Coche del día: Citroën AX ECO Diésel

Coche del día: Citroën AX ECO Diésel

Este modelo comercializado en Francia fue el último escalón de una serie de experimentos comenzados en 1981


Tiempo de lectura: 5 min.

En la historia del automovilismo ningún modelo es un concepto aislado en sí mismo. Lejos de ello, todos y cada uno de los vehículos existentes parten de ideas previas, influencias diversas y campos de trabajo ya abiertos anteriormente. Justo la visión compleja y multidisciplinar necesaria para la compresión de esta industria, en la que constantemente aparecen ensayos tecnológicos como el que supuso en 1993 el Citroën AX ECO. Únicamente ensamblado y vendido en el mercado francés, aunque a España llegó por las páginas de la revista Autopista comprobando que la marca no mentía al declarar unos consumos tan ajustados como asombrosos.

Pero vayamos al comienzo. Concretamente a 1981. Año en el que con la ayuda del gobierno francés Citroën se inicia en programa de investigación y desarrollo de prototipos con el objetivo de reducir todo lo posible el consumo. Aquello se llamó ECO, y tenía como objetivo crear automóviles aptos para la fabricación en serie y el uso masivo con unos consumos de tan sólo 2 litros cada cien kilómetros. Sin duda una meta bastante avanzada, aunque se entiende perfectamente debido a la conciencia de ahorro producida a partir de la Crisis del Petróleo sufrida durante la década anterior.

Un primer y rotundo aldabonazo en la conciencia de los fabricantes, adquiriendo estos la conciencia de que los combustibles fósiles no sólo son un bien no renovable, sino también algo peligrosamente dependiente de los vaivenes de la geopolítica y los conflictos internacionales. Así las cosas, no es de extrañar que gobiernos como el francés financiaran con hasta un 50 % programa como el ECO. Sabedores de que, en buena medida, la estabilidad de sus economías dependía – y depende – de la soberanía energética. Con todo esto encima de la mesa, los ingenieros de Citroën comenzaron en ese mismo 1981 presentar una gama de prototipos que llegó hasta las cuatro versiones.

citroen eco (3)

Los primeros ensayos se produjeron en 1981 y se prolongaron hasta 1983, siendo el prototipo más depurado el 2000, cuyas formas muy aerodinámicas y bajo peso aseguraban mejoras en el consumo

Citroën AX ECO, el último escalón en toda una década de investigaciones

Para empezar, lo primero que hizo Citroën fue diseñar una carrocería futurista con volúmenes propios del segmento B dotada de un coeficiente aerodinámico lo más bajo posible. Y lo consiguieron, llegando al 0,22 Cx gracias a un frontal suave que avanzaba con las más de las superficies carenadas posibles hasta acabar en una zaga cortada en estilo Kammback. Desde el punto de vista del manejo del viento era un trabajo ejemplar.

Tras esto hubo que centrarse en la máxima reducción del peso. Asunto que también se resolvió con una excelente cifra, dejando al Citroën ECO 2000 – éste fue el nombre de la última versión – en tan sólo 480 kilos. Realmente bastante poco incluso para un modelo urbano del segmento B, los cuales pesaban a comienzos de los ochenta unos trescientos kilos más de media.

Respecto a la motorización todo se volvió más complejo, ya que se ensayaron diversas fórmulas. Para empezar un escueto bicilíndrico situado en la parte trasera. Algo que podía haber funcionado bien debido al bajo peso del automóvil, aunque en los años ochenta las carreteras ya invitaban a velocidades de crucero mayores que las dadas por bicilíndricos famosos y más antiguos como el Toyota Sports 800 o el propio 2CV.

ax

Del AX Diésel ECO se tienen muy pocas imágenes, aunque entre sus datos técnicos una de las cuestiones más destacables es la incorporación de unos neumáticos especiales con baja resistencia a la rodadura

De esta manera, finalmente se optó por un tres cilindros – existen ciertas fuentes no confirmadas por la propia Citroën en la que se indica que éste era de procedencia FIAT – con el cual obtener unos 35 CV para gastar 2,4 litros a los cien en una velocidad de crucero de 90 kilómetros por hora. Sin duda una marca asombrosa aunque, en verdad, el Citroën ECO 2000 no podía llegar a serie ya que éste nunca hubiera sido visto como una opción creíble y masiva por parte del mercado. Cosa que no es de extrañar, ya que no en vano era un prototipo experimental. Sin embargo, aquella investigación no cayó en saco roto, pues gran parte de ella se aplicó al AX. El pequeño modelo utilitario aparecido en 1984 y que, entre otras virtudes, tomó sus escasos consumos como una de sus principales señas de identidad. Tanto así que en 1993 se estrenó sólo para el mercado francés una variante en tirada corta llamada Citroën AX Diésel ECO. Provisto de algunos elementos aerodinámicos concentrados en la zaga y las llantas carenadas, este modelo prometía unos 50 CV con puntas de hasta 150 kilómetros por hora con consumos de 3,3 litros a los cien cumpliendo una velocidad crucero de 90 kilómetros por hora. Todo ello con unos neumáticos Michelin especialmente enfocados a generar la menor resistencia posible. Finalmente, el Citroën AX Diésel ECO no fue precisamente un éxito de ventas, pero es que realmente nunca estuvo llamado a serlo. Lo interesante fue ver un coche muy cercano al estado de prototipo experimental rodando por la calle tras ser fabricado en serie.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Howard elliott
Invitado
Howard elliott

Aún tengo mi AX 1.1 TRS de 1993 con 94.000 km y lo uso a diario, es fabuloso, lindo diseño, hoy es cool y clásico, es cómodo, rápido, ágil y muy estable además que con los.precios de la gasolina de hoy es un gran alivio pues gasta muy poco

IMG_20211007_004254_497.jpg
IMG_20211007_004254_470.jpg


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.