Coche del día: DAF 55 Siluro

Coche del día: DAF 55 Siluro

En el DAF 55 Siluro diseñado por Michelotti se ve una de las primeras muestras del diseño en cuña


Tiempo de lectura: 4 min.

Muchas veces, quizá incluso demasiadas, tendemos a dar más importancia de lo debido a vehículos tan espectaculares como poco decisivos en la historia del automovilismo. De esta manera, la repetición visual de ciertos superdeportivos en todo tipo de publicaciones no sólo resulta tópica y manida, sino también injusta hacia otras creaciones más modestas aunque no por ello menos importantes para la evolución del diseño. En este sentido, un buen ejemplo de ello es el DAF 55 Siluro de 1968. No obstante, antes de seguir razonando nuestra tesis lo mejor será ponernos en contexto. Empecemos. Para ello nos tenemos que al norte de Italia en 1968.

Lugar y momento donde, durante los siguientes tres años, se va a dar la llamada revolución del diseño en cuña. Algo de lo que ya hemos hablado otras veces, aunque siempre refiriéndonos a prototipos como el Alfa Romeo Carabo, el Ferrari Modulo o el Maserati Boomerang. Todos ellos basados en mecánicas y chasis muy alejados del automovilismo popular y masivo, naciendo además como piezas conceptuales que jamás podrían haber llegado a serie. Por todo ello, aunque reconocemos los efectos de aquel torbellino producido entre los carroceros italianos en todo tipo de modelos popularizados en la década siguiente, lo cierto es que nunca pensamos en coches de base popular al analizar aquel movimiento.

Y eso es una gran injusticia. No en vano, el DAF 55 Siluro no sólo es una creación del gran Giovanni Michelotti, sino que corresponde a 1968. Justo el año en el que comienza aquella preocupación por el perfil en cuña. Y sí, evidentemente el Carabo resulta mucho más llamativo. No sólo por sus líneas radicales sino también por esconder el chasis y la mecánica de un siempre mítico e icónico Alfa Romeo 33 Stradale. Sin embargo, no menos interesantes es este DAF. Pues tiene la virtud de participar en aquel movimiento vanguardista desde una base popular y, por tanto, mucho más creíble a la hora de poder ser llevado a serie. Y es que, al fin y al cabo, aprendemos por imitación. Por lo que a cualquier fabricante masivo le sería mucho más complicado aprender del Carabo – como sí lo hizo Lamborghini – que del DAF 55 Siluro.

daf 55 siluro (3)

La llamada revolución del diseño en cuña se hizo sobre prototipos de alto nivel, siendo una estupenda y llamativa excepción este DAF 55 del tempranero 1968

DAF 55 Siluro, diseño en cuña para todos

Antes de nada, no. Desgraciadamente el DAF 55 Siluro nunca llegó a serie. Y es lógico, pero no desde el punto de vista de la tecnología sino del contable. Y es que, por muy interesante que sea este modelo, la divergencia entre las expectativas levantadas por la carrocería y la realidad de su mecánica hubiera sido un hecho insalvable para logar ventas adecuadas. Algo así como lo que le pasó al VW SP2 – al menos fuera de Brasil – debido a esto mismo; a una carrocería de lo más estilosa bajo la cual se ocultaba el sencillo cuatro cilindros del VW 1600.

Pero, ¿qué base tiene el DAF 55 Siluro? Pues la de un sencillo 55 de 1967. Un utilitario vendido por la holandesa DAF en el ánimo de competir con el VW Beetle y el FIAT 600, montando el mismo bloque Renault de 1,1 litros y 55 CV que equipaba a algunas versiones del Renault R10. No obstante, sin contar sus excepcionales líneas aerodinámicas este prototipo montó una particularidad mecánica de la gama DAF bastante interesante en la historia del cambio automático.

Hablamos del sistema Variomatic. Un complejo diseño en el que se elimina el pedal del cambio y el diferencial, dominando la escena dos correas que transmiten la fuerza desde las poleas cónicas conectadas a los engranajes de transmisión del árbol hasta las poleas cónicas de las ruedas. Sobre este esquema, las variaciones entre los diámetros de las diferentes poleas hacen que puedan existir multitud de relaciones de transmisión. Un mecanismo algo complejo al ser muy diferente a las cajas de cambio habituales, pero que fue la seña de identidad de DAF durante no pocos años.

daf 55 siluro (1)

Finalmente DAF fue absorbida por Volvo en 1975, sin embargo antes lanzó modelos tan populares como el 55 con motor procedente del Renault R10

No obstante, aquello por lo que destaca el DAF 55 Siluro es, evidentemente, por su carrocería. De hecho fue realizada justo para eso, para destacar. Puesto que DAF nunca tuvo más visos con este prototipo que usarlo como un reclamo en el Salón de Ginebra de 1968. Tras esto, el vehículo permaneció en manos de Michelotti hasta su fallecimiento en 1980. Tras ello, y no sin permanecer un tiempo en propiedad de su hijo, acabó en el museo de DAF. Ahora allí representa, desde un inmerecido segundo plano, el papel de ser uno de los diseños más interesantes en la llamada revolución del diseño en cuña.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez