Coche del día: BMW 323i (e21)

Coche del día: BMW 323i (e21)

El primer BMW Serie con motor de seis cilindros en línea


Tiempo de lectura: 4 min.

BMW, aparte de estar rodeado de polémica por sus diferentes lanzamientos y decisiones, es uno de los fabricantes referencia a nivel internacional. Cada movimiento que realiza esta compañía es seguida por una innumerable cantidad de seguidores y por supuesto, por sus principales rivales y sí, también por otros fabricantes, que se fijan en este tipo de marcas para conocer que será lo que cree tendencia en el futuro.

Sin embargo, BMW pasó por una época complicada, tan complicada, que faltó poco para que Mercedes tomará el control de la empresa. Esto pasó hace muchos años, como seguramente ya sabréis, pero gracias, entre otras cosas, a la Serie 02, pudo sobreponerse a los problemas y crecer a un ritmo imparable. De hecho, desde entonces, no han dejado de crecer y seguramente, nunca lo hagan. Por eso, cuando tocó sustituir a los BMW 2002, tuvieron que hacer las cosas con mucho cuidado, no podían tirar por la borda todo lo que se había logrado hasta el momento y solo había una opción: mejorar lo que ya tenían.

El resultado fue el BMW Serie 3 e21, la primera generación del sedán más famoso, o casi, de la marca alemana. Un compacto sedán que solo tenía dos puertas en sus primeros compases de vida, que replicaba todos los argumentos del 2002, pero con mejoras en todos sus apartados. Solo había un problema cuando llegó el e21 y tenía que ver con sus prestaciones. El coche era más grande, estaba mejor fabricado y también más equipado, lo que provocó que también fuera más pesado, lo que a su vez, afectó a las prestaciones. Para remediarlo, BMW encontró una solución perfecta: meter en el vano motor un bloque de seis cilindros en línea.

bmw 323i coupe (e21) (3)

La presentación del e21 se llevó a cabo en julio de 1975, durante la celebración de salón de Múnich. Cuando se inició la comercialización se empleaban los motores del 2002, pero no tardó en llegar una opción más potente protagonizada por un motor 2.0 de 125 CV: el BMW 320i. No tardó en convertirse en la opción más popular y más deseada de la gama, además, era el único de la gama que lucía el frontal con cuatro proyectores circulares, una imagen que acompañó al modelo durante muchos años. Incluso el E46, la Serie 3 de finales de los 90, todavía presentaba un diseño que mantenía los dos proyectores, aunque estuvieran situados tras una plancha de plexiglás.

No fue hasta 1977 cuando BMW introdujo el bloque M60 de seis cilindros –posteriormente rebautizado como M20–, el cual dio vida al BMW 323i, el más buscado de la generación e21. Era un motor de alto rendimiento que podríamos considerar como clásico, a efectos de buscar las máximas prestaciones con una cilindrada mínima. Fue el motor que sirvió de base para la sucesión evolutiva de los seis cilindros de la marca.

Entre las características que se pueden destacar el motor del BMW 323i estaba el hecho de montar, por primera vez, n cigüeñal que no estaba forjado, sino fundido, y estaba montado sobre siete cojinetes y tenía 12 contrapesos. Las válvulas estaban colocadas en un ángulo de 22 grados con respecto a la vertical y el motor se colocaba en el chasis sobre silenblocks que lograban un funcionamiento muy suave.

Como el nombre del modelo indica –por entonces, BMW seguía una lógica muy sencilla, donde el primer número indica la serie del modelo y los siguientes el cubicaje del motor–, el seis cilindros del BMW 323i tenía 2,3 litros –2.315 centímetros cúbicos exactamente– y rendía 143 CV a 6.000 revoluciones y un par de 190 Nm a 4.500 revoluciones. El peso era de 1.155 kilos, con una relación peso-potencia de 8,07 kilos por caballo. La velocidad máxima era de 190 km/h, completaba el 0 a 100 km/h en 9,5 segundos y los 400 metros con salida parada en 16,4 segundos. Todo ello con una caja de cambios de cuatro relaciones.

El chasis se adaptó al aumento de potencia y potenció su tacto y talante deportivo. Así, la suspensión –McPherson delante e independiente con brazos oblicuos detrás– y la dirección tenían nuevos ajustes, los frenos traseros pasaron a ser de disco y los delanteros adoptaron rotores ventilados. Los neumáticos eran más anchos, aunque hoy resultan pequeños, pues eran 185/70 VR 13.

La producción del BMW 323i e21 se detuvo en 1982, casi al mismo tiempo que se presentaba su reemplazo, el BMW Serie 3 e30, el cual, se pone a la venta al año siguiente, cuando se descataloga definitivamente el e21.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso