual de seis marchas.

El chasis era monocasco realizado en aluminio y la carrocería estaba fabricada en materiales de tipo composite. El acceso a su interior era más cómodo gracias a un techo más alto y a unos largueros laterales situados más cerca del suelo. Contaba con ciertos elementos de equipamiento como un equipo de sonido de gran calidad con cuatro altavoces, navegador Blaupunkt, tapicerías de piel, aire acondicionado e inserciones de aluminio.

Lotus Europa SE

Lotus Europa SE

Más recientemente salió a la palestra el Lotus Europa SE -presentado en el Salón de Ginebra del año 2008-, con más elementos de confort, un motor de 2 litros con 230 CV de potencia y 300 Nm de par motor. También cambiaban las llantas por otras más livianas, en 17 o 18 pulgadas (opcionales), un equipo de frenos de AP Racing y unos discos de mayor diámetro.

Fue sustituido por el Lotus Evora, que superaba al Europa en deportividad, practicidad y comodidad.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Lotus Europa con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Como me fascinan los Lotus, un amigo se compró hace un tiempo un Elise del 2004 y bufff, me tiene loco, la relación peso potencia de estos coches me “alucina”. Por cierto una duda, este Europa derivada del Elise o del Elan?, siempre pensé que derivó de este último.

Rubén
Invitado
Rubén

Si, debe ser una errata. Más que nada porque en el 66 el Elise no existía!

Javier Costas
Suscriptor

Sí, es una errata. Lamentamos la equivocación.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.