Coche del día: Chevrolet Camaro Z28 Mk.II

Coche del día: Chevrolet Camaro Z28 Mk.II

Un pura sangre


Tiempo de lectura: 1 min.

Algunos dicen que es el mejor Z28 que jamás se ha producido y para otros el Chevrolet Camaro Z28 es simplemente el mejor. Este pony car plantó cara en 1970 con su segunda versión al creador del segmento, el Ford Mustang. Sobre la plataforma heredada del Pontiac Firebird, montaba un V8 de 5.7 litros con carburador Holley que rendía 360 CV. Con semejante potencia, marcaba un 0-100 km/h en unos 6 segundos, y conseguía una velocidad máxima de 190 km/h. Todo un purasangre que nuestros amigos del continente americano recordarán con cariño.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
reverfons
Invitado
reverfons

Una preciosidad!
Los muscle cars, comparados con un deportivo europeo, no serán tan efectivos o refinados, pero despiertan unas sensaciones que no consiguen esos. No replacement for displacement.

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Totalmente de acuerdo. Qué sensaciones cuando escuchas el borboteo de su V8 acelerando.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.